Apuestas de Sistema y Live Trading: Todo lo que debes saber

¿Os acordáis de esas ‘escenas’ de las que os he hablado alguna vez con el suegro en las comidas familiares, en las que intenta dejarme en evidencia preguntándome cosas sobre los términos técnicos de apuestas o las estrategias a seguir para ser un buen apostador? Por si no os acordáis, imaginaos al típico gracioso con capacidad para centrar toda la atención de los comensales de una mesa sea cual sea el tema de discusión, incluso si él no tiene ni idea como es el caso de las apuestas online.

Pues bien: esa era su situación hasta hace bien poco con respecto a las apuestas deportivas, como ya os dije… pero resulta que el buen hombre (que conste que me cae genial, aunque sea mi suegro y tenga el maravilloso don de ‘tocar las narices’ cuando menos te lo esperas) al final se ha aficionado a las apuestas online, y se empeñó en que le diese clases prácticas para introducirle en el mundillo.

Una vez conocidos los distintos tipos de apuestas, mercados a los que apostar y la terminología básica, el pasado fin de semana tocaba comida en su casa y yo ya me lo veía venir. Pero lo que nunca imaginé es que fuese tan autodidacta. Iba yo bien preparado pensando en que me iba a preguntar por alguna suerte de apuestas combinadas, o a acribillarme con posibles pronósticos para la Liga y la Champions esta temporada, pero no. Llegados al postre, con la cuchara llena del estupendo flan casero que hace mi suegra, va y me pregunta delante de todos, “oye, ¿tú qué tipo de apuesta de sistema me recomendarías? ¿Y crees que es bueno que empiece a hacer live trading este fin de semana ahora que la Liga se ha puesto al rojo vivo?”

Mátame camión. En ese momento no supe dónde meterme. Por primera vez, me había dejado en fuera de juego de verdad. Un concepto tan avanzado para apostantes incluso ya metidos en la dinámica como poco conocido por la mayoría, y que desde luego no esperaba que hubiese investigado por su cuenta. Pero afortunadamente mi cabeza todavía daba para la reacción a pesar del vino, la comida y el azúcar del postre. No sólo le contesté, sino que le hice todo un decálogo sobre estos dos nuevos conceptos de apuestas que luego plasmé en unas breves notas para dejárselas a mano y que, por supuesto, os comparto.

Las apuestas de sistema

Comencemos, como siempre, por lo más ‘sencillo’ (aunque a estos niveles entendemos que ya sabes un poco de apuestas deportivas, y si no aquí estamos para ayudarte) a lo más complejo. Veamos. Básicamente, las apuestas de sistema son un tipo de apuestas combinadas. Hasta ahí todo es fácil. Pero la particularidad de esta modalidad es que no es necesario que aciertes todas las apuestas dentro de la combinada para que ésta sea válida. Se trata de realizar distintas combinaciones dentro de nuestra elección realizada para formar algo así como ‘subapuestas’. Ya, ya sé que suena extraño, pero con un ejemplo práctico todo se entiende mejor.

Pongamos por caso que queremos apostar a estos tres eventos:

  • Real Madrid gana, a cuota 1.50
  • FC Barcelona gana y marcan ambos equipos, a cuota 2.50
  • Novak Djokovic vence a Rafa Nadal, a cuota 1.73

Para apostar, ponemos un total de 15€ para los tres mercados. En una apuesta combinada normal, tendríamos que acertar los tres pronósticos para salir ganadores y cobrar nuestro dinero. Pero utilizando una apuesta de sistema, se forman distintas combinaciones incluyendo los distintos eventos que hemos escogido y apostamos a todas ellas al mismo tiempo, con la ventaja de que no tenemos por qué acertar todas para ganar dinero. El dinero apostado en total se divide, a su vez, por evento. En nuestro ejemplo anterior, formaríamos tres combinaciones distintas:

  • Real Madrid y Barcelona ganan
  • Real Madrid y Djokovic ganan
  • Barcelona y Djokovic ganan

Acertando cualquiera de estas combinaciones nos llevaríamos la parte de beneficio correspondiente a las mismas, incluso si fallamos el resto. Por ejemplo, si finalmente el Barcelona y Djokovic ganan sus partidos pero el Real Madrid no lo hace, ganaremos sólo por la combinación “Barcelona y Djokovic ganan”. Y como apostamos 15€ en total, la cantidad destinada a este apartado es de 5€, es decir, 2.50×1,73×5€=21,62€.

