Consejos para no caer en el tópico en tus apuestas al Gran Premio de Austria de F1

gran premio de austria de f1

Cuando el hambre aprieta, nos agarramos a cualquier cosa que encontremos para darle un respiro a nuestro estómago. Y desde luego, si extrapolamos este ejemplo a las apuestas deportivas, no puede haber periodos de mayor hambruna que un verano sin grandes eventos de fútbol. Por eso, es en estas fechas cuando aparecen nuevas vías para apostar, y en esas aparecen las apuestas de Fórmula 1. Le echamos un vistazo al Mundial de F1, una disciplina que parece haber perdido interés con los años, debido al formato de competición, que hace que siempre ganen los mismos.

Pero mira por dónde, resulta que esta temporada está discurriendo por derroteros diferentes. El Mundial anda algo más abierto y sobre todo muy encendido, con una lucha encarnizada entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, y con mucha polémica. Así que nos ponemos el mono de carreras y el casco, y analizamos las apuestas al Gran Premio de Austria de F1, que echa a rodar este fin de semana.

Como decimos, si andas algo desconectado del mundo del motor, no está tan claro que esta temporada gane siempre Mercedes, así que el Gran Premio de Austria de F1 puede ser una excelente oportunidad para que recuperes esa ilusión por un deporte que, no hace tantos años, entusiasmaba a todos. Ya sé que todavía no tenemos a Fernando Alonso compitiendo por cotas altas, pero todo se andará.

El Gran Premio de Austria, territorio Mercedes

Desde su regreso al calendario del Mundial de F1 en 2014, el Gran Premio de Austria ha estado totalmente dominado por la escudería que también es favorita para llevarse el campeonato, tanto en constructores como en pilotos. No nos engañemos: Mercedes sigue siendo el enemigo a batir, y aunque Ferrari ha conseguido ser un equipo competitivo contra su gran rival esta temporada, lo más aconsejable sigue siendo apostar por los bólidos plateados. Y más en este circuito.

Sin embargo, si por algo se está caracterizando este Mundial, es por la alternancia. Tras ocho Grandes Premios esta temporada, Mercedes, Ferrari y Red Bull copan las victorias, pero ningún piloto ni escudería ha ganado dos pruebas seguidas. Eso quiere decir que siempre puede haber sorpresas, y que por mucho que las cartas estén sobre la mesa, esta temporada algo está cambiando aunque algunos no lo quieran ver.

Hamilton venció el año pasado en el GP de Austria y Nico Rosberg se impuso en las dos primeras reediciones desde 2014; El circuito Red Bull Ring, no obstante, es la ‘casa’ de la escudería austríaca

Después de su abandono en Bakú y tras su incidente con Sebastian Vettel, Lewis Hamilton no querrá volver a cometer ningún error que le haga perder más comba con el alemán. En este trazado parte con teórica ventaja, y además, desde la escudería germana se ha deslizado en los últimos días que todavía pueden exprimir aún más su potentísimo motor.

Nuestra primera recomendación es, por tanto, apostar por una victoria del piloto inglés, teniendo a Bottas en un tercer plano (por detrás de Vettel), o incluso cuarto si queremos arriesgar. La cuota por la victoria de Hamilton es de 1.80, y si nos vamos a Bottas, sube hasta 5.50.

Todos los ojos puestos en Vettel

La maniobra intencionada del cuádruple campeón del mundo sobre Hamilton en el GP de Azerbaiyán sigue siendo lo más comentado en esta previa del Gran Premio de Austria. Todavía con la sombra de unas críticas feroces por su pérdida de papeles, parece que el alemán podrá correr, aun cuando muchos incluso pedían su descalificación del Mundial. En cualquier caso, que esté sobre el asfalto en el Red Bull Ring supone que tenemos que tenerle muy en cuenta para la victoria final… aunque Austria no le trae buenos recuerdos, precisamente.

A Sebastian Vettel no se le da nada bien el GP de Austria. Nunca subió al podio. En sus 3 comparecencias previas sufrió dos retiradas y un cuarto puesto

Suponemos que el teutón estará mucho más calmado desde el punto de vista de sus nervios, y eso podría incluso dejarle algo ‘tocado’ en cuanto a no arriesgar lo suficiente para ganar. No obstante, no deja de ser el líder vigente del campeonato, y además contará con un poco de potencia extra anunciada por Ferrari para esta prueba.

Nuestras recomendaciones ponen, por tanto, a Vettel como segunda opción más segura para apostar, con una cuota de 3.25. Pese a ello, ahora avanzaremos alguna alternativa algo arriesgada pero que puede resultar interesante. ¿Y qué decir de Kimi Raikkonen? El segundo piloto de Ferrari tiene un coche competitivo, pero sus resultados en lo que llevamos de curso no le colocan en una posición precisamente buena a la hora de pensar en jugárnosla por él. Sólo ha obtenido 2 podios en lo que llevamos de Mundial.

Las opciones de Red Bull

Como decíamos, Austria es la casa de la escudería que no hace tanto dominaba sobre las demás con una autoridad insultante. Esa superioridad de Red Bull hace tiempo que dejó de existir, y aunque el bólido de los toros rojos sigue siendo razonablemente competitivo, está un escalón por detrás de los Mercedes y los Ferrari. Por tanto, sus opciones de victoria dependen de errores de sus dos contrincantes.

Sin embargo, el equipo cuenta en sus filas con uno de los pilotos más competitivos y regulares de la parrilla, Daniel Ricciardo, y la lucha encarnizada entre Mercedes y Ferrari podría acabar beneficiando a una escudería que no deja de ‘jugar en casa’. Eso puede ser una ventaja.

Ricciardo no se ha bajado del podio en los últimos cuatro Grandes Premios

El australiano lo tiene difícil, pero estará ahí si los demás cometen un error o si alguno se queda fuera de la carrera en algún percance o accidente. Quizás en otros circuitos o circunstancias no le tendríamos en tanta estima, pero en esta ocasión, apostar por Ricciardo puede ser una alternativa de riesgo medio pero que merece la pena incluso por delante de Raikkonen o Bottas, no tanto de Vettel o Hamilton. Apostar por que acaba en el podio es, igualmente, una fantástica opción. Su triunfo en la carrera se paga a 23.00.

La escudería revelación

Para terminar, merece la pena dedicarle unas líneas a las opciones que puedan tener los dos Force India de Esteban Ocon y Sergio Pérez. Tras Mercedes, Ferrari y Red Bull, el equipo indio camina nada menos que cuarto en el campeonato de constructores, demostrando que su motor y su coche son más fiables que los Williams, los Toro Rosso o los Renault, por ejemplo.

Esteban Ocon y Sergio Pérez estuvieron entre los 10 primeros en 7 y en 6 de los ocho Grandes Premios disputados hasta ahora

Evidentemente, pensar en una victoria de Force India en el Gran Premio de Austria suena a quimera, pero si los dos coches son tan competitivos como en Bakú y hay problemas en las primeras posiciones de carrera, estarán ahí para ‘rascar’ todos los puestos que puedan. Puede ser una buena alternativa para apostar al podio si queremos arriesgar.