CALDERÓN: “AÚN TENGO TIEMPO DE GANAR UN ANILLO”

José Manuel Calderón, 10 años en la NBA

“SUEÑO CON SER CAMPEÓN DE LA NBA. AÚN TENGO TIEMPO DE GANAR UN ANILLO. ESTA ES LA TEMPORADA MÁS DURA DESDE QUE LLEGUÉ A ESTADOS UNIDOS, PERO ME MOTIVA DAR LA VUELTA A LA SITUACIÓN”

“PAU GASOL ES UN ESPEJO PARA TODOS. SALIR DE LOS LAKERS FUE UNA GRAN DECISIÓN; MARC TIENE UN TALENTO FUERA DE LO COMÚN Y SE HA GANADOO UN HUECO ENTRE LOS MEJORES DE LA NBA”

 

“Es el pegamento que mantiene al equipo unido y quiero que sea nuestro líder”. Son palabras de Phil Jackson -Presidente de los New York Knicks y 11 veces campeón de la NBA como entrenador- cortando de raíz todos los rumores sobre un posible traspaso de Calderón el mes pasado. Afronta, a sus 33 años, la recta final de la temporada más difícil de su vida. Los Knicks -el club más rico de la NBA con un valor de 1.400 millones de dólares- se han metido en una peligrosa dinámica perdedora muy difícil de asimilar por el Madison Square Garden, cuna del baloncesto mundial.

—————————-

Calderón será recordado como el cuarto jugador español que llegó a la NBA por detrás de Fernando Martín, Pau Gasol y Raúl López. Tiene el récord del mejor porcentaje en tiros libres en una temporada regular en la NBA -98,1% (151/154) en 2008-  y ocupa el segundo puesto en el ranking histórico de lanzamientos consecutivos sin fallo. Se quedó en 87. Cumple su décima campaña en la NBA y la primera en Nueva York. Está promediando 9,3 puntos y 6,7 asistencias por partido en 30,2 minutos de juego. Recientemente superó las 4.500 en la mejor liga del mundo de baloncesto. Firmó hasta 2017 y cobra en torno a los siete millones de dólares al año.

 

¿Por qué la temporada de los Knicks está siendo para olvidar?

El equipo es muy joven y no hemos tenido suerte con las lesiones. Cuando pierdes muchos partidos entras en una dinámica tan negativa que cuesta mucho salir. Lo bueno se sobredimensiona y lo malo se convierte en una crisis total. Estamos jugando mejor y entendiendo lo que queremos. En la NBA es normal pasar por momentos difíciles.

¿Notas presión?

La presión es la misma para todos los jugadores. Sales delante de 20.000 personas con el objetivo de hacerlo bien cada noche. Lo único que puedo hacer es dar el máximo en cada partido para que tu equipo y los aficionados sigan confiando en ti.

Sonaste mucho como posible moneda de cambio a finales de febrero…

La NBA es un negocio. Cualquier jugador puede ser traspasado. Ya tengo experiencia en este tipo de situaciones. Estoy muy contento de seguir en los Knicks. Esta es la temporada más dura desde que llegué a Estados Unidos, pero me motiva dar la vuelta a la situación y ganar los máximos partidos posibles. Es muy incómodo encajar tantas derrotas.

¿La NBA es un negocio complicado para los jugadores?

En la NBA todo da muchas vueltas. Nunca sabes lo que puede pasar. Es la parte negativa. En cualquier momento puedes cambiar de equipo, pero también tiene muchas cosas buenas. Es la mejor liga del mundo. Te enfrentas a los mejores, el ambiente es espectacular, la organización es casi perfecta y juegas en lugares emblemáticos que forman parte de la historia del baloncesto. Los jugadores sólo tienen que preocuparse de afrontar los partidos a tope. En la NBA me conocen bien y saben lo que puedo aportar.

¿Cómo son los Knicks por dentro?

