Apuestas a la Liga: Claves para apostar en el Espanyol-Girona

Apuestas a la liga

Las apuestas a la Liga en su jornada 15 llegan a su fin, con la disputa del último encuentro de dicha fecha. Un Espanyol-Girona que se presenta bastante angustioso para los dos equipos, que tienen mucha necesidad de sacar puntos si no quieren verse abocados a meterse de lleno en la zona peligrosa de la clasificación… si es que no lo están ya. Un duelo bastante más igualado de lo que parece, y de pronóstico incierto.

Así que aquí estamos para ofreceros algunas claves del mismo y, si es posible, arrojar algo de luz sobre las posibles apuestas que queráis hacer para este partido.

El Espanyol-Girona en números

No marchan demasiado bien las cosas para un Espanyol que, a estas alturas de curso, no está, ni mucho menos, en la situación en la que presumían sus hinchas y la zona noble del club antes de empezar la campaña. Los blanquiazules son decimosextos en la clasificación con 16 puntos, a 4 de la zona de descenso, marcada por el Deportivo Alavés, con 12 unidades. El Girona no está mucho mejor en cuanto a puntuación, ya que tiene 17 puntos y es decimocuarto, pero teniendo en cuenta que se trata de un recién ascendido, lo cierto es que, sin alardear, las sensaciones respecto al equipo catalán son algo diferentes. Están cumpliendo y compitiendo con creces.

Si hablamos de sus últimos partidos, ninguno de los dos equipos está encontrando la regularidad este curso. El Espanyol viene de perder en Éibar y ha caído en tres de sus últimos cuatro partidos, si bien en su estadio ha perdido únicamente dos encuentros, y ha sacado 13 puntos de 21 posibles. El Girona lleva tres jornadas sin perder, aunque sólo perdió en uno de sus últimos seis partidos de Liga, lo cual es un magnífico balance.

Y si hablamos sólo de los partidos fuera de casa que ha disputado el Girona, su actuación como recién ascendido sube muchos enteros

De sus seis salidas sólo ha perdido en una, empatando en tres y ganando en dos. Encajó goles en cinco de esos seis encuentros lejos de Montilivi, pero también marcó en cuatro de seis, curiosamente los cuatro últimos, y al menos 2 goles en cada uno de ellos. Se trata de una marca muy seria si hablamos de tantos a domicilio.

La solidez defensiva del Espanyol en el RCD Stadium es, sin embargo, el arma con la que los hombres de Quique Sánchez Flores están pudiendo sacar puntos ante su afición. El equipo perico dejó su portería a cero en tres de sus últimos cuatro encuentros en casa, y en general, sólo encajó más de 1 gol en uno de sus siete partidos como local. Eso sí, los goles se hacen esperar en Cornellá: los cuatro que se marcaron en total en los últimos cuatro encuentros del Espanyol en su estadio llegaron en las segundas partes. Curiosamente, igual que ocho de los últimos diez que se anotaron, en total, en los tres últimos partidos del Girona lejos de casa.

Podríamos decir que el gran hándicap del Espanyol en esta Liga está siendo su pegada. Es, junto a la UD Las Palmas, el equipo menos goleador de la Liga. El Girona mantiene una media mejor, pero es vulnerable en defensa, incluso más que los pericos.

Apuestas para el partido

Con todos estos datos encima de la mesa, ofrecemos una serie de mercados para apostar. Tenemos la impresión de que no será un choque con excesivos goles, y que de haberlos, éstos podrían llegar más bien tarde. Por tanto, si hay entre 0 y 2 goles totales en el partido, la cuota es de 1.72; si hay más de 2 goles totales en el choque, sube a 2.10, y si el resultado al final de la primera mitad es de empate, la cuota es de 2.00.

apuestas a la liga

Mercados de goles en el Espanyol – Girona.

Para los que confíen en una victoria del Espanyol, si los blanquiazules ganan sin encajar goles, la cuota es de 3.20, y si el resultado al Descanso / Final del partido es de Empate / Espanyol, la cuota es de  4.75.

Y si pensamos en una sorpresa en forma de victoria encuentro no perdido por el Girona, si los visitantes no pierden, la cuota es de 1.80, y si marcan 2 o más goles en el partido, sube hasta los 3.50€ por Euro apostado.