La delicia de disfrutar sufriendo con las apuestas al descenso y la última jornada

apuestas al descenso

Quedan todavía algunos días para que comience la Liga en Primera División, así que os parecerá extraño que lleguemos ahora y os hablemos de algo tan poco habitual en estas fechas como… APUESTAS AL DESCENSO.

Pues sí, sobre eso quería gastar un rato de tiempo con vosotros. Resulta que estábamos mirando a ver cuándo habéis requerido más nuestra ayuda a lo largo de la temporada futbolística, y entre vuestras búsquedas más importantes hemos podido encontrar ‘apuestas descenso’, ‘descenso primera división’, ‘apuestas descenso liga santander’… y claro, aunque los clásicos ‘a cuánto se paga que el Madrid gana la liga’ siguen siendo igualmente habituales, hemos querido repasar un poco qué nos encontramos cada vez que llegamos a esas últimas jornadas del campeonato y miramos a la parte de abajo de la clasificación.

Siempre lo hemos dicho: apostar debe ser una práctica que nos llene, y no nos referimos (sólo) a los bolsillos. De nada sirve jugar si no le pones emoción y nervios al asunto. Debes estar eufórico con cada apuesta deportiva que hagas, y cuando llegan esos partidos a vida o muerte en el que los equipos se juegan el drama del descenso, podemos sufrir y disfrutar del éxito o la catástrofe con ellos. Y de paso, echarnos unos cuantos Euros al bolsillo. Pero… ¿por qué son tan diferentes las apuestas al descenso a otras de fútbol?

Descensos inesperados

Si echamos la vista atrás en cuanto a apuestas al descenso, uno de los equipos de Primera División que más me sorprenden es el Deportivo de la Coruña. Aunque los gallegos llevan bastante tiempo alejados de la versión que mostraron durante la década de los 90 y hasta la mitad de la década de los 2000, tiempos en los que ganaron títulos y eran habituales sus hazañas por Europa, lo cierto es que casi nunca entran en los pronósticos para bajar a Segunda cuando empieza la temporada. Pero últimamente han llegado a las fechas número 36, 37 y 38 de la Liga con el agua al cuello, y además por sorpresa.

Los nervios se apoderan de equipos y futbolistas cuando tienen el descenso a la vuelta de la esquina… y entonces llegan las sorpresas

Las temporadas 2010-2011 y 2012-2013 fueron nefastas para los aficionados deportivistas, con dos descensos parecidos. En esas campañas, las apuestas al descenso siempre inflaron las cuotas para el conjunto blanquiazul, ya que a priori partía con mayores opciones que el resto de sus rivales directos por salvarse. Pese a ello, cayó en ambas ocasiones. Especialmente importante fue aquel desdenso tras 20 años en la élite, que convirtió al Depor en el equipo que bajó a Segunda con más puntos en la historia de la Liga.

¿Qué quiere decir esto? Que cuando llegamos a las últimas jornadas con todo por decidir y hay más equipos implicados en la batalla por evitar el descenso que plazas para asignar, siempre o casi siempre vemos alguna sorpresa. Por eso, las apuestas al descenso acarrean una particularidad muy específica de cara al apostador: podemos ganar más beneficios que de costumbre si sabemos ‘oler’ lo que pasará.

Tardes de locura y transistores

Otro aspecto muy particular de las apuestas al descenso es que tendremos que estar siempre atentos no sólo a un partido, sino a varios a la vez. La Liga siempre unifica horarios en las dos últimas jornadas, y al celebrarse todos los encuentros al mismo tiempo toca tirar de radio y cascos, o bien de multifútbol en la tele si no somos unos románticos del fútbol de antaño. La situación por abajo siempre está muy apretada y eso hace que cada gol cambie de forma radical en panorama no sólo para el equipo que lo marca, sino para el resto de conjuntos involucrados en la batalla por no bajar.

Aunque siempre se diga lo contrario, normalmente cuando te estás jugando algo en la última jornada siempre te enteras de lo que están haciendo los demás. Esto tiene su importancia en las apuestas

¿Quién puede dudar de que, si eres futbolista y sabes que para salvarte debes ganar tu partido y que tu gran rival no lo haga, y te enteras de que éste va venciendo de forma clara su encuentro no te vas a venir abajo? O al revés… te dicen que va perdiendo, y entonces te vienes arriba y sacas fuerzas de donde no las hay. Eso está muy presente en las últimas jornadas, por tanto, las apuestas al descenso y las apuestas a las jornadas 36, 37, 38… tienen que tener en cuenta este tipo de factores.

Remontadas, goles inesperados, apostar a ‘gol del equipo X’ cuando sabes que, por el momento actual del partido y el resto de resultados en otros campos, ese equipo tiene que anotar para tener opciones de salvarse… todo eso cuenta. Y puede marcar la diferencia en nuestras apuestas ganadoras al descenso.

 

El esfuerzo tiene su recompensa…en las apuestas

Puede que seas hincha de algún equipo que, desgraciadamente, conozca mucho mejor lo que es bajar a Segunda División que los Real Madrid, Barça y compañía. Si eso es así, sabrás que muchas veces, por mucho que tu equipo se empeña en aferrarse a la primera categoría, el esfuerzo no conlleva una victoria segura. Pero tu sabiduría sí puede darte un pequeño ‘pellizco’ a la hora de sacar partido con tus apuestas deportivas al descenso.

El gol que vale una permanencia, o que deja a un equipo a un sólo paso de conseguirla… puede valer casi lo mismo para un apostador que sepa jugar sus cartas

Puede que no las tengas todas contigo sobre si tu equipo elegido va a salvarse o no cuando llegue el momento. Pero si le has seguido durante toda la temporada, puedes ser capaz de aventurar si jamás arrojará la toalla y, por tanto, marcará seguro; o por el contrario, si es un equipo que se viene abajo al primer revés recibido y, por tanto, en cuanto las cosas se le pongan cuesta arriba será mejor apostar en su contra.

Todo ese tipo de detalles se producen con mucha más frecuencia cuando apostamos en las últimas jornadas de la Liga que durante el campeonato, y son nichos de posibles beneficios que debemos tener muy presentes.

Una alegría para aplacar tristezas

Por supuesto, nos queda el componente anímico, el aspecto romántico del asunto. Puede que la próxima temporada tengas suerte y tu equipo gane la Liga o la Champions… pero también puede suceder que descienda. Si es así, tómate las apuestas como una vía para conseguir disfrutar y vibrar durante toda la temporada aunque al final de la misma no puedas estar contento con lo que haya pasado deportivamente hablando.

Si estás triste porque tu equipo ha bajado… al menos minimiza esa pena con algo de beneficio

Para eso sirven también las apuestas al descenso. Al igual que el espectador que disfruta sufriendo con una película de miedo o el adicto a los deportes de riesgo al que le encanta jugársela para sacar a relucir toda la adrenalina, nosotros podemos sacarle el aspecto positivo a un drama como es el que se vive en diversos puntos de la geografía nacional cada mes de mayo. Así son las cosas… pero siempre hay que ver el lado positivo del asunto.