Las claves que debes saber para apostar en la final de la Copa Davis

apuestas copa davis

Pocos días después de la finalización de unas ATP Finals que nos dejaron un resultado sorprendente con la victoria de Grigor Dimitrov, asistimos (ahora sí) al verdadero final de temporada en el tenis masculino, con la disputa de la final de la Copa Davis, tradicionalmente la última gran cita de la campaña, que jugarán las selecciones de Francia y Bélgica en el Estadio Pierre Mauroy, en Lille. Una final que sitúa a los franceses como claros favoritos, aunque seguramente lo que veamos sobre la pista no sea tan desnivelado como exhiben las cuotas de apuestas de la Copa Davis.

Si eres un apasionado del tenis seguro que no vas a perderte esta última cita de 2017. Pero, ¿por quién apostar? Aquí te vamos a dejar varias claves para que puedas guiarte en tus apuestas a la final de la Copa Davis durante todo el fin de semana. Ya sabéis que la eliminatoria se juega al mejor de cinco partidos, con cuatro enfrentamientos individuales y un choque de dobles. La superficie escogida por el equipo local para disputar la final es pista dura, ya que sus mejores jugadores en esta época son especialistas de este tipo de suelo.

Bélgica llega después de un empuje que ya le dura años en el concierto internacional para ganar una Copa Davis, y puede oponer más resistencia de la esperada.  Así que, sin más preámbulos, vamos a repasar todas las claves del enfrentamiento.

Los duelos de la final de la Copa Davis

Por parte de Francia, Jo-Wilfried Tsonga y Lucas Pouille liderarán al equipo en individuales, mientras que Nicolas Mahut y Pierre-Huges Hebert serán la pareja encargada de disputar el partido de dobles. Steve Darcis y David Goffin serán los jugadores que representarán a Bélgica ante las dos primeras raquetas francesas, mientras que su pareja de dobles estará conformada por Ruben Belemans y Arthur de Greef.

Echando un vistazo a las cuotas de apuestas a campeón de la Copa Davis, vemos que Francia recibe una cotización de 1.22, mientras que el triunfo de Bélgica se paga a 3.70. Esto es normal, teniendo en cuenta que Francia juega en casa y estará arropada por su público. Sin embargo, el primer detalle a tener en cuenta tiene que ver con el estado de forma de cada uno de los jugadores de esta final. Los galos no cuentan con ningún tenista en el ‘Top 10’ mundial actualmente, mientras que Bélgica llega a la cita con el flamante finalista de la Copa de Maestros en sus filas. David Goffin ha terminado el año como número 7 del mundo, y aunque es cierto que llega a la final muy machacado físicamente, ya demostró de lo que puede ser capaz, al derrotar a Rafa Nadal y Roger Federer en Londres hace una semana.

Tsonga y Pouille ocupan los puestos 15 y 18 de la clasificación ATP, mientras que Steve Darcis está ya lejos de sus mejores tiempos y es el número 76 del mundo a sus 33 años. Sin embargo, si Goffin está a su mejor nivel, hay mucho peligro para Francia en este envite

Goffin tiene un cara a cara negativo ante Tsonga, pero con matices. Su 2-4 en contra se basa en dos derrotas prematuras, en 2013 y 2014, ambas sobre hierba, superficie en la que el galo es especialista, y un 2-2 bastante igualado después, con dos victorias para cada uno sobre superficie dura y otras dos en tierra. En sus últimos dos duelos hubo sets para ambos jugadores. Ante Pouille su registro es bastante peor, curiosamente: 0-3, con dos derrotas en superficie dura y una en tierra, las tres en 2016. En dos de esos tres partidos también hubo sets para ambos tenistas. Pouille puede generarle bastantes más problemas a la primera raqueta belga, ya que su año 2017 ha sido muy bueno, con 3 títulos conseguidos y una final más disputada. El año de Tsonga ha ido de más a menos, aunque se recuperó en este tramo final de curso con un par de finales. En cualquier caso, el nivel de Goffin da como poco como para darle oportunidades de apostar por él en al menos uno de los dos duelos individuales, o quizás apostar a que al menos ganará sets.

En cuanto a Darcis, es verdaderamente el jugador más flojo de los cuatro en individuales. Nunca se ha enfrentado a ninguno de los dos tenistas franceses, aunque en esta Copa Davis ha sacado lo mejor de sí mismo, ganando 4 partidos y perdiendo solo 1 de un total de cinco encuentros hasta esta final, y consiguiendo victorias de empaque, como la obtenida ante Alexander Zverev en el mes de febrero, en la primera ronda ante Alemania. Goffin ha jugado 4 partidos en esta edición de la Copa Davis y permanece invicto, y su registro general en la historia de la competición es de 19-3 a favor.

El partido de dobles

El choque de dobles sí que representa una brecha considerable a favor de Francia en esta final. La pareja conformada por Nicolas Mahut y Pierre-Huges Hebert es una de las mejores del mundo, y concretamente Mahut es el número 7 de dobles actualmente. Ambos tenistas han disputado las ATP Finals y ganado varios títulos de dobles esta temporada, y Francia no ha perdido en dobles en ninguna de sus eliminatorias de esta edición de la Copa Davis. Bélgica, sin embargo, cayó en cuartos de final y en semifinales en este partido.

Conclusiones

Francia busca su primer título de la Copa Davis desde 2001, y poner fin a una racha de tres finales perdidas desde ese año, en 2002, 2010 y 2014. Bélgica no ha ganado nunca la competición, pero fue finalista en 2015 (también en 1904, pero evidentemente este último dato es más curioso que relevante). Los belgas no ganan en suelo francés desde 1952, así que hay que insistir en que sí, es cierto que lo normal es que Francia se lleve la final. En dobles es muy complicado que pierdan el punto, y en individuales habría que esperar una doble victoria de Goffin y un milagro de Darcis para que haya sorpresa. Pero conviene volver a remarcar que la primera raqueta belga puede ganar a cualquiera de los dos jugadores franceses en individuales, y que al menos puede haber más batalla de la que se espera en Lille durante este fin de semana.