5 selecciones con las que dar el golpe en las apuestas al Mundial 2018

apuestas al campeón del mundial

Hace poco hablamos sobre las apuestas especiales de las que ya podemos echar mano de cara a ese Mundial 2018 que se nos viene encima. Todavía quedan muchas fechas hasta que eche a rodar el esférico en el choque de inauguración, pero como ya explicamos, hay determinadas apuestas que merece la pena pensar, planificar y ejecutar antes de que dé comienzo el torneo, e incluso puede ser beneficioso o razonable hacerlas con un poco de distancia en cuanto a esa cuenta atrás para la fecha de inicio. Por ejemplo, las apuestas al campeón del Mundial son una buena opción.

apuestas en directo

Sin embargo, añadido a eso, hay muchísimos más análisis que hacer, ahora que todavía tenemos tiempo antes de que arranque la cita deportiva más importante del año.

Uno tiene que ver con la actuación de las distintas selecciones en la primera fase del Mundial. En todas las ediciones hay sorpresas, y en la mayoría de las ocasiones, esas sorpresas incluyen a alguno de los países favoritos para ganar el título. Bien porque decepcione y se quede fuera a las primeras de cambio, o bien porque confirme su favoritismo de una forma tan fuerte que lleve a esa selección a caminar por las primeras rondas del Mundial de goleada en goleada. La segunda fase siempre es otra historia bien distinta, y también es habitual que un equipo que ha sido una apisonadora en la fase de grupos decepcione después, o viceversa. Pero eso da incluso para otro análisis, que ya haremos cuando toque.

Nos interesa mucho la composición de los grupos y las cábalas respecto a los clasificados para octavos de final, ahora que se puede hacer un ejercicio de predicción muy basado en la trayectoria que los 32 países clasificados han seguido para llegar hasta aquí. Mientras no lleguen esas semanas previas en las que habrá un torrente de partidos amistosos de preparación, nuestro bagaje de cara a las apuestas al Mundial 2018 es lo que hemos visto hasta ahora. Y en función de eso, se pueden dibujar algunas tendencias interesantes, que pueden hacernos ganar una buena suma de dinero en las primeras dos semanas de competición. Siempre con cautela y sabiendo que todo esto es pura teoría, y que en algún caso nos equivocaremos. Pero en general, conviene tener estas dinámicas en cuenta.

La deuda de Brasil

Si echamos un vistazo a las apuestas al campeón del Mundial 2018, la Canarinha aparece como favorita acompañando a la vigente campeona Alemania en las dos primeras posiciones de la lista. La cuota por el triunfo de Brasil para ganar el Mundial de Rusia es de 6€ por Euro apostado. Sin embargo, hasta hace bien poco, el estatus que se le otorgaba al país que más veces ha levantado la Copa del Mundo era más bien regular. A Brasil hace tiempo que se le achaca el haber abandonado su seña de identidad: el denominado Jogo Bonito, abanderado por las distintas generaciones que hicieron del combinado carioca el considerado por muchos como el mejor de la historia en diferentes etapas.

La considerada como última de esas grandes generaciones de talentos ‘malabaristas’ del balón se extinguió después del último título brasileño en 2002. Nadie ha logrado superar desde entonces a los Ronaldo, Ronaldinho, Kaká o Roberto Carlos. Ni siquiera la actual generación de jugadores abanderada por Neymar, sin duda uno de los colosos del fútbol mundial en estos días. Las semifinales del último Mundial 2014 en son el techo de Brasil desde su última conquista.

Pero, precisamente, parece que lo sucedido en la cita celebrada en su propia casa ha espoleado a la generación capitaneada por Neymar, que poco a poco se ha ido nutriendo de savia nueva alrededor del ex futbolista del Barça y ahora crack del PSG. Jugadores como Philippe Coutinho, Roberto Firmino o Gabriel Jesús han devuelto la alegría a Brasil, al menos en cuanto a números. La fatídica semifinal ante Alemania, ese 1-7 que dejó boquiabierto al mundo y llenó de lágrimas a un país entero, fue un antes y un después en esta nueva selección brasileña, que parece haberse tomado el reto de hacer un gran papel en Rusia como una cuestión de estado… y de honor.

Brasil sólo perdió dos encuentros en toda la fase de clasificación para el Mundial en la zona Sudamericana, y ha ido de menos a más, explotando como combinado potente y temible a partir de 2016, siendo por méritos propios de las selecciones que más apuestas al campeón del mundial tiene. Acumuló 10 victorias y 2 empates en sus últimos 12 encuentros oficiales, en los que sólo encajó 3 goles. Es verdad que no marca una cantidad increíble de tantos, pero es solvente y muy fiable… y suele ‘cocinar’ sus partidos y tardar un poco en obtener ventaja. Claves, sin duda, que nos ayudarán a apostar mejor cuando de comienzo su periplo en el Grupo E, en el que es evidentemente favorita, encuadrada junto a Suiza, Costa Rica y Serbia.

