Sportium Bingo, mucho más que un juego

Si es verdad que vivimos en un mundo cada vez más socializado, donde la tecnología es utilizada para conectar la gente, también es verdad que el Bingo es el más sociable de los juegos online.

Desde que apareció en el siglo XVI, el modelo de juego de Bingo ha sido frecuentemente  adaptado hasta llegar al que conocemos hoy. Jugando con cartones que contienen varios números aleatorios, los jugadores asisten a un sorteo esperando que todos los números de su cartón salgan (o sean cantados). El primer jugador que rellene su cartón con todos los números cantados grita “BINGO” y gana el juego. Sencillo, emocionante y muy divertido.

 

El componente social

Aunque el Bingo sea extremamente competitivo, los jugadores pueden hablar entre ellos generando un sentido de comunidad entre diferentes personas que disfrutan de un mismo juego. Uno nunca juega solo una partida porque siempre quiere sentir la emoción y, por supuesto, seguir generando más ganancias.

Como si se tratara de salir a una discoteca o a beber una copa, los jugadores de Bingo se organizan para jugar partidas de una forma periódica y sentir conjuntamente la adrenalina de cantar “línea” o “bingo” durante algunas horas.

También son comunes historias de personas que se conocieron en una sala de Bingo, o que han empezado hablando en una sala de chat de un cualquier Bingo virtual.

Diferentes juegos en uno mismo 

Una de las características más interesantes del Bingo es que hay diferentes tipos de juego dentro de él. Con diferentes tipos de cartones, más o menos números o bolas de sorteo (normalmente 75, 80 o 90 bolas), premios por padrones, líneas, casa llena (o…Bingo) y partidas presenciales, electrónicas u online.

Bingos reales, Bingos “for fun” sin dinero real envuelto, Bingos de beneficencia, y un sin número de opciones con un solo objetivo: cantar ¡“BINGO”! antes que nuestro compañero de al lado.

Cuantiosos Jackpots (si el jugador consigue ganar rápidamente), premios mínimos garantizados independientes del número de jugadores, o botes con premio progresivo de acuerdo con el volumen de jugadores y cartones comprados, son la salsa de un juego que, por si solo, engancha a los jugadores.

Cuantos más jugadores, mejores premios

Igual que en el Poker, uno de los factores de mayor interés en la partida de Bingo es que el valor del premio sube de acuerdo con el número de cartones comprados y/o jugadores que están jugando. Esto quiere decir que cuantos más cartones un jugador compre, más probabilidades de cantar “Bingo” tiene y, por descontado, mayor es el premio final que llevará en el bolsillo.

 

Autor: Iván Daniel Pereira De Jesús

ivan bingo