Mundial de MotoGP: Las claves de un final de infarto

mundial-motogp

Os lo reconozco: no soy un grandísimo aficionado al motociclismo. Bueno, si entendemos como gran aficionado a que no me levanto sea la hora que sea para ver las carreras de MotoGP, quizá estoy algo lento a la hora de seguir minuto a minuto los entrenamientos libres en cada cita y suelo claudicar ante mi señora cada vez que hay un Gran Premio y coincide con que ella me necesita para cualquier menester de la vida… ya veré la carrera en diferido. Las cosas como son: nunca me subestiméis. El deporte es el deporte y desde luego que me apasiona cada curva en la que los pilotos rozan el asfalto y cada adelantamiento en vivo me hace echar el hígado por la boca, pero quizá la Fórmula 1 ha centrado algo más mis esfuerzos ‘frikis’ hablando del motor en los últimos años.

Sin embargo, estoy muy de acuerdo con lo que dice mi colega Antonio de este Mundial de MotoGP. ¡Está apasionante! Desde luego mucho mejor que sus homólogos de las cuatro ruedas si hablamos de emoción, porque la batalla entre los tres primeros de la clasificación va a ser a muerte hasta el final. Parecía que iba a ser un paseo militar de Valentino Rossi cuando empezó la temporada, pero un Jorge Lorenzo combativo y que nunca ha tirado la toalla ha puesto las cosas al rojo vivo justo a cuatro Grandes Premios para llegar al final del campeonato.

Y claro, mi colega Antonio, que es mucho más de motos que de coches, me aborda siempre y me dice: ¿y tú por quién vas a apostar? La cosa está complicada y cuesta decidirse, pero siempre hay unas líneas maestras que pueden ayudarnos a permanecer tranquilos dentro del disfrute y a no comernos la mesa del sobresalto cada vez que pase cualquier cosa en mitad de las carreras.

Las opciones de Valentino Rossi

El italiano juega a su favor con dos bazas fundamentales: su ventaja sobre Jorge Lorenzo al frente de la clasificación (263 puntos por 249) y su experiencia. También su regularidad. Porque, sin duda, si está arriba es porque ha sido el piloto más fiable de la temporada en MotoGP hasta ahora: ha puntuado en todos los Grandes Premios, algo de lo que no pueden presumir ni Lorenzo, ni mucho menos Márquez. Él mismo sabe que los 14 puntos que arrastra sobre Lorenzo no serán suficientes, pero tampoco arriesgará y su lucha con el piloto español será de ‘ajedrez’: ver cómo se plantea cada uno de los Grandes Premios de aquí al final y hacer valer su experiencia. Quedar por delante del mallorquín le basta, no tiene por qué ir a ganar las carreras. Esto le resta potencial como opción para apostar a ganador de los Grandes Premios, salvo que lo hagamos en directo y la presión de Lorenzo le lleve a intentar vencer con más ímpetu.

La lucha entre Rossi y Lorenzo esta temporada está más igualada que nunca: el italiano quedó por delante del español en 7 Grandes Premios; Lorenzo le derrotó en los otros 7.

La primera parada de las últimas cuatro que quedan es Japón, donde ambos han ganado varias veces y donde Yamaha es fuerte. Será una partida mental. La lesión del español en su hombro izquierdo le merma, aunque él insiste en defender lo contrario. Por todo esto, insistimos en que la actitud del piloto italiano será, en principio, conservadora, pensando más en su rival que en las carreras en sí, dando prioridad a las apuestas en directo si queremos ver qué pasa en las mismas. Pero es la opción excelente por favoritismo para apostar a ganador del Mundial.

El órdago de Jorge Lorenzo

Evidentemente, el piloto español tiene más que arriesgar que Rossi. Su remontada después de un mal inicio de temporada ha sido memorable, pero todo se decide ahora y necesita recortar 14 puntos en cuatro citas. Teniendo en cuenta que el vencedor de un Gran Premio de MotoGP obtiene 25 puntos las matemáticas son muchas, pero básicamente pasan por que el balear quede por delante de Rossi en todas las citas, y dependiendo de en qué posición de la clasificación de las carreras quizá ni eso le baste.

En las tres últimas temporadas, Lorenzo nunca bajó del tercer puesto en el podio en ninguno de los cuatro Grandes Premios que quedan, a excepción de dos retiradas en el GP de Valencia (2012 y 2014)

Nuestro pronóstico es casi el mismo que lanzamos con Rossi: Peligro a la hora de apostar por Lorenzo como ganador de Grandes Premios de aquí al final. Básicamente porque una pugna innecesaria con otro piloto o por vencer si no lo necesita puede mandarle al suelo y hay que contar con su merma física, algo que no puede permitirse. Eso sí, en caliente cuenta con un punto más de agresividad que su rival y debe arriesgar, así que si apostamos en vivo siempre será una buena opción.

El tapado: Marc Márquez

Realmente, el catalán no tiene casi opciones de título Mundial, pero es nuestra opción para intentar ganar beneficios apostando a vencedor de los Grandes Premios. La irregularidad de Márquez en este Mundial de MotoGP ha sido manifiesta, pero es un chico de extremos: o gana, o casi casi se va al suelo. De hecho, a pesar de ir tercero en la clasificación, ha ganado el mismo número de Grandes Premios que Rossi esta temporada.

Márquez es, de los diez primeros clasificados en este Mundial de MotoGP, el piloto que más veces se ha quedado sin puntuar en un Gran Premio: 5

Su conducción es tremendamente agresiva y ya no tiene nada que perder; por tanto, con el italiano y el mallorquín enfrascados en una pelea personal y sin haber conseguido ganar nunca en la categoría Reina en dos de las cuatro citas que quedan en el calendario (Japón y Australia), es el claro candidato alternativo a vencedor de las carreras. Su postulado para el Mundial depende de errores graves de sus dos competidores y de que venza en las citas que quedan.