Una Copa del Rey como kit de salvamento para las tristezas

copa del rey

No sé si os he hablado alguna vez de mi colega Rafa, el valenciano. Es uno de esos ‘currantes’ de la vida a los que no le gustan para nada los lujos, ni aunque se los regales. Él, con trabajar duro durante la semana y estar tranquilo en su piso compartido con unos amigos es feliz, sobre todo si nada ni nadie le trastoca su vida metódica y algo aburrida por poder ver a “su” Valencia los fines de semana. El equipo che es su segunda religión, después de sus propios colegas, entre ellos yo. No hay semana en la que no me llame para ver qué tal ando.

El caso es que en nuestra última charla me ha comentado lo mal que lo está pasando. Las cosas no acaban de arrancar con el conjunto valencianista esta temporada y los enfados son constantes cada domingo. Ni la salida de Nuno, ni el dinero de Peter Lim, ni el fichaje de García Pitarch para los despachos… ninguna decisión tomada en las oficinas de Mestalla este año está sirviendo para calmar a una afición que está que trina después de las promesas que recibió, y entre otros, Rafa reclama ese rendimiento para el cual muchos como él pagan religiosamente su abono.

Pero, por encima de esas quejas, lo cierto es que el hombre sigue tremendamente ilusionado. Lo pasa mal de nervios, pero al mismo tiempo mantiene una esperanza ciega en que el equipo che se lleve algo positivo esta temporada. Y a ese sentimiento ha contribuido enormemente la Copa del Rey. El torneo del KO es como esa actividad extraescolar que nos encantaba de pequeños. Estábamos todas las mañanas de la semana aburridos, pero esperando con ansia ese momento de la tarde en el que calzarnos las zapatillas de fútbol sala o ir a la piscina. Son días especiales, de un cosquilleo particular en el estómago. Algo así como un ‘Kit’ de salvación para los equipos en problemas en el día a día de la Liga. Al menos yo lo veo así y también me parece que es así en varios de los encuentros de cuartos de final de la Copa del Rey que se juegan en estos días, en los que algunos equipos, como el Valencia de mi amigo Rafa, buscarán evadirse de sus problemas en la Liga. Y como el Valencia, otros.

Celta de Vigo – Atlético de Madrid

El Atlético superó los 2 goles marcados fuera de casa en su última salida en Liga, pero en general el 0-2 sigue siendo su resultado más repetido y hay cosas que siguen sin cambiar: No le marcan goles y aprovecha las oportunidades que tiene. El Celta está demostrando seguir teniendo dinamita arriba pero problemas atrás, y aunque sus partidos suelen ser sinónimo de goles, los precedentes y el hecho de que sea una eliminatoria a doble encuentro nos hace pensar en algo más acotado.

En 8 de los últimos 10 duelos entre ambos no hubo más de 2 goles

Además, en las 4 últimas visitas del Atlético a Balaídos, el resultado al descanso fue de empate. Por tanto, las apuestas más recomendables siguen siendo las tradicionales con el Atlético, que está intratable esta temporada: Si hay entre 2 y 3 goles en el choque, la apuesta es de 2.00; y si el resultado al descanso es de empate, la cuota es de 1.90.

Si apuestas 10€ a que hay entre 2 y 3 goles en el Celta – Atlético, puedes ganar 20€

Si apuestas 10€ a que el Athletic y el Barcelona empatan con goles, puedes ganar 47,50€

Athletic Club – Barcelona

Segundo de los tres enfrentamientos entre ambos en su año de mayor rivalidad, y el Athletic tendrá buenos motivos para considerar la Copa del Rey su vía de escape tras lo visto el domingo. San Mamés es una plaza carísima de conquistar, incluso para el Barcelona, y ya hemos visto a los del Luis Enrique pasarlo muy mal contra los Leones a lo largo de la presente campaña. Lo dicen los números.

En 4 de sus últimos 5 enfrentamientos en Bilbao, el Barça no se fue ganando al descanso

Si el Barcelona se adelanta en el marcador podríamos ver un encuentro más loco, pero si pasan los minutos, las opciones de contemplar un encuentro distinto al del pasado domingo en la Liga (y evasor para el Athletic) crecerán. En este sentido, una buena opción vuelven a ser los 2-3 goles o más de dos goles, apuestas que se pagan a 2.10 y 1.61 respectivamente; Si por ejemplo hay empate con goles en una alternativa más arriesgada, la cuota es de 4.75.

Valencia – Las Palmas

Tras otra bronca (y ya van muchas) en Mestalla este fin de semana empatando ante el Rayo, el Valencia buscará una victoria balsámica en una competición ilusionante (por necesidad) para aficionados como mi amigo Rafa. Y es que las cosas le están yendo bien al Valencia en la Copa del Rey: Marcó 2 o más goles en todos sus partidos de Copa del Rey esta temporada y además goleando y haciendo buenos encuentros. Y visto lo visto, necesitará convencer a su gente.

El Valencia lleva más de un año sin perder en Mestalla en competiciones nacionales (Liga y Copa)

Es verdad que Las Palmas marcó en todas sus salidas oficiales esta temporada a excepción de 2, pero apostando por un partido de claro color local por las circunstancias, aseguraremos con mercados de goles: Si hay más de dos en el choque, la cuota es de 1.85; Y si el Valencia gana por más de 1 gol, podemos ganar 2.50€ por Euro apostado.

Mercados de número de goles en el Valencia - Las Palmas.

Mercados de número de goles en el Valencia – Las Palmas.

Sevilla – Mirandés

A priori, la eliminatoria más decantada de inicio por la diferencia entre ambos equipos, pero el Mirandés ya se ha ‘cargado’ a dos Primeras, Málaga y Sevilla, y para ellos este es su ‘salvamento’ del día a día de su vida más dura en una categoría inferior. Ante las implacables estadísticas del Sevilla como local, se vienen las del equipo castellano leonés: El Mirandés ha marcado en todos sus partidos de esta edición de la Copa del Rey y empezó ganando en todos los que jugó fuera de casa.

El Sevilla acumula 7 triunfos consecutivos en su estadio sin encajar gol

La cabeza nos dice que una victoria andaluza con hándicap -2, o bien con más de dos goles totales en el partido son alternativas válidas, pero un triunfo sevillista con goles por parte de ambos equipos sería una opción arriesgada aunque a considerar. Las dos primeras tienen cuotas de 2.87 y 1.80, y esta tercera opción se paga a 3.40.