Pronósticos para el Mundial 2018: Analizamos el Grupo G

Bélgica, la favorita del Grupo G del Mundial

Comenzamos la recta final de nuestras Apuestas al Mundial, en cuanto al repaso de cada uno de los Grupos que deparó el sorteo de la primera fase, allá por el mes de diciembre. Y encaramos el que es, a priori, uno de los Grupos en los que mejor definidas están, sobre el papel y en teoría, las dos primeras posiciones, debido a la diferencia de nivel entre Selecciones: El Grupo G. Inglaterra, Bélgica, Túnez y Panamá integran un cuadro en el que los dos combinados europeos son muy favoritos sobre el equipo africano y el centroamericano. La gran duda respecto a las apuestas estará, por tanto, en saber por cuál de los dos combinados del viejo Continente apostar: Ingleses o belgas. Dos equipos con alguna que otra particularidad.

apuestas en directo

A priori, Bélgica supera a Inglaterra en cuanto a favoritismo. Pero, más allá de eso, estamos ante un Grupo en el que, paradójicamente, las sorpresas pueden estar a la vuelta de la esquina. Y es que los Pross y los Diablos Rojos (así se les llama, aunque compartan apodo con el Manchester United en materia de clubes) se enfrentan a dos combinados bastante desconocidos. Eso siempre es un hándicap. Y, además, Bélgica e Inglaterra son conocidas por protagonizar serios desencantos en torneos de primer nivel, en los que partían como combinados a seguir.

El Grupo G

Como decíamos, si atendemos sólo a las cuotas de Apuestas para el Grupo, Bélgica es incluso más favorita que Inglaterra, y hasta cierto punto es normal. Por futbolistas, los belgas tienen desde hace tiempo un equipo enormenente vistoso de cara al espectador, repleto de estrellas procedentes de una de las generaciones con más talento de toda la historia del fútbol de su país. Juntar en un mismo equipo a nombres como Thibaut Courtois, Eden Hazard, Romelu Lukaku, Kevin de Bruyne, Vincent Kompany, Dries Mertens, Mousa Dembelé o Toby Alderweireld (y podríamos seguir) es algo que pasa pocas veces en la historia de una Selección. Es por eso que, desde hace años, se le viene reclamando a Bélgica algún éxito de empaque, cosa que, sin embargo, no ha sido capaz de hacer.

El techo de Bélgica está en los cuartos de final. Es la ronda que alcanzaron en el Mundial 2014, y también en la pasada Eurocopa, en la que fue sorprendentemente eliminada por Gales

La presión por llegar lejos se notó mucho en la cita mundialista de Brasil, en la que Bélgica no consiguió desplegar el fútbol que suele realizar durante las fases clasificatorias. Ganó todos sus partidos hasta cuartos, pero siempre por la mínima, y teniendo que remontar resultados, como en su debut ante Argelia (2-1) y en octavos de final ante Estados Unidos, recurriendo a la prórroga. Durante la última fase de clasificación, Bélgica fue uno de los combinados europeos más fuertes, logrando su pase sin derrotas en su grupo, y consiguiendo marcar 43 goles en 10 partidos. Tiene una línea de ataque poderosa, un medio campo de los más talentosos de toda la Copa del Mundo y una defensa razonablemente fuerte, pero le falta dominar más, y ser más contundente en su juego.

Apuestas Mundial Grupo G

Apuestas Mundial Grupo G: Así están las cuotas

En cuanto a Inglaterra, lo cierto es que toda esa expectativa que genera Bélgica, la Selección inglesa la mantiene aparcada en una especie de ‘nevera’ esperando el inicio del torneo. Son muchas décadas las que llevan los aficionados ingleses esperando algún éxito del equipo nacional, más allá de aquella Copa del Mundo conquistada en su país en los años 60. Pero Inglaterra, al igual que España hasta sus recientes éxitos, ha sido siempre una Selección que parte como favorita a todo y siempre (o casi siempre) decepciona. Esto ha generado un sentimiento nacional de victimismo que se instaló definitivamente tras la no participación de los Pross en la Eurocopa 2008. En la última década, su mejor resultado fueron los cuartos de final de la Eurocopa 2012. Todo dicho.

No obstante, Gary Southgate ha conseguido formar un equipo joven y consolidado, con algunos de los jugadores más prometedores del futuro futbolístico internacional

No es que sea un equipazo, pero el equipo inglés tiene una defensa que, poco a poco, se ha ido conjuntando para hacer de esta Selección un equipo que recibe muy pocos goles, un medio campo con bastante talento, comandado por Dele Alli, y una delantera temible, en la que destaca uno de los mejores delanteros mundiales del momento: Harry Kane. Los resultados de los Pross en los meses previos al Mundial hacen que sea, una vez más, un equipo interesante en cuanto a ver cuál es el potencial real que muestra en Rusia.

El Grupo G se cierra con dos Selecciones llamadas a ocupar los dos últimos puestos del cuadro, pero que podrían animarlo si tienen la ‘osadía’ de rascar algún empate contra los dos combinados europeos. Túnez, un equipo que tiene más talento del que muchos puedan pensar, aunque seguramente no el suficiente como para poner en aprietos a los equipos grandes, es un combinado que jugará con velocidad por banda, y al ataque cuando le dejen, y de una forma algo imprevisible, ya que suele variar mucho sus esquemas tácticos; Y Panamá, en su primera participación en un Mundial, se presenta como un equipo eminentemente defensivo y muy veterano, que jugará a no perder.

Las Apuestas

De Bélgica podemos esperar partidos con bastantes goles, ya que, en la última Eurocopa, se soltaron bastante en este sentido. De Inglaterra, todo lo contrario. El éxito de los Pross se basa en no encajar, y en aprovechar al máximo sus ocasiones. En este contraste de estilos, seguramente veamos un Grupo, en general, de partidos resueltos con marcadores bajos y ajustados pero con excepciones, que bien pueden ser las que marque Bélgica en sus partidos contra Túnez y Panamá.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que, el calendario ha deparado que Bélgica e Inglaterra se enfrenten en la última jornada, algo que hará que ambas Selecciones intenten por todos los medios no fallar en sus dos primeros partidos. Si esto se cumple, su duelo será, previsiblemente, muy cerrado y con muchas opciones de ver un empate.