Es un club perfecto en organización. Un grande. Está en otra dimensión. Se nota que es uno de los más importantes del mundo. Hay muchos comentarios a su alrededor. Ser de este equipo te da algo distinto. No tiene nada que ver con los que he estado anteriormente.

Llevas diez temporadas en la NBA, ¿qué te queda por hacer?

Aún tengo tiempo de ganar un anillo. Sueño con ser campeón de la NBA. Todavía me queda mucho baloncesto.

¿Cómo viviste la presencia histórica de Pau y Marc Gasol en el All Star?

Me alegré mucho porque son amigos míos. Fue increíble. Nunca más volverá a pasar. Están haciendo una temporada espectacular y se merecen todos los elogios. Disputar el All Star como titulares es el sueño de cualquier jugador de baloncesto.

¿Cómo es Pau?

Es un líder. Un fuera de serie como jugador y como persona. Ganó dos anillos con los Lakers y ahora mantiene el mismo nivel competitivo en los Bulls, donde tiene un papel determinante. Sus números en casi todos los partidos demuestran que es un jugador especial. No me extraña lo que está haciendo. Le conozco muy bien. Es un espejo para todos. Salir de los Lakers fue una gran decisión. Está muy contento en Chicago.

¡Vaya progresión de Marc!

Tiene un talento fuera de lo común. Aporta muchísimo. Todos los equipos de la NBA estarían encantados de contar con él. Su temporada está siendo espectacular. Marc se ha ganado un hueco entre los mejores del campeonato a base de esfuerzo y calidad.

¿Un momento inolvidable de tu carrera?

Cuando fuimos campeones del mundo en Japón 2006 y mi debut en la NBA con los Toronto Raptors.

¿El mejor base al que te has enfrentado?

Steve Nash y Deron Williams.

-¿Referente del baloncesto?

Magic Johnson.

¿LeBron James o Michael Jordan?

LeBron es un grandísimo jugador. Está muy cerca de Jordan.

Compartiste vestuario con Nowitzki en Dallas, ¿merece la etiqueta de mejor europeo de la historia en la NBA?

Cuesta decantarse por uno, pero es de los pocos jugadores capaces de obligar al rival a cambiar su defensa. Hace cosas impresionantes. Aprendí mucho de él. Si te despistas un segundo no hay nada que hacer. Tiene un tiro increíble y hace mejores a sus compañeros porque no es individualista. Se portó fenomenal conmigo.

Has ganado todo en la selección española, ¿qué te motiva para seguir?

Representar a tu país es lo máximo. Juegas para ganar y cuando ganas la sensación es maravillosa. Hay una química especial porque todos nos conocemos muy bien.

¿Cuál es la clave para llegar tan lejos en el deporte?

Esfuerzo, sacrificio y humildad.

¿Cómo ven a España en Estados Unidos?

Una combinación de sol, playa, buena gente y diversión. La cultura es distinta, pero se lleva bien.

¿Qué tal se vive en Nueva York?

Estamos muy cómodos. Voy a entrenar todas las mañanas y, aunque el calendario de partidos es duro, tengo tiempo libre para estar con la familia. Vivimos lejos de Manhattan. Eso te permite tener tranquilidad y planes más movidos cuando lo prefieras.

Cuando estás allí, ¿qué echas de menos?

Estar en mi tierra -Villanueva de la Serena (Badajoz)- con la gente que quiero. Pasar ratos con los amigos de siempre.

¿Y cómo llevas el tema de la comida?

No hay problema. Hoy en día casi todos los productos los puedes conseguir en cualquier rincón del mundo.

¿A qué dedicas el tiempo libre?

Lo dedico por completo a mi mujer y mis peques. Me encanta estar con ellos.

¿Cansa viajar tanto en una liga como la NBA?

Tampoco es un problema. Llevo muchos años en el baloncesto y me he acostumbrado a estar cada dos por tres con las maletas. Me encanta viajar, aunque es verdad que cuando juego en otras ciudades no me da tiempo para conocerlas.

