Apuestas Nadal-Federer: ¿Qué esperar de ambos hasta acabar 2017?

Este domingo terminó el Masters 1000 de Shanghái con la victoria de Roger Federer sobre Rafa Nadal. Era la final soñada y esperada por casi todos los aficionados, y en las apuestas deportivas al evento, este partido era también el esperado, ya que el suizo y el español eran los dos máximos favoritos para llevarse el torneo. En el último encuentro se impuso la lógica. El 6-4 y 6-3 endosado por el helvético al balear no fue casualidad por varios motivos. El primero, que dentro de las pistas duras y rápidas, la de Shanghái es la más veloz de todo el circuito en la categoría Masters 1000, por lo que los condicionantes en contra de Rafa se multiplicaban. El segundo, la evidente superioridad de Roger en este tipo de superficie, algo que se sabe desde siempre. Y por último, el lógico desgaste físico que Nadal empieza a mostrar por estas fechas del año, ilustrado en la protección rotuliana que se le pudo ver en su rodilla derecha durante la final. Hacía tiempo que no tenía que jugar con este artilugio.

Pero… ¿qué esperar ahora de los Nadal-Federer hasta el final de 2017? Porque ambos han dominado el circuito ATP durante todo el año y hasta ahora han cumplido con sus favoritismos. Con los Murray, Djokovic, Wawrinka y compañía fuera de combate, es difícil imaginar que los dos primeros del mundo no se vuelvan a ver las caras antes de que acabe la temporada. Quedan dos fechas fundamentales para Roger y Rafa: el Masters 1000 de París Bercy, último de la temporada, y los Nitto ATP World Tour Finals o Copa Masters, torneo final del año que concentra a los ocho mejores tenistas de la campaña, y para el cual, evidentemente, tanto Federer como Nadal están clasificados.

Con dos semanas por delante plagadas de torneos menores hasta el Masters de París, es posible que no veamos a Nadal y Federer en pista hasta la cita francesa. Ninguno de los dos ha confirmado su presencia en el torneo de Basilea, de categoría 500, el siguiente que en principio tenían previsto disputar, y que comenzará el próximo 23 de octubre, debido a que ahora deben medir más que nunca las pocas fuerzas que les quedan, con el O2 de Londres en la mente.

Pero más allá de eso, hay varias cuestiones importantes que merece la pena responder. La primera es que, dado que la superficie que habrá en los dos últimos grandes torneos del año es la peor de todas para el mallorquín (dura indoor), el suizo tiene una ventaja sustancial, tenística y física, sobre él. Pero aun así, es difícil que Federer alcance a Nadal en su carrera por el número uno mundial. Pese a perder la final de Shanghái, Rafa ostenta 9,875 puntos, mientras que Federer tiene 7,505. La segunda es saber a qué jugadores deben temer ambos en este tramo final del curso.

Alexander Zverev ha sido el tercer jugador, por orden, en clasificarse para la Copa Masters de Londres. El alemán, de 20 años, es la alternativa al eterno Nadal-Federer, y se ha convertido en el primer tenista que, a su edad, se mete en la Copa de Maestros desde que lo hiciera Del Potro en 2008. Por detrás del germano viene pisando fuerte Dominic Thiem, algo más tímido en superficie dura y en este tramo final del año, pero igualmente peligroso, y que la temporada pasada ya debutó en Londres como otra de las caras llamadas a desbancar a los dos eternos del tenis mundial en el futuro.

De los otros cuatro puestos restantes para el O2 de la capital británica , dos parecen casi otorgados ya, a falta de que sus previsibles ocupantes lo confirmen en los torneos de estas próximas dos semanas. El búlgaro Grigor Dimitrov jugará el torneo de Estocolmo en plena forma y buscando su cuarto trofeo de la temporada, y Marin Cilic, semifinalista en Shanghái y finalista en Wimbledon este año, está a un paso de clasificarse para la Copa Masters por tercera vez en cuatro años. Ya es un habitual.

El belga David Goffin, octavo en la carrera de campeones, Pablo Carreño, que se ha bloqueado un poco en las últimas semanas pero que afronta el torneo de Moscú esta semana, en el que defiende título, el norteamericano Sam Querrey, el flamante finalista del US Open, Kevin Anderson, y con algo menos de opciones, Nick Kyrgios, Tomas Berdych y Roberto Bautista, son los que quedan en esta pelea por estar en la plaza final de la apasionante temporada 2017. Pero todos a expensas de lo que quieran Nadal y Federer, sin duda los dos jugadores más en forma del momento.