Quique Setién: “Veo al Atlético capaz de ganar la Liga”

Entrevista exclusiva Sportium Quique Setién

Es el entrenador de moda de la liga española. El Betis se ha convertido en el equipo revelación y mucha culpa la tiene Quique Setién. En poco tiempo se ha ganado el reconocimiento de todos por la filosofía que ha impuesto en el vestuario: diversión, autoridad, atrevimiento, personalidad, toque y pegada. Nadie olvida el 0-1 del Bernabéu. Es un gran admirador de Zidane y Simeone, cree que el Atlético dará mucha guerra hasta el final en la pelea por el título, define a Messi como el mejor futbolista que ha visto en su vida y reconoce que le encantaría dirigir algún día a la selección española.

-¿Qué tecla has tocado para que el Betis sea el equipo revelación de la Liga?

No todo funciona bien en el tema deportivo. Hay cosas que mejorar aunque en otros aspectos sí estoy plenamente satisfecho porque los resultados nos fortalecen. Todos estamos ilusionados, pero no soy conformista.

-¿Cómo se contagia tanto entusiasmo a la vez en la directiva, plantilla y afición?

Lo principal son los resultados y la forma de jugar. Nuestro estilo ha calado porque el Betis divierte cuando salta al campo. Tengo unas convicciones profundas en lo que hago. El trato que tengo con los futbolistas es muy natural porque todavía me siento casi como un compañero de ellos.

-¿Hasta dónde puede llegar este Betis?

No soy adivino. No lo sé. Lo que sí creo es que podemos mantener nuestra forma de jugar. Tendremos partidos buenos y otros complicados por el potencial del rival. Lo importante es mantener una línea de regularidad. A veces jugar bien no significa obtener buenos resultados y al contrario. Trato de mantener un equilibrio y ser cauto.

-¿Soñar con Europa son palabras mayores?

Yo sueño con ganar el próximo partido. Sé cómo funciona el fútbol. Si pierdes tres partidos seguidos seguro que hablaríamos de otra cosa. Llevamos pocas jornadas y es pronto para sacar conclusiones. No me dejo llevar por la pasión ni el entusiasmo.

-¿Cuesta frenar la euforia?

No es mi intención frenar la euforia. Lo que quiero es que mis jugadores mantengan la misma intensidad en cada partido. Hemos marcado un ritmo muy fuerte desde el principio y sólo se mantendrá con la misma exigencia. La realidad está muy por encima de lo que habíamos previsto.

-¿Qué es lo que más te ha sorprendido del Betis?

Me ha sorprendido muy gratamente. Es un club perfectamente estructurado. Todo está muy bien delimitado. Cada uno conoce su parcela. Los departamentos funcionan a la perfección. Es un club muy organizado y con unas posibilidades enormes de crecimiento.

-¿Cómo calificarías a Joaquín?

Es un auténtico referente para el club por lo que significa y ha significado durante tantos años. Se nota su jerarquía dentro del vestuario. Lo mucho que transmite por su ascendencia. Sus compañeros aprenden mucho de él. Está muy ilusionado y con ganas de olvidar las situaciones tristes que ha vivido en el Betis.

-¿Todavía te paran por la calle por el 0-1 del Bernabéu?

Ese día fue muy importante para todos. Ganar en el Bernabéu fue una gesta. Un impulso enorme para el club, para consolidar una idea, para tener más confianza, para el futuro… En Sevilla se valora mucho el buen fútbol.

-¿Qué sientes al escuchar estos días lo de “musho Betis”?

Siempre gusta escuchar cosas bonitas, pero no hay nada que agradecerme. Me contrataron para esto. Enseguida me olvido del pasado. Lo importante es el balance a final de temporada y queda muchísimo. La línea es muy buena, pero hay que mantenerla. Cuando juegas bien todo el mundo se siente orgulloso del equipo.

-¿Ves al Betis ganando títulos a corto plazo como el Sevilla, su gran rival?

Compararnos con el Sevilla es absurdo. El Betis tiene una historia impresionante, con sus buenos y malos momentos, y seguro que volverá a jugar en Europa. No hay que compararse con nadie. Tenemos una masa social estupenda para que nuestro camino siga siendo positivo.

-¿Quién será campeón de Liga?, ¿recortará el Madrid la distancia con el Barça?

Soy un hombre muy práctico. No me gusta hablar de hipótesis. Queda mucho.

Entrevista exclusiva Sportium Quique Setién

-¿Ves al Atlético capaz de ganar la Liga?

Le veo igual de capaz que el Real Madrid o Barcelona. Es cierto que siempre se espera más del Madrid y Barça porque tienen a los mejores jugadores y su poderío económico es enorme, pero a veces el dinero no es la fuente de los éxitos. Eso está claro.

