Apuestas de caballos y tipos de carreras: Todo lo que debes saber

apuestas de caballos

Cuando en este Blog hablamos de apuestas de caballos, tengo que detenerme un momento y poner los cinco sentidos sobre la pantalla. No es que no lo haga con cada Post y cada pronóstico que os propongo, pero es cierto que las apuestas de caballos son una modalidad tan famosa y popular como tremendamente compleja para aquel que nunca haya experimentado con este tipo de apuestas deportivas. Para ser bueno en las apuestas de caballos hace falta mucha práctica, un caudal bastante importante de información y experiencia previas, y mucha paciencia. Pero como siempre os decimos, esto no significa que el mundo ecuestre sea inabarcable para el apostador novato. Simplemente requiere algo más de preparación… pero luego se disfruta tanto o más respecto al resto de modalidades.

Si sois habituales de este Blog (que seguro que sí, que tenemos nuestros fans), os acordaréis de que en su día hablamos de trucos que hay que saber a la hora de hacer apuestas de caballos, y repasamos las carreras más importantes del mundo, así como las 5 máximas que debes seguir a la hora de apostar. Pues bien: hoy le damos una vuelta de tuerca más a nuestro particular manual de apuestas de caballos, hablando de los tipos de carreras de caballos que existen.

Ante todo debemos aclarar una cosa: puede que nos dejemos algo en el tintero, ya que si hablamos de tipos de carreras de caballos es casi imposible abarcar todo desde un punto de vista estricto. Aunque este bendito deporte tiene su origen en el Reino Unido y en Europa se siguen, en general, muchos de los patrones marcados por el estilo británico, cada país tiene sus propias particularidades y en Estados Unidos también hay una tradición propia. Pero intentaremos sintetizar al máximo los tipos de carreras más importantes, enumerándolas en base a varias clasificaciones diferentes.

La primera división: Carreras planas y de obstáculos

En el mundo de las carreras de caballos en las que se apuesta, que ya es una primera diferencia, podemos hablar de carreras planas, es decir, aquellas en las que los distintos caballos compiten sin ningún tipo de impedimento que tengan que saltar o sobrepasar, y en las que prevalecen la velocidad y la resistencia, y las carreras de obstáculos o de saltos, que también tienen en cuenta, y de forma muy importante, la agilidad del animal y de su Jockey, claro.

En el Reino Unido se denomina Turf (césped en inglés) a esas carreras de caballos en las que el público puede apostar. Como ejemplos (y máximos exponentes) de esta división podríamos citar el Grand National como el evento más importante en lo que a carreras de obstáculos se refiere, y a Royal Ascot como el gran festival de las carreras planas. Pero todas estas carreras se dividen, a su vez, en diversas categorías.

Clases

Dentro de las carreras planas, se suele dividir a las mismas en distintas clases. Hay dos tipos básicos muy bien diferenciados: Carreras de Class 1 y Carreras de Hándicap.

  • Las Carreras de Class 1 son las más importantes, y en ellas todos los caballos suelen competir con el mismo peso. Se subdividen, a su vez, en grupos en función de su importancia, sobre todo desde el punto de vista de las razas de los caballos, partiendo de carreras internacionales a eventos de tipo más nacional y local. Para las carreras más importantes de este primer grupo hay que tener en cuenta que los purasangres empleados, generalmente, se preparan para los eventos durante todo el año, y por tanto corren pocas carreras además de las de este tipo.
  • Las Carreras de Hándicap se diferencian en que a los caballos se les asignan pesos diferentes en función de su capacidad y habilidad. También se subdividen en varias clases.

Distancias

La distancia recorrida en las carreras es otra forma de clasificar los distintos tipos de eventos que hay. Por norma general, las distancias pueden variar entre los 400 y los 4.000 metros, aunque lo normal es que abarquen entre 1 y 1,6 kilómetros, siendo esta última medida la equivalente a una milla. Si nos fijamos en las clasificaciones británicas, varían entre los cinco Furlongs (medida anglosajona utilizada en este mundo de los caballos, y que equivale a 201,168 metros) y las 2 millas, es decir, entre 1,006 y 3.200 metros.

En Estados Unidos, la mayoría de las carreras están limitadas a los caballos purasangre y oscilan entre 1 y 1,5 millas de distancia. Las más populares, como el Derby de Kentucky, son de una distancia de 1,25 millas, es decir, unos 2 kilómetros.

Otro tipo de carreras: Las clásicas

Si uno escarba un poco en los distintos tipos de carreras de caballos encuentra muchas más clasificaciones, como las denominadas ‘Clásicas’: carreras disputadas en Gran Bretaña en las que compiten caballos no castrados de tres años de edad, con varios eventos importantes. Otro tipo de carreras son las ‘Nursey’, carreras de Hándicap restringidas a caballos de dos años de edad, o las ‘Maiden’, para caballos que nunca han ganado una carrera. Las posibilidades son muchísimas, pero saber un poco las más básicas y populares es importante de cara a saber ser certeros con nuestras apuestas de caballos.

Sacando conclusiones

En definitiva, no conviene saturarse con demasiada información, especialmente cuando hablamos de un mundo tan complejo y diferente según dónde estemos. Pero sí está bien ir empapándose poco a poco de todo este tipo de particularidades para sacar mayor partido de las apuestas de caballos. En carreras muy populares, como las de Class 1, las cuotas entre los favoritos suelen estar muy repartidas, así que apostar a ‘colocado’ se hace más complicado; en las de Hándicap, sin embargo, la cosa cambia a pesar de ser carreras normalmente de muchos participantes. Son ejemplos como estos los que nos tienen que servir para ir aprendiendo.