Hay que estar muy bien preparado físicamente…

Lo más importante es cuidar bien el cuerpo. Descansar y llevar una buena alimentación. Comer sano.

Siempre te has implicado en causas solidarias…

A los deportistas de elite nos sigue mucha gente y simplemente colaborando un poco podemos conseguir que algunas personas solucionen problemas gravísimos. Con un pequeño gesto no nos damos cuenta de todo lo que podemos conseguir.

¿Cambiarías algo del baloncesto?

Todo se puede mejorar, pero tiene algo fundamental. Fomenta los valores y ayuda a los jóvenes a elegir un camino sano en la vida.

¿Cómo te calificarías como persona?

Buena gente, familiar, sincero, trabajador, humilde y amigo de mis amigos. No soy rencoroso. Me gusta ser el mismo de siempre en cada situación.

¿Qué te habría gustado ser al margen del baloncesto?

Profesor.

¿Eres feliz?

Sí. El tiempo pasa rápido y estoy muy conforme con lo que tengo.

Entrevista exclusiva con Calderón 

 

EMBAJADOR DE UNICEF COMITÉ ESPAÑOL, LA CARA SOLIDARIA DE UN RECONOCIDO SEGUIDOR DEL REAL MADRID

José Manuel Calderón fue nombrado Embajador de UNICEF Comité Español en agosto de 2014 y desde 2009 colabora de forma muy activa en distintas campañas de ayuda humanitaria en lugares como Siria, Zambia o Sahel. Presta su imagen en causas solidarias como SOUTH SUDAN NOW cuyo objetivo es recaudar fondos para cerca de 50.000 niños con problemas de alimentación en Sudán del Sur. Su carisma como icono del baloncesto mundial le permite igualmente luchar por el bienestar y la educación de las personas más necesitadas. Ha prestado su apoyo al programa educativo de UNICEF para colegios y promovió la participación de los centros escolares en la campaña GOTAS PARA NÍGER. Tiende la mano para mejorar la supervivencia infantil en África Occidental. Un compromiso absoluto al servicio de la infancia para defender sus intereses en el mundo.

El próximo verano celebrará en Badajoz -a través de la Fundación Calderón- la octava edición de su campus destinado a niños entre 8 y 18 años. El objetivo es educar a los chavales en la convivencia, dinámica de grupo, igualdad, solidaridad y compañerismo con el deporte como herramienta principal. Tiene su propia página web y en su cuenta de twitter -con más de 370.000 seguidores-, aparece el lema “Humildad y Sacrificio”, seña de identidad de un deportista ejemplar. Las dos palabras significan tanto para él, que incluso se las tatuó en la espalda en letras chinas. Mantiene su entorno. Sus amigos son los del colegio. Los de toda la vida. De niño se pasaba horas y horas encestando en la calle. Buen estudiante. Su primera aventura en el baloncesto la inició a los 13 años en Vitoria y con 17 ya era profesional. No perdona la siesta. Vive el día a día. Sin prisas.

Tres hijos. Le encanta el cine. Siempre que puede acude con su familia. Gran seguidor de la saga “El señor de los anillos”. Su actor favorito es Robert de Niro y se decanta por Sandra Bullock como actriz preferida. No perdona un buen libro. Le gusta pasear por la ciudad. Sigue la política con interés. Le preocupa especialmente el paro. Gran aficionado al fútbol. Reconocido seguidor del Real Madrid. Devora el jamón, el pisto y la tortilla de patata. Acaba de abrir un restaurante japonés en Zaragoza. En cuestiones musicales le gusta escuchar a Leiva y Huecco. Celebra sus triples con un gesto característico: tres dedos en alto y pulgar e índice formando un círculo. Surgió durante un entrenamiento en Toronto. Es muy “charlatán” en la cancha. No para de hablar con sus compañeros y los árbitros. El ocho es su número de la suerte. Tiene su club de fans oficial desde el 28 de mayo de 2012.