Ejemplo de 4 selecciones de apuestas y las posibles apuestas de sistema que podemos realizar: Triple (4 apuestas) y doble (6 apuestas).

Ejemplo de 4 selecciones de apuestas y las posibles apuestas de sistema que podemos realizar: Triple (4 apuestas) y doble (6 apuestas).

 

El mínimo de apuestas a realizar para poder hacer apuestas de sistema es de tres, y las combinaciones son muchas. Si seleccionamos cuatro eventos, A, B, C y D, podemos apostar a ‘dobles’ o a ‘triples’, es decir, a combinaciones de dos o tres eventos. Siguiendo con nuestro ejemplo anterior, si a los eventos seleccionados añadimos otro:

  • Real Madrid gana, a cuota 1.50
  • FC Barcelona gana y marcan ambos equipos, a cuota 2.50
  • Novak Djokovic vence a Rafa Nadal, a cuota 1.73
  • Leicester gana al Sunderland, a cuota 1.90

Podremos formar combinaciones de dos (Real Madrid y Barcelona; Real Madrid y Leicester, etc.) o tres eventos (Leicester, Djokovic y Barcelona; Real Madrid, Leicester y Djokovic, etc.). Como veis, es una forma de minimizar riesgos por una parte, pero también tenemos que tener muy claras las posibilidades de cada apuesta que realizamos y sobre todo calcular muy bien nuestro margen de error para saber que aun fallando alguna combinación no perderemos dinero. 

El Live Trading

La siguiente forma de apostar es ya para ‘doctorados’ en el mundo de las apuestas deportivas. Pareceré exagerado pero os lo diré en serio, no hagáis Live Trading si no sabéis perfectamente dónde os estáis metiendo. Dicho esto, no es menos cierto que se trata, probablemente, de la forma de apostar en la que mejor se vive la pasión por esta práctica. Consiste en apostar en directo aprovechando las fluctuaciones en las cuotas y nuestro vasto conocimiento de los eventos y los mercados para tratar de minimizar pérdidas.

Os pondré otro ejemplo: supongamos que estamos viendo un clásico entre el Barcelona y el Real Madrid. Los azulgrana dominan el juego y la posesión de la pelota y, en general, se acercan más veces a la portería del Madrid, pero los blancos responden con contraataques fulgurantes muy peligrosos aunque cada muchos minutos. El partido se mantiene con empate.

Si hemos hecho los deberes y somos unos expertos haciendo apuestas online ya tendremos varias cosas conseguidas: nos sabremos todas y cada una de las estadísticas de cada equipo que nos permitirán saber por dónde pueden ir los tiros en el partido, además contamos con un bagaje de muchísimos encuentros entre ambos a nuestras espaldas y por si fuera poco, apostamos mucho y con buenos beneficios. Podemos determinar que, desde un punto de vista estadístico con una cuota añadida de intuición y cabeza, sabremos acotar lo que puede suceder, tanto desde el punto de vista de un bando como el de otro. Así, podremos apostar en vivo a un gol del Madrid cuando el partido esté aparentemente tan decantado por el Barça en cuanto a ocasiones que las cuotas favorables a los merengues estén altas, o sabremos que si un jugador blanco tiene amarilla y es muy posible que resulte expulsado el gol del Barcelona llegará pronto.

En el Live Trading es fundamental tener a nuestra disposición la máxima ayuda tecnológica para seguir al minuto lo que está pasando y no perdernos ni un segundo de acción del evento en cuestión, y también ser rápidos mentalmente para adelantarnos a la casa de apuestas. Los Traders son mentes muy fuertes que ajustan las cuotas constantemente y una lucha contra ellos no es una empresa fácil, pero si somos lo suficientemente expertos os garantizamos tardes de emoción por encima de todo.

Pero cuidado: no hay ‘droga’ (y perdón por la expresión) más fuerte que querer minimizar pérdidas sin pensar ni razonar, y ese es el gran peligro del Live Trading. Tenemos que tener presente que apostando en vivo experimentamos más emoción que con ninguna otra modalidad de apuestas deportivas, pero que al mismo tiempo las posibilidades de perder son mucho más elevadas y, por tanto, ganar beneficios no debe ser nuestra principal ambición.

Así que ya sabéis. Si estáis aburridos con las apuestas de siempre o queréis llegar un poco más allá en este mundo, o si simplemente sois como mi suegro y necesitáis material extraño para tocar las narices a vuestros allegados en alguna reunión familiar, las apuestas de sistema y el Live Trading son vuestros aliados.