La clave del Espanyol-Celta puede estar en las porterías

Espanyol-Celta

RC Celta y RCD Espanyol cierran este lunes la cuarta jornada de Liga. Y antes de que, casi sin pausa, nos metamos en una quinta jornada de Liga entre semana, merece la pena repasar un poco cómo están las cosas en cada uno de los dos bandos y ver por dónde pueden ir los tiros en este choque, interesante para ver si por fin los celestes empiezan a despegar, o si por el contrario tropiezan a costa de que el conjunto barcelonés saque la cabeza después de un arranque liguero muy complicado.

Probablemente, la noticia más importante del partido pueda estar en las porterías. Y, concretamente, en la del bando espanyolista. Porque después de un tiempo parece que Diego López está recuperado de nuevo tras su operación y ya podría formar bajo palos, aunque todo apunta a que Quique Sánchez Flores apostará por Pau López todavía en el once inicial, a la espera de que el cancerbero recién recuperado vaya cogiendo tono y ritmo.

El Espanyol no ha comenzado nada bien la Liga, como decimos, pues apenas ha sumado un punto de nueve posibles, y tan sólo ha marcado un gol. Eso sí, le visita un Celta que, a pesar de que ofreció buenas sensaciones en su último encuentro en la competición doméstica (ganó por 1-0 al Alavés en su estadio) no tiene buen recuerdo de sus últimas visitas al RCDE Stadium. Logró ganar por 0-2 el pasado curso, pero en las seis visitas anteriores cosechó cinco derrotas y un empate.

El Celta es un equipo todavía por hacer. La hoja de ruta del nuevo técnico tras Berizzo, Juan Carlos Unzué, está costando ser asimilada, sobre todo en defensa. Los gallegos han encajado cinco goles en tres partidos, dos de ellos fuera de casa y a manos de un Betis que encima fue capaz de remontar. Esto puede pesar, aunque es verdad que el Espanyol no anda muy boyante en cuanto a eficacia arriba, que no pólvora, ya que con Gerard Moreno y Leo Baptistao como dupla en ataque debería llevar algún gol más en su cuenta.

Así pues, podemos esperar un partido en el que los locales tengan muchas opciones de marcar, pero también de recibir goles. Precisamente, los partidos del Celta suelen ofrecer una lluvia de tantos: ocho de los últimos nueve hablando sólo de la Liga dejaron un saldo de, al menos, tres goles totales.

Es curioso destacar que el Espanyol registra una estadística más que negativa en sus últimos partidos como local en su propio estadio: no marca un gol ante su público en partido de Liga desde principios del mes de abril, acumulando cuatro partidos sin ver portería y, por supuesto, encajando en todos ellos. Parece, por tanto, que su asignatura pendiente es tener más acierto arriba, mientras que el del Celta es ser un equipo más efectivo defensivamente.

Con todo, podemos esperar un partido de opciones para ambos equipos y de marcador bastante abierto y muy probablemente apretado, sin esperar grandes goleadas, aunque tampoco un empate a cero. Por potencial, el Celta parece superior, pero sus números en el RCD Estadium y la necesidad acuciante del Espanyol de empezar a sumar de tres en tres en esta Liga pueden hacer que veamos más de una sorpresa en esta noche de lunes.