Buscando el despegue de la Roja en vísperas de la Euro 2016

La Roja

Ante los días que se nos avecinan, me veo en la obligación de recordarle a los más jóvenes del lugar lo que solía pasar (y ahora empieza a suceder de nuevo) cuando se paraba la Liga y habían partidos de la selección española. Se trataban de fechas molestas para la mayoría de aficionados excepto cuatro ‘frikis’ del fútbol internacional y patrio como yo. A nadie le importaba la Roja, porque además de no ganar nada nunca se atribuía un enorme historial de fracasos y ridículos sonados que la colocaban ante la gente como el equipo ‘pupas’ a nivel de selecciones. Y claro, que fueses hincha de España conllevaba un cachondeo generalizado por parte de tus colegas, que se reían de ti por quedarte sin salir de casa para ver un España-Islas Feroe o un amistoso contra la República Checa.

Después, llegó la primera Eurocopa, y resulta que el país entero dijo haber sido siempre de la Roja. Comenzó una fiebre por la selección que ha durado exactamente seis años, coincidiendo con nuestros mayores éxitos de la historia. Pero el fracaso del Mundial de Brasil devolvió a la gente a ese estado de indiferencia cuando juega el “equipo de todos”. Ahora estamos en horas bajas, en medio de un proceso de renovación y con dudas y cambios continuos en todos los puestos del equipo, y para la gente el ‘grifo’ de los títulos se ha terminado, así que toca (en general, que nadie aficionado a la selección se me enfade) volver a olvidarse de España hasta que ganemos de nuevo. Y cachondearse del seguidor afín de la Roja.

Pero este fin de semana es algo diferente. Tras nuestro error de primeras contra Eslovaquia al inicio de la fase de clasificación para la próxima Eurocopa de Francia toca ganar, precisamente, a los eslovacos, esta vez en casa. De lo contrario, tendremos muy lejos el primer puesto del grupo y habría posibilidades de repesca. Quizá no sea el mejor partido de la historia y probablemente no despierte tanta expectación como un Real Madrid – Barcelona, pero al menos estos son los choques que antaño concentraban un poco más de atención. Los decisivos. Luego, jugamos en Macedonia… pero conviene que todos sepáis que para que lleguen los títulos a los que os habíais acostumbrado, primero tenemos que pasar por esto.

Macedonia, un rival para consolidar el liderato

España ganó por 5-1 en casa a los macedonios en uno de los partidos más placenteros para los hombres de Vicente del Bosque en los últimos tiempos, demostrando que aun a un nivel medio la Roja no debería pasar por problemas en Skopje. Macedonia, además, no gana un partido desde hace casi un año y tras lo visto contra Eslovaquia, con un buen primer tiempo y un resultado convicente ante la ex líder del grupo, la selección española debe consolidar el liderato del grupo C.

Los dos últimos enfrentamientos entre Macedonia y España dejaron un saldo de, al menos, cinco goles

Del Bosque hará cambios pero pensando en que un pinchazo sí que sería fatal, con ya poco margen de error. Los suplentes querrán demostrar que valen perfectamente para jugar de inicio a menos de un año de la Eurocopa. Ante los eslovenos no nos equivocamos pronosticando un partido con pocos tantos, pero quizá ahora seamos algo más ambiciosos. Si España gana con hándicap -2 la cuota es de 2.10; Si los de Del Bosque ganan en la primera parte con hándicap -1 la cuota es de 3.10; y si se llega al minuto 15 de partido ya con España por delante en el marcador, podemos ganar 3.25€ por euro apostado.

Lo más destacado de la jornada

Varios encuentros empezarán a decidir qué selecciones veremos dentro de unos pocos meses en Francia. En el grupo de España hay un interesante Eslovaquia – Ucrania, que ahora cobra mucha importancia para los tres equipos citados. Los visitantes son terceros con 15 puntos y los eslovacos empatan con los españoles a 18, pero en segunda posición en el cuadro. Lo curioso es que en cuatro precedentes nunca hubo un triunfo del equipo que jugaba en casa. Si anotan los dos conjuntos, la apuesta se paga a 2.00.

En el grupo G, el Suecia – Austria mide al líder del cuadro, los visitantes, con 19 puntos y a los suecos, con 12 y segundos. Es vital porque Suecia no puede permitirse tropiezos, ya que Rusia aprieta desde la tercera posición con 11 unidades. Los suecos perdieron en Rusia hace unos días, pero ahora jugando en casa no deben fallar y su triunfo se paga a 2.20. Es una buena apuesta, ya que Austria no se ve tan presionada por vencer dado su colchón de puntos.

Y un duelo trepidante por su situación en el grupo E: Eslovenia – Estonia. Los locales son cuartos, con 9 puntos y Estonia tercera, con 10. En juego, una plaza para acceder a la repesca. Estonia acumula cuatro partidos sin perder, tres triunfos consecutivos y tres duelos sin encajar, pero Eslovenia fue capaz de ganar a Suiza en casa en esta fase de clasificación y también puso en aprietos a Inglaterra, que ganó en los instantes finales. Si los locales vencen por un tanto de diferencia, la apuesta se paga a 3.10€ por euro apostado.