Estrategia básica del BlackJack para principiantes

Estrategia básica del BlackJack para principiantes

De todos los juegos de Casino, el BlackJack es, sin duda, el más popular, si nos referimos a los juegos de cartas. Se trata de un juego en el que los distintos jugadores compiten no sólo entre sí, sino contra el Croupier, y deben ganar al representante del Casino para obtener beneficios y cobrar sus apuestas. Pero el BlackJack es también popular porque se trata de una disciplina de cartas eminentemente matemática. La estrategia básica del BlackJack, a la hora de ponernos a jugar, puede reducirse a un -más o menos- sencillo sistema de reglas matemáticas y cálculos de probabilidades, a través de los cuales podemos minimizar al máximo nuestras pérdidas y, en última instancia, establecer un ritmo de ganancias casi constante.

Llegar a dominar este sistema de normas y conocer la estrategia básica del BlackJack de memoria, hasta el punto de saber qué hacer de forma automática en cuanto recibimos una mano y vemos qué carta descubierta tiene el Croupier no es, no obstante, fácil. Hay que practicar mucho y equivocarse antes de llegar a poder decir que nuestro método para jugar al BlackJack y ganar es casi infalible. Pero con esta guía básica del BlackJack podemos establecer un punto de partida que, sobre todo, ayudará a comprender las normas básicas del BlackJack, y por qué tomamos cada una de las decisiones que vamos a ir explicando a continuación.

Estrategia básica del BlackJack

Descubriendo la estrategia básica del BlackJack

Antes de empezar a enumerar la estrategia básica del BlackJack, es necesario conocer sus normas. Cuando un jugador novato quiere empezar a jugar al BlackJack y hacerse un experto con el tiempo, la pregunta es obvia: ¿Cómo se juega al BlackJack? ¡Pasemos a contarlo! A continuación, os enumeramos las claves básicas para que todos podáis familiarizaros con el juego y saber de qué va, cuál es el objetivo y cómo es la mecánica… ¡Y empezar a ganar!

  • El objetivo del BlackJack es ganar llegando a lo más cercano a 21 puntos, sin pasarse de dicha puntuación. Algo que se puede conseguir de dos formas:
    • Superando en puntuación a la mano del Croupier (sin pasar de 21 puntos)
    • No pasando de 21 cuando la mano del Croupier sí pasa esos 21 puntos
  • Las cartas puntúan su valor nominal, excepto las figuras, que puntúan 10, y el AS, que puntúa 1 u 11 en función de la mano que llevemos
  • Normalmente, en una partida, los jugadores (máximo 7) juegan con 2 cartas iniciales y descubiertas sobre la mesa. El Croupier juega con una carta descubierta y otra no
  • Las acciones posibles son: Pedir (que el Croupier nos de una carta), Plantarse, Doblar la Apuesta (a cambio de recibir una carta adicional), Rendirse y Dividir Parejas (si el jugador tiene 2 cartas iguales, puede dividirlas en dos manos diferentes y apostar con cada una de ellas por separado)
  • Ganar y Perder una mano: el jugador gana si no ha pasado de 21 puntos y su puntuación supera a la del Croupier; pierde si pasa de 21, o si es batido por el Croupier. En caso de empate, recupera su apuesta
  • BlackJack: se considera que el jugador ‘tiene un BlackJack’ cuando suma 21 puntos de forma natural, con una mano de sólo 2 cartas, formada por una figura (10) y un AS (1)

sportium casino 10€ gratis

Una breve historia del BlackJack

Ahora que ya sabemos cuáles son las reglas básicas del BlackJack, antes de entrar en materia con los trucos para ganar, podemos explicar un poco de dónde viene este popular juego de cartas. ¿Os apetece?

Se sabe con certeza que el BlackJack procede del juego de ‘La Veintiuna’, o simplemente, el ‘Veintiuno’, cuyo origen sí que es más desconocido. Se llega a mencionar en las obras de Miguel de Cervantes, por lo que ya era popular en el Siglo XVII. Unos años más tarde, en torno a 1.700, en los Casinos de Francia empieza a surgir lo que hoy conocemos como el BlackJack moderno. Algunas normas del ‘vingt et un’ (Veintiuno) diferían de las actuales del BlackJack. De hecho, una creencia establecida muy errónea considera que el BlackJack no ha sufrido apenas evolución a lo largo de la historia, cuando no es así.

Pero volvamos al Siglo XVIII. Se conocen diferentes variedades de este juego de conteo que se practicaba en Francia. En España se jugaba al ‘Treinta y uno’, y en Italia al Siete y Medio. Y, verdaderamente, el BlackJack adquirió la popularidad que le ha hecho grande cuando entró de lleno en los Casinos de Estados Unidos. Para esto habría que esperar hasta el Siglo XIX. Fue entonces cuando el juego adquirió su nombre actual. Para esa época, surgieron los primeros ‘estudiosos de la materia’, como Roger Baldwin, Wilbert Cantey, Herbert Maisel y James McDermott, que fueron bautizados como ‘los cuatro jinetes de Aberdeen’, y que diseñaron la primera estrategia básica del BlackJack.

