Del cielo al infierno en el Benito Villamarín

Málaga La Rosaleda

El Betis pasó del cielo al infierno en apenas cinco minutos este lunes en el Villamarín. El conjunto verdiblanco vio como el Málaga le remontaba el partido y le dejaba con pie y medio en Segunda División tras ir por delante durante casi todo el encuentro. El 1-2 final supone un golpe muy duro para los sevillanos, pero dejó muy buena rentabilidad para los que estuvieron finos en sus apuestas en Sportium.es.

Todo comenzó bien para el Betis

Lo cierto es que el partido comenzó muy bien para el Betis. Los locales empezaron mandando, creando peligro e ilusionando a su público. Incluso Adán se unió a la fiesta salvando una clara ocasión visitante cuando el marcador aún reflejaba el 0-0. Tanto apretó el Betis que al filo de la media hora, Lolo Reyes marcó el 1-0. Alegría en las gradas del Villamarín y en los que apostaron por una salida fuerte de los locales. De hecho, los que se la jugaron a que el Betis ganaba al descanso, se llevaron 3,90€ por Euro apostado en Sportium.es.

La remontada silenció al Villamarín

En la segunda parte el Málaga adelantó sus líneas y empezó a llegar con peligro a la meta de Adán, pero fue el Betis el que tuvvo las mejores ocasiones para sentenciar el partido. No lo hizo y lo terminó pagando. Juanmi empató el duelo en el 83 y Darder culminó la remontada malaguista cuatro minutos más tarde. Un golpe muy duro que hizo enmudecer al Benito Villamarín, pero que alegró la noche a los aficionados visitantes y a los apostantes que se habían decidido por el mercado de Empezará Perdiendo y Ganará, que repartió 17€ por Euro jugado a la remontada del Málaga.

Penalti fallado… y 1-2 final

Faltaban aún unos minutos para que el Betis intentara remontar y Rubén Castro tuvo un penalti para hacerlo, pero la figura verdiblanca estrelló el balón en el larguero haciendo aún más duro el golpe. El 1-2 no se movió del electrónico y los que apostaron por él en el mercado de Marcador Exacto, se llevaron 12€ por Euro jugado en Sportium.es.