El triunfo del primero

La criba de la fase de grupos y de los octavos de final nos ha dejado unos cuartos con los campeones de cada uno de los grupos que iniciaron este campeonato: Brasil, Colombia, Francia, Alemania, Argentina, Bélgica, Holanda y Costa Rica. Los ocho mejores del mundo buscarán las semifinales de un emocionantísimo Mundial, que ahora mismo, no tiene un favorito para ganarlo. Todos los que están se lo merecen por los resultados que han cosechado a nivel de goles, sólo Argelia, segundo del grupo H, marcó más tantos que los belgas, líderes de ese grupo.

En este mundial la “clase media” es verdad que ha puesto en apuros a muchos de los “favoritos”, pero siguen en la competición los que dominaron los tres primeros partidos y después, con prórrogas y tandas de penaltis incluidas, han superado las adversidades. Gracias al juego de conjunto o por sus jugadores estrellas.

En Brasil no hay duda de que su gran estrella Neymar, está brillando como de él se esperaba. Colombia tiene un par de astros que alumbran más: James es la gran sensación, pero que nadie se pierda a Cuadrado. Benzema, rodeado de jóvenes valores, está haciendo de Francia una de las favoritas. Para confirmarlo, deberá eliminar a Alemania dónde lo más brillante es el conjunto que dirige Joachim Löw. Bélgica es más conjunto que individualidades. Todo lo contrario que su rival Argentina, que son Messi, Di María y nueve más.  De todos los clasificados, resulta especialmente conmovedor el caso de Costa Rica, que llegaba como Cenicienta al grupo de la muerte y acabó siendo el príncipe. Salvo que Robben lo remedie, puede alargar la gran campanada del campeonato.

Lo que ya está demostrado es que este Mundial es también el de los porteros: Julio César, Ospina, Neuer, Keylor Navas, Courtois y Romero. Todos ellos has sido decisivos también con sus intervenciones, para que sus selecciones estén donde estén.

El título en Brasil 2014, lo que si nos dejará, será a un campeón que de principio a fin, siempre fue el primero.

Autor: Iñaki Cano @ICano7