-¿Cómo calificarías a Zidane, Valverde y Simeone?

Son grandísimos entrenadores. Están al nivel más alto, pero he visto entrenadores buenísimos en Segunda B que podrían estar ahí… como podría estar yo y otros muchos. Son casos excepcionales con un nivel extraordinario.

-¿Cuál es la clave para que Zidane gane tantos títulos?

Hay muchas cosas que no se ven en el campo porque se cuecen dentro del vestuario. La comunicación con los jugadores, su forma de transmitir las ideas, ser claro, que te entiendan, hacerte entender…. Zidane está demostrando que es un entrenador ideal para el Real Madrid.

-¿Por qué es tan especial Simeone?

Exprime lo mejor de cada futbolista todos los años. Ha conseguido que el Atlético esté a la altura de los mejores equipos de Europa, sin serlo, con un presupuesto infinitamente más bajo. Eso tiene un mérito incuestionable. La afición le idolatra porque es consciente de lo mucho que ha conseguido.

-¿Te gustaría  dirigir a la selección española es un futuro?

Claro que me gustaría. Como a todos. Es un reto importantísimo para cualquier entrenador. Podría ser un colofón a mi carrera, aunque no es lo mismo dirigir a la selección que a un equipo.  

-¿Un referente como entrenador?

Paquito fue un referente extraordinario en mi vida cuando ya creía que lo sabía todo. Me enseñó su manera de vivir y amar el fútbol. Tengo un buenísimo recuerdo de él por todo lo que me dio. Luis Aragonés también me ayudó mucho como futbolista. Me contagió e inculcó conceptos que no tenía. Me metió adrenalina en vena.

-¿Un jugador especial al que h

ayas entrenado?

Sin ir más lejos, en el Betis podría ponerte dos o tres ejemplos claros. Además de Joaquín, destacaría a Guardado. Ha disputado cuatro campeonatos del mundo, pero mantiene el mismo entusiasmo, jerarquía, ilusión y trabajo todos los días. Para mí es un privilegio entrenar a futbolistas así.

-¿Cristiano Ronaldo o Messi?

Messi es más completo. Es el mejor futbolista que he visto en mi vida. Es imparable. Está por encima de cualquier sistema táctico. Domina más facetas del juego aunque Cristiano es uno de los mejores rematadores de la historia.

-¿Te ves capacitado para entrenar a un grande?

No lo sé. Tampoco sabía si estaba capacitado para dirigir a Las Palmas o el Betis. Ya veremos si algún día me ofrecen la posibilidad. No soy ambicioso ni por ir a un grande ni por ganar más dinero.

-¿Tu filosofía como entrenador es perfecta para dirigir al Madrid o Barça?

No necesariamente. Yo era muy feliz entrenando al Lugo. Haría lo mismo en el Real Madrid o Barcelona que en el Lugo, Las Palmas y Betis. No conozco otra forma de trabajar. Trato de renovarme, ampliar conocimientos y equivocarme cada vez menos, pero cuando eres entrenador hay muchas cosas ajenas a ti que no puedes controlar.

-¿Un sueño por cumplir como entrenador?

El que tengo siempre. Dejar un buen recuerdo el día me vaya de un equipo. Esa sería mi mayor satisfacción como entrenador y también que mis colegas en los banquillos valoren de verdad como juega tu equipo. Eso afortunadamente ha pasado muchas veces.

-¿Algún equipo especial al que te gustaría entrenar?

No tengo ninguna preferencia. Al que me quiera. Ahora estoy encantado en el Betis. Cuando llego a un sitio quiero quedarme para siempre aunque sé que no es posible. El fútbol tiene sus ciclos. Lo importante es crear algo bonito pensando que va a durar mucho tiempo.

-¿Hace falta mano dura para ser respetado por la plantilla?

-Hay que tener mano dura cuando hay que tenerla y ser uno más cuando hay que serlo. Cada cosa en su debido momento. Hasta ahora no he tenido que ejercer mi autoridad en ningún momento. No soy un hombre impulsivo. Todo lo que hemos conseguido en estos meses es gracias a una predisposición perfecta al trabajo por parte de los jugadores. Han asimilado todas las cuestiones que les planteo. No me gusta echar broncas ni aplicar mano dura, pero si hay que hacerlo alguna vez se hará para intentar mejorar.

-Eres un gran jugador de ajedrez, ¿cómo sería tu partida perfecta?

Dar jaque mate al rival en poco tiempo…ja, ja,ja. Soy un jugador del montón y en función de quién esté enfrente se conocerán mejor mis virtudes y mis defectos. El ajedrez me gusta desde muy pequeño. Me ha ayudado a controlar mis impulsos. Me enseñó mi padre.

Descubre esta y otras entrevistas exclusivas de Sportium en nuestra web Sportiumnews.