Claves para entender qué son las cuotas (y tener éxito en tus apuestas online)

apuestas online

El verano siempre es un buen momento para continuar con algunas lecciones básicas de las que de vez en cuando os suelto para perfeccionar vuestro conocimiento de las apuestas online. Encima estamos en una pretemporada carente de grandísimos eventos deportivos (aunque alguno hay siempre para apostar), y eso puede hacer que se os vaya la cabeza entre mojito y mojito. Y ya sabéis que yo nunca os dejo bajar la guardia, que el sol y la sal del mar os puede jugar una mala pasada y que lleguéis desentrenados al inicio de la campaña.

bono de bienvenida sportium

A lo largo de todo este tiempo, hemos repasado casi todos los conceptos básicos sobre las apuestas online. Ya sabemos qué normas básicas debemos seguir a la hora de empezar a apostar, qué tipos de apuestas existen, las ventajas de apostar en directo, la terminología básica de las apuestas online… pero nos falta, quizás, ahondar en uno de los conceptos más básicos de este mundo: ¿qué son las cuotas de apuestas?

Muchos me diréis que estoy atontado por la cercanía de las vacaciones, y que eso ya lo sabéis. Pero antes de que sigáis, paraos a pensar: Entiendo que sabéis ‘manejar’ las cuotas para apostar, pero… ¿sabéis realmente lo que representan? ¿Y cómo se fijan? ¿Y cómo darle valor a una cuota baja o a una cuota alta? Eso seguro que ya os resulta más complicado. Bueno, pues aquí estoy yo para daros una lectura lo más amena posible sobre un concepto que os obligará a seguir pensando en clave de apuestas incluso sentados debajo de la sombrilla.

Lo primero: ¿Que son las cuotas respecto a las apuestas online?

Hay multitud de definiciones por ahí sobre lo que es una cuota de apuestas, pero para explicarlo con nuestras propias palabras y que lo entendáis, podríamos definirlas como la forma que tiene la casa de apuestas de definir la probabilidad de que ocurra un suceso. Ojo, al decir “una forma de definir” estamos advirtiendo que no son exactamente una probabilidad tal y como se entiende en el mundo de las matemáticas. De hecho, es todo lo contrario.

En la jerga de apuestas se suele decir que una cuota es una probabilidad invertida, porque es el resultado de transformar el tanto por ciento de que suceda un resultado en una cantidad numérica

Como mejor se entienden estas cosas es con ejemplos. Miremos a continuación las opciones que ofrece Sportium.es al partido Arsenal – Leicester de la Premier League:

apuestas online

 

Como vemos, la cuota por la victoria del Arsenal es de 1.40. Esto quiere decir que, según la estimación de esta apuesta, hay un 71,42% de posibilidades de que gane el Arsenal. El resultado se obtiene dividiendo el total de posibilidades (100) entre la cuota: 100 / 1.40= 71,42. Esta fórmula es algo básico a la hora de comprender las apuestas online, y significa ni más ni menos que darle la vuelta a un porcentaje de que suceda un evento determinado en función de lo que estima la casa de apuestas.

Por tanto, por pura lógica, cuantas más posibilidades haya de que se dé un resultado, más baja será la cuota de la apuesta y menor el riesgo que corremos, y viceversa. Luego está el sentido, el valor o la probabilidad real que nosotros mismos le demos a una cuota. En este sentido, los expertos suelen aconsejar que si nosotros consideramos, en base a nuestros criterios, que la probabilidad de acierto que vemos en una cuota de apuestas online es igual o mayor que la que ofrece la casa. En el ejemplo anterior, tendríamos que estar bastante seguros de que la probabilidad de que el Arsenal le gane al Leicester es igual o mayor al 71,42%.

El denominado Spread

Ahora bien: no podemos olvidar que tanto en las apuestas online, como en el caso de las cuotas, no todo son matemáticas. En la variable que define los porcentajes de probabilidad y, por tanto, las cuotas en sí, entran multitud de conceptos. Nosotros podemos tener los que queramos, y para la casa de apuestas son incontables: resultados previos, estadísticas de todo tipo, momento de forma, calidad de los contendientes, suerte pura y dura e incluso volumen de apuestas de los usuarios (luego entraremos en esto último). Y justo aquí es donde entra una máxima que NUNCA debemos olvidar:

No podemos medir las cuotas de las apuestas online en base a un total del 100% repartido de forma exacta entre los distintos resultados posibles, porque entonces… ¿dónde está el beneficio para la casa de apuestas?

Las Bookies (así nos llaman en Inglaterra) vivimos de esto, y por supuesto, necesitamos, y nos preocupamos, de tener beneficios a largo plazo. Al fin y al cabo, somos una empresa como cualquier otra. Por ello, se introduce un concepto denominado ‘Spread’. Es un pequeño porcentaje sobre el 100% del que, a largo plazo, la casa obtiene sus beneficios. Esto se puede comprobar con el ejemplo anterior: si sumamos las cuotas del Arsenal – Leicester, transformando esas cuotas en porcentajes, encontramos que 1.40 + 4.50 + 7.00 son 71,42% +  22,22% + 14,28%= 107,92%. Esa diferencia por encima del cien por cien es lo que se llama Spread, y es una especie de ‘seguro’ a largo plazo para la casa de apuestas.

Prima de cobertura

Por último, hay otro concepto que deberíamos tener en cuenta a la hora de conocer en profundidad las cuotas de las apuestas online y cómo debemos analizarlas en cada partido y cada evento concreto: hablamos ahora de la prima de cobertura, que no es una prima cualquiera, precisamente, sino que en parte la ‘establecemos’ nosotros mismos al apostar, tal y como ya avanzamos anteriormente.

Por seguridad para los propios usuarios, la casa de apuestas siempre está vigilando las cuotas de las apuestas online y regulando cualquier posible fluctuación escandalosa

Hay variables que pueden hacer que la probabilidad de que una cuota sea exitosa pase de no ser demasiado alta a ser muy alta en cuestión de poco tiempo. Una lesión grave de un jugador, o un suceso que altere el orden de fuerzas de los contrincantes (lluvia en una carrera de F1, por ejemplo), pueden hacer que, exista la cuota que exista, muchos sean los usuarios que pongan dinero a favor de esa apuesta sin pensárselo.

Esto hace, claro está, que la cuota a favor de este resultado baje exponencialmente, y que la cuota inversa suba. Y para que haya cierto equilibrio entre las cuotas, se suele ‘compensar’ o ‘cubrir’ este hecho subiendo o rebajando aposta las apuestas online a las mismas. Esto es lo que llamamos prima de cobertura.

Saber escoger tus apuestas online

Ordenando un poco todos estos conceptos en nuestra cabeza, llegamos al final de nuestra exposición. Es muy importante que tengas claro qué significa que las victorias del Real Madrid o de Rafa Nadal se paguen casi siempre muy bajas, o por qué pueden fluctuar sin previo aviso antes de los eventos. Del mismo modo, si eres capaz de dominar tus propias variables a la hora de darle un valor en probabilidad numérica a tus apuestas online, podrás saber comparar mejor las cuotas, y encontrar aquellas que, siendo altas para otros usuarios, para ti representen un valor lo suficientemente asumible como para correr el riesgo. Ahí está la clave de un verdadero experto en las apuestas online.