Las claves para apostar en la final de la Copa Libertadores

Copa libertadores

En la madrugada de este jueves tiene lugar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América entre el Atlético Lanús argentino y el Gremio de Porto Alegre brasileño. Los cariocas llegan al Estadio Ciudad de Lanús – Néstor Díaz Pérez con la obligación de defender el 1-0 conseguido en los últimos minutos del encuentro de ida, pero el coliseo albiceleste estará a reventar de almas que buscarán guiar a los suyos hacia la victoria.

¿Quién ganará, pues? Las apuestas a esta final de la Copa Libertadores están bastante igualadas. Y es que este suele ser un torneo que depara sorpresas, y donde nunca hay que dar nada por sentado. Pero para tu beneficio, te confesaremos una cosa: Sportium ha puesto a tu disposición la mejor de las PROMOCIONES para este partido: apuesta 20€ al ganador (mercado de 1×2) de este encuentro, y tanto si fallas como si ganas… ¡te dan una apuesta gratis de 5€!

Muchas cosas pueden pasar en este partido… pero para guiarte en tus apuestas a la final de la Copa Libertadores, te ofrecemos una serie de claves para que escojas el mercado que más te guste. Recuerda que el vencedor de la Copa Libertadores tendrá el honor de disputar el Mundial de Clubes dentro de pocas semanas y, si se cumplen los pronósticos, enfrentarse al campeón de Europa en la gran final, el Real Madrid.

La final de la Copa Libertadores, en números

Gremio, como ya hemos dicho, llega a este partido de vuelta con la ventaja del 1-0 conseguido en su país hace seis días. El tanto local no llegó hasta el minuto 83 de encuentro, y Lanús empezó jugando bien y teniendo sus opciones, por lo que en principio prevemos otro partido cargado de tensión y de igualdad entre dos equipos que, seguramente, jueguen casi tanto o más a no cometer errores que a ganar de primeras.

No obstante, Gremio ha demostrado que es un rival durísimo a domicilio. En la fase de grupos solo perdió un partido fuera de casa y que empezó ganando, y en las eliminatorias ganó dos de sus tres encuentros y empató el otro, no encajando goles en ninguno de sus tres cruces. De hecho, Gremio solo se ha ido perdiendo al descanso en un partido de esta Copa Libertadores.

La fortaleza defensiva es una de las señas de identidad de los brasileños, que encajaron tan solo 2 tantos en sus últimos siete partidos de la competición, justo los de eliminatoria

En cuanto a Lanús, el equipo argentino se ha movido un poco más por la senda de la locura. Quedó primero de su grupo en la fase inicial, al igual que Gremio, y exactamente de la misma forma que su rival, solo perdió un partido en esa fase. Su camino en eliminatorias después ha sido bastante irregular, pues pinchó en sus tres salidas de octavos, cuartos y semifinales, y también perdió en la ida de esta final. De esos cuatro encuentros, en tres comenzó perdiendo.

Sin embargo, a favor de esta estadística está el hecho de que el equipo local es un auténtico ‘hacedor’ de gestas. Remontó las eliminatorias frente a The Strongest, San Lorenzo y River Plate ganando en casa, sin encajar gol en ninguno de esos tres últimos partidos, y marcando 7 goles. Mención especial para los 4 que le endosó a River en semifinales para ganar por 4-2 cuando iba perdiendo por 0-2 en el primer tiempo, y por 0-3 en el global de la eliminatoria.

Apuestas para el partido

Así las cosas, de cara a las apuestas a la final de la Copa Libertadores nos encontramos con un conjunto muy fuerte defensivamente y fuera de casa y otro que, aunque vulnerable incluso en su feudo, tiene la capacidad de remontar adversidades, y que además estará arropado por miles de aficionados que querrán que haga historia.

En este sentido, pensando en una salida en tromba de Lanús, si los argentinos llegan ganando a la media hora de partido, la cuota es de 4.40; si marcan en ambas mitades del encuentro, es de 4.60, y si ganan el partido con goles por parte de ambos conjuntos, la cuota es de 6.00.

Sin embargo, si confiamos en las opciones de Gremio, si se llega con empate al descanso, la cuota es de 1.83; si el resultado al final del partido es de empate, es de 2.87. Y si los brasileños no encajan goles, es de 3.00.