Los 5 mejores combates de la historia del boxeo (que nunca olvidaremos)

apuestas boxeo

Siempre he sentido devoción por el noble arte del boxeo, un deporte dónde dos personas se baten en duelo como gladiadores y a la vez se respetan como si de hermanos se tratara.

Recuerdo mis inicios como espectador, cuándo suplicaba a mi padre que me dejara quedarme hasta tarde para poder ver a mis púgiles favoritos en el televisor. Tengo que reconocer que la mayoría de las veces la respuesta era un “NO” contundente, ya que el deber de madrugar al día siguiente para ir al colegio atormentaba mi pequeña cabeza. Aún así, desde la cama y con los ojos cerrados procuraba imaginarme el combate o el que yo deseaba que fuera.

Dejando de lado mi parte más “sentimental y nostálgica”, os propongo recordar esos combates que a todo aficionado al boxeo le gustaría rememorar, esos enfrentamientos que ponían la piel de gallina y vivías cada golpe como si fuera el último.

Muhammad Ali vs George Foreman (Rumble in the Jungle)

Retrocedamos al 30 de Octubre del 1974 cuando en Kinsasa (Zaire), actualmente la República Democrática del Congo, se avecinaba uno de los combates más esperados del momento. En el mismísimo corazón del África ecuatorial, se enfrentaban Muhammad Ali, un viejo proscrito cuyos mejores días habían pasado, y un joven gladiador que hasta el día se creía el rey del cuadrilátero, George Foreman.

Pensé que sería un KO más para mi colección hasta que, en el séptimo asalto, le propiné un tremendo puñetazo en la mandíbula. Acto seguido me agarró la nuca y me susurró al oído: “¿Esto es todo lo que tienes, George?”. En aquel momento supe que el combate no acabaría como yo había planeado

Posteriormente, tras un combate donde Ali soltó menos golpes que su rival, pero mucho más efectivos, noqueó a Foreman con un poderoso golpe en el rostro. La viva imagen de una mariposa picando como una abeja, Cassius sorprendió con su estrategia, dejando sin aliento a Foreman y aprovechando cada instante posible para aguijonearle el torso.

 Muhammad Ali vs Joe Frazier III

No quiero parecer un “obseso” de Ali, pero realmente el siguiente combate que más me sorprendió, fue contra Frazier “3ª edición”, por catalogarla de alguna manera.

Era la tercera vez que se enfrentaban ambos púgiles, esta vez en Manila. La primera, en el año 1971 (Nueva York), Frazier obtuvo la victoria por puntos. Tres años más tarde, fue Ali quien venció tras 12 intensos asaltos. ¡Se trataba de un desempate en toda regla!

Los dos luchadores entraron al cuadrilátero soportando el asfixiante calor filipino que transmitía una sensación infernal, y empezaron a intercambiar golpes de una forma nunca antes vista. La intensidad se mantuvo durante todo el combate e incluso fue en aumento, hasta que al fin, en el round 14, Eddie Futch, el entrenador de Frazier lanzó la toalla.

Ali finalmente se había llevado la victoria, y tras un arranque de “honestidad”, describió a su oponente como; “el más grande peleador de todos los tiempos, después de mí”

Mike Tyson vs Evander Holyfield

Desgraciadamente, en este combate, los púgiles no se respetaron como hermanos, más bien todo lo contrario. Pocos son los que no recordarán el segundo enfrentamiento que mantuvieron Mike Tyson y Evander Holyfield en el Grand Garden Arena del hotel MGM de las Vegas.

Así es, fue el día que “Kid Dynamite” entró en ayunas al cuadrilátero y para combatir el hambre decidió morderle la oreja a su oponente. Tyson había perdido en la velada anterior contra “The Warrior” el título mundial y venia con ambición de recuperarlo. En un combate de “toma y daca”, donde Holyfield fue sancionado por continuos cabezazos, las emociones sobrepasaron el límite de lo establecido, y tras dos intentos fallidos por volver a morderle la oreja a su contrincante, “Iron Mike” fue descalificado y sancionado durante doce meses.

Una vez comunicada la decisión de los jueces de anular el combate, se generó una pelea multitudinaria dentro del cuadrilátero. Después del enfrentamiento, un trozo de oreja de Holyfield fue encontrado en el ring.

 

Diego Corrales vs José Luis Castillo

Nos encontramos en los inicios del S.XXI, 7 de mayo de 2005, el estadounidense Diego Corrales se enfrentaba al mexicano Jose Luis Castillo. Quizás sean dos nombres que no acarreen gran controversia, pero los espectadores que pudimos disfrutar de esta velada, los recordaremos toda la vida.

Ambos contrincantes iniciaron el combate a un nivel despiadado, conectando y recibiendo golpes reiterados a lo largo de nueve impresionantes rounds. Finalmente en el décimo asalto, Corrales, tras ser derribado dos veces, aprovechó una pausa de 30 segundos para coger algo de aire, y acto seguido comenzó a lanzar consecutivas series al rostro de Castillo, dejándolo indefenso y sin posibilidad de reacción entre las cuerdas.

Posteriormente hubo una revancha que Castillo ganó fácilmente. Pero el combate final y decisivo, llamado “La guerra para saldar las cuentas”, fue cancelado porque el mexicano se excedió en el peso.

 

Mayweather vs Pacquiao

El que iba a ser el combate del siglo, dónde las entradas se llegaron a cotizar a 10.000 euros en taquilla, resultó ser para muchos, una gran decepción.

Recuerdo este combate con especial ilusión, no por el espectáculo ofrecido, sino por los beneficios obtenidos, ya que tuve la gran suerte de acertar con mi apuesta. No olvidaré el cúmulo de sensaciones que experimenté el día de la velada, sentía ira por el “tedioso” combate que acaba de presenciar, dónde “Money” se centró únicamente en la defensa perfecta para ganar a su contrincante y a la vez felicidad por los beneficios obtenidos.

Las apuestas boxeo más altas realizadas en Sportium, fueron de 10.000€ por Floyd Mayweather y 20.000€ para Many Pacquiao. Las cuotas ofrecidas superaron los 150€ por euro apostado.

Los beneficios obtenidos por ambos púgiles fueron de escándalo, el estadounidense se embolsó nada más y nada menos que 180 millones de dólares, mientras que el filipino le seguía con 120 millones. No es de sorprender que se trate del combate con más ingresos de toda la historia. Y atentos, no bajemos la guardia, porque parece que la revancha está en camino.

 

McGregor vs Mayweather “El combate del billón de dólares” 

¡Al fin! Ya estaba cansado de tanto ruido y pocas nueces, y creo que más de uno se sentirá identificado conmigo. Tenemos confirmación de la esperada pelea entre el rey de la UFC y el campeón invicto del cuadrilátero. Si quieres conocer más sobre este combate que ha levantado tanta expectativa, no te pierdas este post dónde desgranamos las claves del combate.

Las cuotas son favorables para “Money”, ya que se espera que el boxeador se sienta como en casa combatiendo en su modalidad. Por otra parte McGregor se encuentra en un estado de forma impresionante y con tan solo 28 años ha conseguido más de una decena de títulos profesionales.

apuestas boxeo

Desde mi punto de vista, creo que el irlandés es un luchador excepcional en el octágono, su mezcla de artes marciales contiene una tecnificación y potencia espectacular, sin embargo, opino que no tiene nada que hacer en el ring frente a Mayweather ya que luchando únicamente con el torso superior y con las reglas del boxeo, McGregor se verá muy limitado en sus movimientos. Dicho esto, sin ninguna duda mi apuesta irá a favor de “Money”.