Copa ACB: La fiesta que desafía a los Reyes del basket

copa acb

Dentro de mi enorme afición por todos los deportes, reconozco que me cuesta seguir al pie de la letra el baloncesto. Se trata de una disciplina en la que semana tras semana hay muchísimos partidos, y bastantes de ellos ‘intrascendentes’ para el resultado final de las competiciones o, por lo menos, poco importantes con respecto a cómo son en otras disciplinas. Jugar una temporada regular y después unos playoff es lo que tiene. Pero si hay una semana que tengo marcada en el calendario para no perderme es en la que se disputa la Copa ACB.

Hace tiempo, una persona tremendamente quemada con la Copa del Rey de fútbol me comentó qué ideas tenía para revitalizar la competición. Yo le contesté lo que contesto siempre: “deberían imitar la Copa ACB”. Una semana en la que se paraliza la Liga para dar paso al torneo del KO, con cuatro jornadas cargadas de partidos en una sola sede, eliminatorias a partido único, emoción por doquier y aficiones hermanadas. Todo el país pendiente del baloncesto. Una auténtica fiesta del basket, en pocas palabras.

Y además de fiesta, es un torneo dado a la magia, a las sorpresas y a los cuentos de hadas. Porque da lo mismo cómo lleguen los favoritos. Cada uno de los 8 participantes tiene opciones de ser campeón en un partido en el que las diferencias se igualan. Todo es diferente, y eso lo hace único, épico. Y hay quienes me dirán que será muy complicado no volver a ver una final entre Barça y Real Madrid, como en los 2 últimos años. Es cierto. Pero del mismo modo que lo es, el resto de participantes siguen siendo igual de ilusionantes en cada edición.

Esa es la magia de la Copa ACB. Clásica, pero diferente cada vez. Fresca, alegre… porque como dijo el maestro, ¡el basket puede ser maravilloso!

La Copa ACB, terreno ¿vedado? de Madrid y Barça

Como decimos, sin desmerecer al resto y sabiendo que la ilusión es grande pero no gana torneos por sí sola, la Copa ACB caminará inexorablemente hacia otro clásico en la final. Real Madrid y Barcelona han disputado 5 de las últimas 6 finales de este torneo, con un resultado global en este periodo de 3-2 en triunfos para los blancos que, una vez más, se alzan como principales favoritos por encima de los azulgrana.

El Barcelona ha ganado sus 2 duelos al Real Madrid esta temporada hasta la fecha: 84-91 y 86-87, ambas en territorio blanco

El Real llega con bajas muy significativas: la principal la de Rudy Fernández, con Reyes en duda y Nocioni tocado. Esta temporada, los blancos siguen siendo un equipo de potencial en ataque muy alto y de ‘arreones’ que destrozan al rival, pero han perdido solidez y fiabilidad atrás y les cuesta sobreponerse a situaciones adversas en los partidos.

No obstante, suelen sacar lo mejor en finales a partido único. Sólo en 2 de los últimos 10 enfrentamientos entre Madrid y Barça el marcador reflejó menos de 150 puntos totales, así que en un hipotético duelo entre ambos será mejor apostar a marcadores altos. Por otro lado, el Barcelona ha ganado potencial en todas sus líneas. Las cuotas por sus victorias en esta Copa ACB son de 2.25 y 2.75, respectivamente.

Lo normal es que haya clásico en la final, pero si no puedes esperar y quieres apostar desde cuartos de final, Sportium te trae la mejor oferta especial para que minimices riesgos: Haz una apuesta combinada con los 4 partidos de 1/4 de final de la Copa ACB y si fallas sólo por uno de los resultados, ¡te devolvemos el importe de tu apuesta! Ya te dijimos que el baloncesto puede ser maravilloso, así que ¿A qué esperas?

Lo que no puedes dejar de tener en cuenta para apostar en la copa ACB.

Lo que no puedes dejar de tener en cuenta para apostar en la copa ACB.

La alternativa: Un Valencia de récord

Los de Pedro Martínez han sido, sin duda, el conjunto más ilusionante de cara a cortar la hegemonía de Madrid y Barça en el baloncesto nacional. 18 triunfos consecutivos avalaron su particular gesta, en la que han sido capaces de doblegar a los dos grandes en la Liga ACB y caer sólo ante el Baskonia. La prematura eliminación europea en la Eurocup, contra pronóstico, quizá sea el mal menor ante el reto que se les presenta en esta Copa ACB.

El Valencia Basket es el único equipo que ha conseguido ‘colarse’ en una final de Copa en los últimos 6 años, además de Madrid y Barça

La teoría dice que los ‘taronja’ se enfrentarán al Barça en una hipotética semifinal, por lo que la posibilidad de sorpresa siempre está ahí si saben contrarrestar a los de Xavi Pascual a un partido. Poderío interior, disciplina marcada a fuego como forma de vida y el orgullo de haber firmado una primera vuelta perfecta ganando en el Palau e incluso saliendo en las páginas del New York Times son su tarjeta de presentación en este torneo. La cuota por su triunfo es de 3.50.

El Baskonia: Borousis como argumento

Tras salir por la puerta de atrás del Real Madrid, el pívot heleno, considerado hace tiempo como uno de los mejores del viejo Continente, ha recuperado todo su esplendor para liderar no sólo al conjunto vasco, sino el ranking de valoración de la ACB. Con un magnífico equipo construido en torno al griego y con potencial tanto interior -por razones evidentes- como exterior, con Perasovic de maestro de ceremonias.

El Baskonia, puede ser el ‘tapado’ de la Copa ACB, ya que tiene en Borousis al jugador más valorado (22 de media ACB)

Midiéndose al local Obradoiro en cuartos, la semifinal les enfrentaría a un Real Madrid al que fueron capaces de doblegar en la Liga ACB y con quien empatan en la Liga regular a triunfos y derrotas. A priori tienen las de perder, aunque la maldición de los ‘ex’ puede jugarle una mala pasada a los de Pablo Laso debajo del aro. Como opción a arriesgar es casi más suculenta que la del Valencia por dos motivos: su racha es más reciente (ganaron a los taronja y cortaron su racha triunfal hace pocas fechas) y quizá se enfrentan al equipo con más dudas de los dos grandes en semifinales. La cuota por su victoria en el torneo es de 8.00.