Los cinco momentos históricos del Póker español

Hace poco me arrancaba a hablaros de póker aprovechando que había recordado la fantástica partida que Daniel Craig juega contra los malos en ‘Casino Royale’, esa gran película del agente 007 (sí, es magnífica, pero eso ya os lo dije así que no seré pesado). Mi pareja quedó hechizada con lo electrizante de cada mano y la tensión que se masca intentando adivinar qué jugada esconde cada rival tras sus cartas, así que desde entonces hemos venido jugando cada fin de semana.

Y es que el Póker tiene lo que tienen muchos juegos de cartas, aunque más que ningún otro: cuando empiezas a entenderlo, a aprender las jugadas y a ganar, ya no puedes parar de disfrutar. Ojo, no hablamos de adicción al juego sino de pasión por las probabilidades y los combates mentales que provoca esta modalidad. Y ya que en nuestra última charla repasamos las manos de póker más famosas, ahora nos toca centrarnos un poco en lo que tenemos en casa.

Porque si las apuestas deportivas han sufrido una brutal evolución en España en los últimos años, el póker español ha ido de la mano. Cada vez somos más los que disfrutamos jugando al póker online y aprendiendo desde los niveles más bajos, y gracias a ello varios jugadores españoles han emergido en el panorama internacional, codeándose con los más grandes de este mundo.

No os confundáis: la máxima sensación de felicidad jugando al Póker no es ganar; ni siquiera ganar teniendo una gran mano. Lo mejor es saber ganar sin tener las de ganar, sin las mejores cartas, aludiendo a nuestra capacidad de cálculo sobre lo que llevan nuestros rivales y haciendo que nos tengan miedo sólo con mirarles. Y de eso saben mucho algunos de nuestros próximos protagonistas. He aquí los cinco momentos históricos del póker español.

Series Mundiales de 2001

Se celebra en Las Vegas y es sin duda el torneo más importante del mundo. En esa edición Carlos Mortensen se adjudicó el título iniciando la que es sin duda una de las carreras más brillantes del poker internacional. De origen ecuatoriano vivió prácticamente toda su vida en España hasta que se trasladó a Las Vegas. Por ello hay quien lo considera un triunfo español y quien no. En todo caso es clave para el conocimiento del juego en nuestro país.

Campeonato del Mundo de la IFP en 2011

Este torneo nació como alternativa a las WSOP de Las Vegas, organizado por la IFP (International Federation of Poker). El escenario elegido fue Londres. Si bien no tuvo continuidad lo cierto es que reunió a jugadores de muchísimo nivel y desde luego el ganador, Raúl Mestre, obtuvo así el reconocimiento tan merecido a un aporte constante a nuestro póker nacional.

No se entiende el escenario actual de éxitos continuos sin la revolución analítica que Raúl ha abanderado en todo momento.

Series Mundiales de 2014

Andoni Larrabe, brillante jugador vasco, se clasificaba para la mesa final de las WSOP 2014 de Las Vegas, convirtiéndose así en el primer november nine rigurosamente español. Las cartas no le acompañaron en esta cita tan importante y finalmente terminó en un extraordinario sexto puesto.

Todo el país vivió esa mesa final con la intensidad que la gesta merecía. Sin duda lo veremos en situaciones similares en un futuro cercano. Para el recuerdo queda el emotivo vídeo que le editaron sus amigos de la comunidad de póker animándole en el que incluso aparecían jugadores del Athletic de Bilbao, su otra pasión.

WSOPE París de 2013

Seguramente este torneo represente un punto de inflexión dentro del póker español. Los triunfos de jugadores españoles son constantes tanto en torneos en vivo como sobre todo online, donde han caído prácticamente todos los eventos posibles. Pero tan solo Mortensen había logrado vencer en este prestigioso torneo presencial.

Y entonces apareció Adrián Mateos, madrileño de tan solo 19 años pero con varios torneos tanto en vivo como online en su vitrina. Un talento imparable que iba a alzarse con una victoria de prestigio que lo situaba en el escaparate internacional al más alto nivel. Sin duda el primer gran logro de muchos que estaban por venir.

EPT Montecarlo de 2015

El EPT, circuito más prestigioso del mundo, parecía fruta prohibida. Numerosos jugadores nacionales habían alcanzado la mesa final pero sin coronar o sin conseguir la tan preciada pica, en alusión al trofeo del torneo. Se celebraba el evento principal del gran cierre de temporada del EPT en Montecarlo.

Entonces Adrián Mateos, quien si no, se encargaría de corregir ese borrón en la historia del póker español. Se imponía a todos sus rivales en un torneo antológico, rematado con una mesa final que difícilmente olvidaremos desplegando un juego tan soberbio como autoritario. Adrián entraba en el Olimpo con tan solo 20 años.