Los pioneros en llevar este juego de la parte puramente ociosa al estudio matemático e intento de generar una mecánica científica de jugar, realizaban sus cálculos de manera manual. Con el paso de las décadas, la llegada de la electrónica y la informática han provocado que podamos estudiar las probabilidades con los cientos de miles de combinaciones de manos que existen, logrando así patrones que nos enseñan claramente que el BlackJack tiene un componente de astucia y talento… pero también, una gran cuota de matemática.

Ahora sí: Métodos para jugar al BlackJack

Y una vez que ya sabemos cuáles son las normas básicas del BlackJack, y una pequeña porción de su historia y por qué se hizo tan popular, pasemos ya a establecer una estrategia básica del BlackJack, para saber qué debemos hacer casi en cada momento, y en función de las manos que vayamos recibiendo del Croupier, además de conocer su carta descubierta.

Manos Duras y Blandas en BlackJack

En la jerga del juego, en función de las cartas iniciales que recibimos, se considera que un jugador puede tener una ‘mano blanda’ o una ‘mano dura’. Esto es importante a la hora de entender qué hacer en función de la puntuación que nos llega después del primer reparto de cartas.

  • Una Mano es ‘blanda’ si tiene un AS que cuenta como 11 puntos, y es ‘dura’ si no tiene un AS, o lo tiene, pero éste cuenta como 1 punto. Del mismo modo, hay ‘cartas débiles’ (entre el 2 y el 6) y ‘cartas duras’ (entre el 7 y el propio AS)

Pensando siempre en la carta que el Croupier deja al descubierto en su mano (y con la que, evidentemente, nosotros debemos hacer cábalas en función de lo que llevemos, y de las posibilidades de puntuación que puede tener el Croupier), se considera que, una carta de valor entre 2 y 6 hace más posible que el Croupier se pase de 21 en cada Mano, mientras que si la carta descubierta del Croupier está entre el 7 y el AS, tiene cada vez más porcentaje de posibilidades de conseguir una Mano ganadora respecto a nosotros.

La estrategia básica de BlackJack consiste, por tanto, en establecer una serie de normas sobre qué acciones tomar en función de la carta descubierta del Croupier tras el primer reparto, y las cartas -y la puntuación que sumen- que tengamos nosotros después de dicho reparto.

Normas Básicas:

  • Plantarse si la Mano inicial suma entre 17 y 20 puntos
  • Pedir carta si la Mano inicial suma 8 puntos o menos
  • Si nuestra Mano es ‘dura’ (o si es mayor de 12 puntos), deberíamos Plantarnos ante una carta débil descubierta del Croupier (entre 2 y 6)
  • Lógicamente, ante esa misma situación (carta débil del Croupier) y una Mano ‘blanda’ por nuestra parte, lo normal sería Pedir carta
  • Si tenemos una Mano muy alta (o casi ganadora, algo que se considera así cuando tenemos entre 17 y 20 puntos), lo normal es también Plantarse sin hacer nada más
  • Si el Croupier recibe una carta fuerte (entre 7 y AS), tendremos que arriesgar más para ganarle, salvo que estemos en ese umbral entre los 17 y 20 puntos, y aunque podamos pasarnos

¿Y cuándo doblar a apuesta?

Del mismo modo que hemos enumerado algunas estrategias básicas del BlackJack, existen otras normas que suelen cumplirse a la hora de decidir si doblar la apuesta o no, un paso sin duda difícil para los jugadores novatos. Así que os enumeramos también algunas Reglas básicas del BlackJack sobre cuándo doblar o no nuestra apuesta:

  • Normalmente, se dobla la apuesta con Manos duras de 8, 9, 10 y 11, y con Manos blandas de 13, 14, 15, 16, 17 y 18

Todo esto depende, no obstante, de la carta descubierta que tenga el Croupier y de tu Mano (como casi todo, por otra parte). Recordemos que doblar la apuesta significa que doblas el importe de lo apostado recibiendo una -y sólo una- carta adicional antes de que se resuelva la Mano.

Resumiendo: Tips sobre BlackJack

Como podéis ver, hay muchísimos Tips sobre BlackJack, y otros muchos que podríamos explicar, pero intentar memorizarlos todos sin más sería tratar de aprender memorizando sin comprender realmente que, toda esta estrategia básica del BlackJack, al final, consiste siempre en mantener una máxima: Calcular probabilidades de un modo general, viendo la carta descubierta del Croupier, y la sumatoria de puntos de nuestra Mano inicial, y en función de ello, Pedir Carta siempre que consideremos que el Croupier tiene más probabilidades de ganarnos sin pasarse de 21. De modo que echadle paciencia, jugad con calma antes de poneros a apostar en un Casino y… ¡Adelante!

Regístrate en Sportium Casino, haz tu primer ingreso y te damos el 100%

¡Hasta 500€!

¡Consigue tu Bono!