Apuestas a la Copa Davis: Claves para ganar con la ‘Armada española’

Apuestas a la Copa Davis

Durante muchos años y todavía hoy, al grupo de tenistas españoles que copaban los primeros puestos del Ranking mundial, con, en muchas ocasiones, más de uno entre los diez primeros de la ATP, se les denominó la ‘Armada Española’. Por si no estáis puestos en historia, la Armada Española se hizo muy famosa y célebre a raíz del intento fallido que tuvimos, allá por 1588, de invadir Inglaterra con una gran flota de barcos, a la que se denominó la ‘Grande y Felicísima Armada’. La cosa no acabó muy bien, pero el término perduró. Ahora, todos esos grandes tenistas aglutinan, como si fuesen galeones, un conjunto potente y temible, que hace honor a ese nombre. Y con las apuestas a la Copa Davis de este fin de semana vuelven a estar de actualidad.

Y precisamente, el destino ha querido que en esta primera ronda de la Copa Davis 2018, dentro del Grupo Mundial, España se mida a Gran Bretaña. Es algo así como una coincidencia divina, y una estupenda oportunidad para los nuestros de volver a consagrarse como una de las potencias de este torneo y del tenis a nivel mundial, un cartel que abandonamos hace algún tiempo. Nos ha costado volver a estar en el Grupo Mundial, al que regresamos el pasado año, pero este curso todo puede ser bien diferente.

Y así lo reflejan las apuestas a la Copa Davis desde esta primera eliminatoria. Jugamos en casa, y el sorteo ha sido propicio, así que los jugadores y la afición se han ilusionado rápidamente con la posibilidad de volver a protagonizar alegrías en esta fantástica competición, tan diferente siempre dentro del mundo del tenis, y en la que el deporte español ha vivido algunas de sus máximas alegrías. Así que, la pregunta es… ¿os animáis a apostar con nosotros este fin de semana? Estamos seguros de que sí.

Apuestas a la Copa Davis: España – Gran Bretaña

Echando un vistazo a las cuotas de apuestas a la Copa Davis en esta primera ronda, el duelo entre españoles y británicos tiene un favorito muy claro. Gran Bretaña, potencia histórica en el tenis (y de las más clásicas) hace tiempo que dejó de ser una referencia en cuanto a esta competición, que al fin y al cabo refleja bastante bien el nivel tenístico de cada momento en cada país. Esa decadencia del tenis británico, sin apenas grandes éxitos en las últimas décadas aunque con excepciones muy honrosas (a todos se nos viene a la cabeza Andy Murray) se manifiesta de forma especialmente dura en el torneo por equipos de referencia en el mundo de la raqueta. No sólo con una figura basta. Es necesario tener un equipo completo y compensado, y Gran Bretaña acude a Marbella sin su figura mundial, y con su jugador número 2 tocado.

Murray no está por lesión y Kyle Edmund, número 26 del planeta, se reservará para una hipotética jornada decisiva el domingo… si es que Gran Bretaña llega viva a la misma

En lugar de estos dos jugadores, los británicos acuden a la cita con dos semi desconocidos para el gran público y sin experiencia en estas lides: Cameron Norrie, número 114 del mundo, que se enfrentará al número 2 español, Roberto Bautista, y Liam Broady (número 165), que abrirá la eliminatoria ante Albert Ramos. España se deja a David Ferrer como comodín para tirar de él, si es necesario, el domingo en individuales. En cuanto al partido de dobles, la pareja conformada por Pablo Carreño y Feliciano López jugará ante Dominic Inglot y Jaime Murray, un dúo que sí que tiene algo más de recorrido en Copa Davis.

De hecho, quizás el doble pueda ser, seguramente, la auténtica clave de cara al devenir definitivo de la eliminatoria, que tiene un marcado acento español. En cuanto a las apuestas, la lógica y el cuerpo nos dicen que apostar por España en cada enfrentamiento puede darnos beneficios. Se juega en tierra batida, superficie muy complicada para jugadores no especialistas, y en la que nuestros tenistas se mueven como pez en el agua.

 

 

Como decimos, en individuales, las cuotas a favor de los tenistas españoles son irrisorias, así que quizás sea una buena oportunidad para ir a por mercados de hándicap o de marcador. Si Albert Ramos gana por más de 7 juegos a Liam Broady en el partido inicial, la cuota es de 1.72, y si Bautista hace lo propio con Cameron Norrie, es de 1.61. Incluso una apuesta combinada a favor del 3-0 para los españoles en ambos casos nos dejaría una cuota de 2.25.

Es en el doble en el que habría que tener algo más de cuidado. Inglot y Murray mantienen un registro de dos victorias y tres derrotas en Copa Davis, y aunque no son grandes cifras, una de esas victorias fue sobre tierra batida y el encuentro podría complicarse si los nuestros no están atentos desde el principio. En cualquier caso, todo apunta a que España pasará de ronda sin demasiadas complicaciones, de modo que es, sin duda, un gran fin de semana para apostar de forma clara por los tenistas nacionales.