US Open: La última frontera hacia la cima del tenis en 2015

US Open

No hay deporte que refleje mejor el estado de ánimo que el tenis. El Rey de las disciplinas de raqueta es, probablemente, la modalidad en la que el esfuerzo, la fuerza de voluntad, el amor propio y la lucha psicológica cobran más importancia y si tienes confianza en ti mismo, te ves capaz de tumbar hasta a los adversarios más difíciles y escalar las montañas más altas. Se trata de una batalla mental entre dos hombres que se dedican gestos, miradas inquisitorias y gritos desafiantes tras cada punto. Y en breve tendremos ante nosotros el inicio del US Open, el último de los grandes de la temporada y la cita más importante de aquí al final del año.

Mis amigos saben de mi amor enfermizo por el tenis y no paran de preguntarme por los favoritos para la edición de este año. También por Rafa Nadal, y si el manacorí podrá levantar el vuelo en mitad de una temporada en la que muchos ya han perdido la confianza en él. Yo les digo que es complicado, pero que piensen en lo que sucedió el año pasado, con una final inesperada. Precisamente, lo que se vive en estas dos semanas en Nueva York es el agónico final de una larga carrera por todas las canchas del mundo que, para los gigantes del circuito, termina en Flushing Meadows. Es verdad que hay más torneos hasta diciembre y que está la Copa de Maestros pero esto es un Grand Slam, es el último de todos y los tenistas suelen llegar secos, cansados de piernas y muy fundidos física y mentalmente.

Para Nadal, de hecho, esta es la última montaña. Cada uno de sus rivales a los que antaño dominaba con la psique ahora se le aparecen como picos de una cordillera que parece imposible de afrontar, pero que él merodea una y otra vez. No le importará caerse de nuevo como lleva haciendo todo el año pero al mismo tiempo sabe que nadie cuenta con él y lo ve como una ventaja de cara a su reto. Eso es lo que yo les explico a los míos. Enfundado en su versión de ‘obrero’, el balear acecha la escalada intentando recuperar sensaciones y aprovechando las particularidades de un torneo donde casi siempre hay sorpresas. ¿Y por qué no podría ser él una de ellas? No debemos perder la esperanza.

De hecho, Nadal no se ‘cae’ de mi lista de favoritos para el US Open de este año, pensada y lógica pero considerando todas las opciones.

Novak Djokovic: La pregunta es… ¿por qué no apostar por él?

De acuerdo… una cuota de 2.25€ por cada euro apostado no es mucho si jugamos a favoritos para ganador del torneo, pero es que el US Open no puede tener otro favorito para ganar este año que no sea Novak Djokovic. El serbio tiene ante sí una oportunidad única: Lograr colarse en las cuatro finales de Grand Slam en una misma temporada por primera vez en su carrera. Siempre se quedó a un paso, fallando en alguna de las cuatro citas pero ahora viene de lograr vencer por primera vez en el Masters de Cininnati y ha estado a punto de lograr el ‘Golden Masters’ (campeón en todos los torneos de dicha categoría que existen), algo que todavía nadie ha conseguido.

El año 2015 para Djokovic puede ser incluso que su mejor campaña hasta ahora, la 2011: Un balance de 56-5, 7 títulos, 2 grandes y 19-4 contra tenistas ‘Top 10’

Novak ha jugado 4 finales del US Open en los últimos 5 años y cinco en total en su carrera; Ya sabe lo que es ganar este torneo en una de ellas y tiene menos competencia que nunca o, al menos, no tanta como antaño. Su regularidad nos invita a reafirmarnos en que es la solución perfecta para aquellos que no busquen arriesgar con sus apuestas y un valor muy seguro que doble nuestra cantidad apostada.

Andy Murray: La eterna alternativa… y ahora casi única

La irregularidad es lo que siempre ‘mata’ al escocés. Hace tan sólo unos días demostró que puede ser capaz de doblegar a Djokovic derrotándole en la final de Montreal pero justo en la semana anterior al US Open perdió contra Federer en semifinales de Cincinnati. Su balance del año es bueno, 53-8 y ha ganado cuatro títulos, aunque es una incógnita contra rivales ‘Top 10’ (balance de 8-5 en 2015, algo irregular para un número dos del mundo). Pese a todo, es la opción más lógica para arriesgar un poco si salimos fuera de Novak Djokovic a la hora de apostar por un ganador del US Open esta temporada.

Murray logró este Grand Slam en 2012 ganando precisamente a Djokovic, y jugó otra final en 2008

Lo bueno para el escocés en este torneo es que se adapta muy bien a sus características más particulares que le hacen sobresalir sobre los demás gigantes del circuito en momentos puntuales. La rapidez de la pista le favorece y la experiencia en una superficie similar como Cincinnati cuenta. La cuota por el de Dunblane por ganar el US Open es de 4.50.

Federer: Los clásicos nunca mueren, aunque quizá no para ganar sino como escollo para todos

El suizo sigue siendo competitivo. Acaba de demostrarlo logrando vencer a Djokovic en Cincinnati y en un día concreto puede complicarle el día a cualquiera, pero ahora es bastante normal verle caer en finales o en penúltimas rondas, especialemente de torneos de Grand Slam. Llegó a la final de Wimbledon pero cayó ante Djokovic y su balance contra tenistas ‘Top 1o’ esta temporada es de 8-4, con tres derrotas ante el serbio incluidas y dos frente a Murray. Por tanto es más un elemento a considerar para ‘eliminar’ favoritos que una alternativa en sí para apostar por él como ganador.

Federer no alcanza la final del US Open desde 2009; entre 2004 y ese año disputó 6 consecutivas y logró 5 títulos

El triunfo de Roger en este torneo se paga a 8.00 pero ya es una opción bastante arriesgada, aunque tratándose del helvético nunca podemos descartarle, sobre todo si vemos que el sorteo del cuadro le favorece y que hay sorpresas con el resto de candidatos en las primeras rondas. También es la opción más suculenta en cuanto a cuota si no queremos apostar por Murray y jugamos a arriesgar mínimamente.

El US Open tiene un favorito claro pero siempre está abierto a sorpresas y alternativas

El US Open tiene un favorito claro pero siempre está abierto a sorpresas y alternativas

Las opciones alternativas: Wawrinka, Nishikori, Cilic…

No nos olvidemos de otros nombres que pueden irrumpir en la final si se mezclan las sorpresas y un cuadro favorable. El croata Cilic dio la sorpresa en una final insólita al doblegar a Kei Nishikori y ambos son el quinto y el séptimo favorito respectivamente, con cuotas de 13.00 y 26.00. Cilic no ha destacado este año con un balance de 17-12 y ningún título; el nipón está bastante mejor. Es cuarto en el ranking ATP y su balance en 2015 es de 40-10 y 3 títulos, dos de ellos sobre cemento.

¿Y las posibilidades de Nadal?

Realmente no tiene muchas, pero decir que Rafa no puede conseguir algo es tirar piedras contra nuestro propio tejado. El español mantiene un balance de 2-7 contra rivales ‘Top 10’ esta temporada y no ha sido capaz de dar la talla en partidos en los que debía demostrar que está recuperado de sus problemas físicos y psicológicos. Pero aún no es un tenista veterano y semi retirado y, en algún momento, su cabeza puede dar con ese ‘clic’ que necesita para volver a ganar. La cuota por su triunfo es de 17.00 y es altísima si confiamos ciegamente en el mallorquín para que de la sorpresa. Unos euros de forma moderada nos pueden dar una gran alegría.