La maquinaria alemana

Junto con Brasil, como decimos, Alemania es el rival a batir y gran favorito en las apuestas al campeón del mundial. Su triunfo en el Mundial 2014 fue la culminación de un gran trabajo por parte de su seleccionador, Joachim Löw, que ha entregado las riendas de la Mannschaft al talento, sobre todo de sus centrocampistas. A día de hoy sólo España parece capacitada para tocar el balón y retenerlo tanto o más que el combinado teutón. Y además, es un combinado solvente atrás y con dinamita arriba. Y sus números en las últimas citas internacionales lo dicen absolutamente todo: no se ha bajado de los tres primeros puestos (o las semifinales) en todas y cada una de sus participaciones en Mundiales y Eurocopas en los últimos 16 años. Fue subcampeona del mundo en 2002, tercera en los Mundiales de 2006 y 2010, y campeona en Brasil, y en cuanto al campeonato europeo, fue subcampeona en 2008, y tanto en 2012 como en 2016 alcanzó las semifinales.

2017 fue un año especialmente revelador sobre el panorama actual del fútbol alemán: la absoluta acudió a la Copa Confederaciones en calidad de vigente campeona del mundo, y ganó el título con un equipo doblemente menor, puesto que renunció a convocar a casi todas las grandes estrellas y utilizó a futbolistas sub 21 que, además, habían sido descartados para la Eurocopa de su categoría, que se disputó casi al mismo tiempo… y que también se llevó Alemania.

Apostando por la vigente campeona apostamos, por tanto, por una opción absolutamente fiable, una maquinaria de ganar engrasada que nos asegura un alto porcentaje de acierto. Y si hablamos sólo de los partidos de la primera fase, Alemania está encuadrada en el Grupo F junto a México, Suecia y Corea, tres rivales teóricamente muy asequibles. Alemania no pierde un partido oficial desde julio de 2016, y en la fase de clasificación para el Mundial hizo pleno de victorias, con una media goleadora de más de 4 goles por partido. Todo dicho.

Ojo con Bélgica… ¡Y con Islandia!

Si queremos dejar aparcadas las apuestas al campeón del mundial e irnos a mercados de Rusia 2018 más rebuscados en su primera fase, conviene fijarnos en dos selecciones europeas que han seguido caminos bastante diferentes en cuanto a trayectoria y respecto al estatus y las expectativas que se tienen puestas en ellas. Bélgica aparece como sexta favorita en las apuestas al campeón del Mundial, algo que concuerda con el elevado nivel que las apuestas también le confirieron al país centroeuropeo en la pasada Eurocopa 2016. Sin embargo, el camino de Bélgica en aquella cita no fue del todo solvente. Empezó con una dura derrota ante Italia, y aunque Los Diablos Rojos se repusieron con dos victorias ante Irlanda y Suecia, su triunfo en el último partido de la primera fase contra el combinado nórdico fue especialmente dramático y el juego nunca llegó a convencer. La sorpresa negativa se consumaría en cuartos de final, donde Bélgica fue superada por la sorprendente Gales, remontada incluida.

Bélgica tampoco estuvo del todo fina en Brasil, cita a la que ya llegó como una de las favoritas en las apuestas al campeón del Mundial 2014, debido a la generación de futbolistas que aún hoy lideran el equipo. Los Hazard, Fellaini, De Bruyne, Courtois y compañía llegaron hasta cuartos de final ganando todos sus partidos, pero sin destacar en ninguno de ellos y superando todos los envites por la mínima, ante rivales, en algunos casos, bastante inferiores. Argentina cortó su progresión en otro encuentro resuelto de forma ajustada.

Y en el extremo opuesto encontramos a Islandia. La gran sorpresa de la fase de clasificación europea superó a Croacia, Ucrania y Turquía, perdiendo únicamente dos partidos y siendo una de las selecciones menos goleadas del viejo Continente. La sorpresa no es tanta si tenemos en cuenta la increíble Eurocopa 2016 que se marcó el combinado nórdico, llegando a cuartos de final y eliminando, entre otras, a Inglaterra en octavos.

Las máximas en ambos casos, por tanto, están claras. Estamos ante una selección potente que, aun ganando sus partidos, ha sido discreta en cuanto a resultados y marcadores en las últimas dos grandes citas Continentales, y otra que saca el máximo rendimiento de sus mínimas virtudes. Ideales para apuestas a marcadores ajustados y mínimas sorpresas. Islandia está encuadrada en el Grupo D junto a Argentina, Croacia y Nigeria, y Bélgica en el G con Panamá, Túnez e Inglaterra.

Apuestas al Mundial 2018: ¿Y España?

La quinta selección que debíamos analizar mínimamente en las apuestas al campeón del Mundial no podía ser otra. La Roja acude al Mundial de Rusia como cuarta favorita en las apuestas a campeón, por detrás de Alemania, Brasil y Francia, con una cuota de  7.50. No es el equipo más potente, en principio, y aunque su clasificación para octavos de final es muy asequible (está encuadrada en el Grupo B junto a Portugal, Irán y Marruecos), su partido contra la vigente campeona de Europa determinará tanto su posición final en el cuadro y posterior dificultad a la hora de encontrarse rivales en las eliminatorias, como su nivel real en su primera cita importante tras el fiasco de la Euro 2016.

España tiene unas características bien claras a la hora de pronosticar posibles apuestas en sus partidos de la primera fase: toque, posesión y juego de ataque, que no se traduce necesariamente en muchos goles. Sí suele basar su rendimiento en estas citas en su seguridad defensiva: pocos goles en contra. Y en general, partidos muy ajustados en marcador. Estas serán las consignas a la hora de apostar por la Roja.