Las cuotas de apuestas a la Liga y la caída del Real Madrid

cuotas de apuestas a la liga

Este miércoles se produjo lo que muchos, en materia de apuestas deportivas, denominamos ‘una sorpresa de las que muy pocas veces se aciertan’. Pocos serían, aunque hoy gozarán de lo lindo, los que habrían apostado por una victoria del Real Betis Balompié en el estadio Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. Y ojo, que nos alegramos mucho por la parroquia verdiblanca, por la cual sentimos el más profundo de los respetos. Pero es respetable señalar que, al menos, que sucediera lo que sucedió en el feudo madridista era, cuanto menos, muy improbable. Pero pasó, y ahora toca analizar qué consecuencias puede tener este resultado en las cuotas de apuestas a la Liga

Es evidente que la caída del Real Madrid en este inicio de campeonato provoca que el favoritismo de los merengues por volver a levantar el título también decaiga. Los siete puntos que el FC Barcelona le saca al equipo de Zinedine Zidane con tan sólo cinco jornadas disputadas hunden al Madrid en la séptima posición de la clasificación, con sólo 8 unidades de 15 posibles. La historia y las estadísticas nos dicen que jamás remontó el Real una diferencia de siete puntos de desventaja con su máximo rival en un campeonato de Liga, así que para los amantes de las estadísticas y las apuestas deportivas, este es el primer dato a tener en cuenta.

Pero también es evidente que esta pequeña debacle madridista sucede en el primerísimo momento de la temporada. Queda todo un curso por delante en el que, recordemos, todavía tienen que producirse tanto dos enfrentamientos directos entre Real Madrid y Barcelona con seis puntos en juego, como otros tantos partidos complicados en los que uno y otro equipo se dejarán puntos, seguro. Hasta ahora, la etapa de Zinedine Zidane en el banquillo madridista ha estado marcada por el viento a favor. Quizás no tanto en su primer curso, ya que cogió al equipo mal en la competición doméstica y aunque hizo que levantase el vuelo, no le llegó para remontar la distancia que acabó haciendo campeón al Barça en la 2015-2016 (sí llegó para ganar en el Camp Nou). El año pasado, el Real Madrid ganó la Liga sin demasiados momentos de crisis.

Por tanto, este escenario ahora es completamente nuevo para Zidane y los suyos. El Madrid debe remontar una desventaja importante, y para ello tendrá que aumentar su nivel y, muy probablemente, desgastarse. Esto incide directa e indirectamente en las cuotas de apuestas a la Liga y por varios aspectos: por un lado, cabe la posibilidad de que el Real Madrid se desconecte rápido de la pelea por el título si pierde más puntos de forma inmediata, y se centre en el resto de competiciones; por otra parte, si el Barcelona ve demasiado fácil el camino hacia la victoria, también podría relajarse. Aunque en este segundo aspecto hay que tener en cuenta también al resto de actores de la Liga, claro.

En cualquier caso, este momento es, sin duda, el más propicio para apostar a favor del Real Madrid para ganar la Liga, si es que queremos sacar el máximo beneficio posible jugando a favor de uno de los dos máximos favoritos. Probablemente haya pocas, o no vuelva a haber, situaciones en las que las cuotas de apuestas a la Liga estén más altas para el Real. Por otra parte, es también momento de estar más atentos que nunca a cómo se toman los partidos de Liga los blancos y el Barça. Los culés, viendo la ya gran diferencia que les separa del Madrid en la clasificación, podrían relajarse y cometer errores en partidos inesperados. Se trata de circunstancias que ya estamos acostumbrados a ver en el fútbol año tras año, y que aunque siempre van en contra de la lógica, son más frecuentes de lo que podamos imaginar.