El sistema de apuestas Fibonacci: La estrategia progresiva para ganar beneficios

sistema de apuestas fibonacci

De vez en cuando nos gusta tomarnos un momento para traeros alguna sesión didáctica de estrategias de apuestas deportivas con la que podáis seguir aprendiendo los mejores trucos para disfrutar de esta deliciosa práctica, pero lo cierto es que, después de tanto tiempo, por momentos se nos acaban las ideas. No sé vosotros, pero por aquí, por la oficina, nosotros alardeamos de haber generado una corriente fantástica de apostadores bien formados (así que más vale que estéis atentos, que luego habrá examen). De forma que, por cambiar un poco, hablaremos de una estrategia de apuestas muy poco conocida entre el común de los mortales: el sistema de apuestas de Fibonacci.

Vale, antes de seguir, he de aclararos una cosa: en el instituto, era un negado en matemáticas. Escogí letras, obviamente, pero desde que trabajo en apuestas deportivas, algunas nociones básicas he tenido que aprender. Y curiosamente, resulta que de mi época de estudiante recuerdo mucho la sucesión matemática de Fibonacci. Siempre me resultó curiosa. Y al igual que muchos la emplean para jugar a la ruleta con éxito, hay quienes la utilizan para apostar.

Pero… ¿qué es la sucesión de Fibonacci? ¿Cómo se emplea en apuestas deportivas? ¿Qué es el sistema de apuestas Fibonacci? Pasaremos a explicarlo de la forma más clara posible, sin caer en la piel de un matemático experto ¡Vamos allá!

La sucesión numérica de Fibonacci

Leonardo de Pisa, más bien conocido como Fibonacci, fue un matemático italiano que, entre otras muchas cosas, impulsó el sistema numérico que todos utilizamos hoy en día, el indo-arábigo, sustituyendo así la tradicional numeración romana. Y también fue el primer europeo que describió la sucesión numérica que hoy en día lleva su nombre. La sucesión de Fibonacci es una sucesión de números naturales que puede alargarse hasta el infinito.

La definición de la sucesión de Fibonacci es que, comenzando con el 0 y el 1, a partir de éstos, cada término es la suma de los dos anteriores

Así, podríamos ejemplificar los primeros números de la sucesión de Fibonacci de esta forma: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233… La clave es ir sumando las dos cifras anteriores para sacar la siguiente. La fórmula matemática sería: 0+1 = 1; 1+1 = 2; 1+2 = 3; 2+3 = 5; 5+3 = 8, y así sucesivamente. Como véis, es enormemente sencillo ir sacando cada cifra si aprendemos la norma y la memorizamos en nuestra cabeza. Pero… ¿cómo se aplica esto a las apuestas deportivas?

El sistema de apuestas Fibonacci

Esta estrategia de apuestas progresiva consiste en utilizar la sucesión de Fibonacci para realizar apuestas cada vez más grandes en cuanto a Stake y al final maximizar nuestros beneficios. Los sistemas de apuestas progresivos no son, ni mucho menos, populares entre los apostadores, pero sí son bastante utilizados en los Casinos. No obstante, no son pocos los profesionales que aseguran que con métodos como el sistema de apuestas Fibonacci puedes ganar mucho más de lo que pierdes.

La clave es apostar siempre al empate en un partido de fútbol; si se pierde, se debe seguir apostando al empate hasta ganar

Hay, eso sí, dos normas fundamentales a la hora de utilizar el sistema de apuestas Fibonacci si queremos tener éxito:

  1. Que la cuota del empate en el partido al que apostamos sea superior a 2.61
  2. Aumentar la cantidad que juguemos (el Stake) siguiendo exactamente la sucesión de Fibonacci.

Si nos fijamos en las cuotas al empate en una jornada habitual de la Liga inglesa, vemos que en todos los partidos, la cuota por el empate es superior a ese 2.61 obligatorio que debemos tener delante para emplear la estrategia de apuestas Fibonacci. De igual forma, en la mayoría de los partidos de las grandes Ligas europeas se respeta este hecho, dado, en parte, porque los empates son los resultados más complicados de predecir para una casa de apuestas.

sistema de apuestas fibonacci

Cuotas de apuestas a una jornada de la Premier League

Teniendo en cuenta, por tanto, que a lo largo de una temporada entera habrá un elevado porcentaje de cuotas al empate que podremos emplear, toca ver cuántos empates se producen durante una Liga. Tomando como referencia la pasada Liga Santander en España, vemos que de un total de 380 partidos hubo 85 empates, lo que representa un 22,36 por ciento del total de resultados. Esto supone, haciendo una simple fórmula matemática, que de cada cuatro partidos y medio hay una igualada. Por tanto, estadísticamente, ganaríamos una de cada cinco apuestas al empate hechas bajo el sistema de apuestas Fibonacci.

Es decir: si en nuestra primera apuesta nuestro Stake es de 1€ y perdemos; la siguiente es también de 1€ y volvemos a perder, después apostamos 2€ y perdemos de nuevo, luego apostamos 5€ y perdemos, y después apostamos 8€ y ganamos… en total, nuestra inversión inicial habrá sido de 15€, ganando como poco 20,88€ en nuestra primera apuesta ganadora (si la cuota es de 2.61), es decir, 5,88€ de beneficio.

Ventajas e inconvenientes del sistema de apuestas Fibonacci

Como veis, se trata de un método que, en principio, no tiene ‘trampa ni cartón’ mientras mantengamos estas premisas. Sin embargo, lo cierto es que hay muchas trabas que debemos poner por delante a la hora de pensar si queremos emplearla realmente en nuestras apuestas deportivas diarias. Es imprescindible estar al tanto de muchísimos partidos para poder tener escogida una secuencia de encuentros que se vayan produciendo en el tiempo, uno tras otro, a los que poder apostar (en esta estrategia es imposible apostar en vivo). Y que en todos ellos, la cuota tenga que ser igual o superior a 2.61 hace que el esfuerzo en cuanto a preparación y tiempo a emplear de esta técnica sea considerable.

Por otro lado, por mucha matemática que empleemos, al final, las apuestas deportivas siempre tienen un componente importante de azar. Esto quiere decir que podemos enfrentarnos a rachas muy largas de pérdidas esperando que nuestra apuesta siguiente sea la ganadora. Cuando ganemos, obtendremos un beneficio altísimo, sí… pero ¿estamos preparados para soportar una inversión de semanas o meses sin retorno? ¿Nuestro bolsillo está adecuado a esta estrategia?

Así pues, debemos terminar explicando que, como cualquier otra estrategia de apuestas progresiva, el sistema de apuestas Fibonacci funcionará siempre que nuestro presupuesto sea ilimitado o, cuanto menos, para nada ajustado a parámetros de poco margen económico. De modo que, si no eres un apostador empedernido puede que ésta no sea tu mejor táctica. Pero si eres pudiente y tienes ganas de probar algo nuevo… ¿quién sabe?