Las apuestas al decisivo Italia-Suecia desde todos los puntos de vista

apuestas italia suecia

La repesca para el Mundial 2018 empieza a tocar su fin. Este lunes, el Italia-Suecia que se disputa en el Estadio Giuseppe Meazza de Milán decidirá si la escuadra ‘azzurra’ está en Rusia o no, una auténtica cuestión de estado y hasta podríamos decir que planetaria, ya que uno de los combinados históricos más potentes del mundo está ahora mismo fuera después del resultado cosechado en la ida de esta eliminatoria en tierras suecas. Es por ello que las apuestas al Italia-Suecia han cobrado, si cabe, mayor relevancia todavía de la que ya arrastran.

apuestas en directo

Por cierto, que para este partidazo entre italianos y suecos, Sportium ha preparado una PROMOCIÓN fabulosa, con una serie de cuotas mejoradas de las que puedes aprovecharte para esta noche. Como que habrá, al menos, un penalti señalado. Pero puedes ver todas y apostar a este partido con los mejores consejos de apuesta, que encontrarás aquí. ¡Adelante!

El Italia-Suecia en números

El 1-0 cosechado por los suecos en la ida dejó varias conclusiones, pero también sensaciones encontradas. Italia no hizo un mal partido y a pesar de ello se llevó un mal resultado, algo que dice bastante de la debilidad de la ‘azzurra’ como equipo cada vez que golpean en su autoestima. Ya lo demostró en la fase de clasificación ante España, sobre todo tras ese 3-0 en el Bernabéu que condenó a los italianos a la repesca. No es el combinado transalpino un equipo que tenga excesiva fortaleza para recuperarse de los golpes.

Pese a ello, en toda la fase de clasificación Italia perdió sólo un encuentro, y en casa ganó sus cinco partidos a excepción de dos, que empató también frente a España y contra Macedonia, aunque este fue el último de los italianos en su país, y ya sabían que iban a clasificarse como segundos, por lo que el resultado cobra menos valor en este caso. En toda la fase de clasificación, Italia recibió únicamente dos goles en casa y marcó en todos los partidos. Hablamos, por tanto, de un equipo que a pesar de que no pasa por sus mejores momentos históricos, sigue siendo enormemente complicado de batir como local.

Suecia fue un equipo tremendamente regular durante la fase de clasificación, y dejó fuera incluso de la repesca a toda una selección histórica como Holanda, quedando en segundo lugar de su grupo por detrás de Francia. El gran mérito de su clasificación ha estado en su condición de equipo imbatido en casa, donde Francia cayó, y donde Holanda sólo fue capaz de empatar. Así lo demostraron también hace pocos días contra Italia. Como visitante, sin embargo, Suecia baja enteros, ya que sólo logró dos victorias en la última fase, y fueron ante rivales de poco empaque como Luxemburgo (0-1) y Bielorrusia (0-4). Los nórdicos cayeron en Francia, Bulgaria y Holanda, y encajaron siete goles en esos tres partidos de exigencia.

De hecho, las dos victorias de Suecia en la última fase de clasificación fueron sin encajar goles, por lo que si los suecos reciben tantos, pierden. Esta norma se cumple desde 2013, fecha desde la cual el equipo no gana un partido oficial en fases de clasificación para un Mundial fuera de casa y encajando goles. Y Suecia no gana en Italia en partido oficial desde 1983, fecha en la que venció por 0-3 en fase de clasificación para la Eurocopa de 1984.

Posibles apuestas para el partido

Cinco de los últimos siete partidos oficiales de Italia dejaron un saldo de dos o menos goles. Ninguna de las dos selecciones es goleadora, y muy probablemente veremos otro encuentro cerrado y de pocas ocasiones en Milán. Los italianos están obligados a ganar el encuentro, pero también mirarán mucho hacia su portería, porque cualquier gol de Suecia complicaría y mucho el pase de los de Giampiero Ventura. Veamos posibles apuestas para el partido:

Por tanto, si hay entre 0 y 2 goles totales en el partido, la cuota es de 1.57, y si no marcan ambos equipos, la cuota es de 1.50. Son dos cuotas bajas pero muy posibles. También la victoria de Italia, que puede no valerle a 90 minutos, pero que seguramente sí será muy factible a pesar de ello, con una cuota de 1.44. Para los que quieran algo más de riesgo, si Italia no encaja goles, la cuota es de 1.66, y si gana sin encajar goles, la cuota es de 2.00. Y si el resultado al descanso / final del partido es de empate / Italia, sube hasta 3.70. Para los que apuesten por Suecia, si los nórdicos simplemente marcan uno o más goles, la cuota es de 2.20.