Examinando la calidad de los equipos de casa en la Liga

El pasado fin de semana viví una de las situaciones más embarazosas que recuerdo en más de cinco años de relación con mi señora y sus suegros. Creo que ya os he hablado sobre mi suegro varias veces: bonachón, amante de la buena comida, muy hablador, aficionado al fútbol y… cada vez más loco de las apuestas. No creo que haga falta que os diga quién le ha introducido en el mundillo, y eso que la primera vez que salió el tema en una comida familiar le tuve que explicar varias veces que era el Stake o qué significaba un hándicap asiático. Pero ahora no sólo me pregunta consejos y me pide pronósticos, sino que suelta cada discurso en plena sobremesa que el resto de los comensales huyen y nos quedamos ahí solos, mano a mano con el café y lo que se tercie.

Pero bueno, que me estaba desviando del tema… el caso es que el pasado fin de semana vinieron a comer los padres de mi señora, como solemos hacer cada dos o tres semanas. Y ahora que han cambiado los horarios de la Liga, resulta que nos tocó ver el Celta – Atlético de Madrid mientras comíamos, ese partido que ahora ponen a la una del mediodía. Y como yo me meto en mi mundo con el fútbol, combinar partido, comida para picar encima de la mesa y más gente no es una buena combinación… mi señora puso aceitunas, patatas fritas, algo de queso y jamón y claro, yo con el partido y la cervecita en la mano, ya me pueden gritar que no me entero… y cuando me quise dar cuenta había vaciado casi todos los platos, que eran para compartir.

Mi señora mirándome con cara de querer ejercer la violencia. Mi suegro a medio camino entre la risa tonta y el cabreo y mi suegra corriendo a la cocina a por más viandas. Menudo mal rato pasé, yo que tengo fama de atento, comedido, serio… todos los puntos a favor acumulados en estos años tirados a la basura. Y todo por culpa del cambio de horarios.

¿Que por qué os cuento esto? Porque evidentemente el pasado fin de semana no fui un buen anfitrión. Y hablando de anfitriones, se me ha ocurrido que esta jornada de la Liga viene marcada por varios partidos en los que los visitantes se juegan algo más que tres puntos. Y dependen del estado de forma de los anfitriones. Así que es una buena manera de analizar la jornada.

Leganés – Barcelona

Nuestro primer anfitrión de la jornada asegura casta, coraje, esfuerzo y una piel muy cara antes de claudicar, eso desde luego. Pensar en un batacazo del Barça ante el Leganés se hace complicado, pero el empate de los pepineros en su estreno en Butarque ante el Atlético de Madrid nos da una idea de que, como poco, su organización táctica y la fuerza de su gente darán como para incomodar al vigente campeón de la Liga. No obstante, los números delatan a este Barcelona como un gran visitante.

El Barça marcó antes de la media hora en 10 de sus últimos 12 partidos de Liga fuera de casa en 2016

Lo lógico es pensar en una victoria clara azulgrana y si queremos arriesgar, en un partido corto para los de Luis Enrique. Pero en ambos casos cabe nuestra apuesta clara para este partido, que es que el equipo visitante gane a la media hora, algo que cotiza a 1.90. Como apuestas alternativas, si marcan ambos equipos, la cuota es de 2.20 y estaremos cubriendo buena parte de las sorpresas que pueda dar el Leganés, y si el Barça gana por más de dos goles, podemos ganar 2.37€ por Euro apostado.

Si apuestas 10€ a que el Barcelona gana al Leganés a la media hora de partido, puedes ganar 19€

Si apuestas 10€ a que el Real Madrid gana al Espanyol por más de un gol al descanso, puedes ganar 37,50€

Athletic – Valencia

Aunque pueda parecer uno de los partidos más igualados de la jornada, el Athletic Club es uno de los rivales que podemos calificar como ‘Bestia negra’ del Valencia en los últimos años porque ya es sólo uno de nueve los partidos que el equipo che ha logrado ganar al conjunto vasco. Una racha nefasta. Además, pese a su derrota contra el Barça en la primera jornada en San Mamés, ya conocemos cómo se las gasta este Athletic como anfitrión, y nos apoyamos en otro mal dato del Valencia a la hora de hacer nuestras cábalas:

El Valencia lleva 18 partidos consecutivos de Liga encajando gol fuera de casa

Con semejante losa en contra, hay varias apuestas posibles que se abren ante nosotros y que parecen bastante factibles. La primera, lógicamente, es que el equipo local empiece ganando, algo que se paga a 1.61. Pero también podemos optar por que haya más de dos goles en el partido, algo que se paga a 2.00. Para los optimistas con el Valencia, si los visitantes no pierden, la cuota es de 1.90.

La_Liga_Jor4_CTA

El dato más importante de la cuarta Jornada de Liga

Espanyol – Real Madrid

El equipo perico es un anfitrión regular en los últimos tiempos, y especialmente frágil si el que le visita es el equipo blanco. Los números de los últimos duelos entre ambos conjuntos son escandalosamente favorables a los intereses merengues y nos dibujan un partido marcado por el elevado número de goles que pueden llegar a anotarse. Nada extraño teniendo en cuenta el potencial que presenta el conjunto blanco.

Los últimos 3 choques entre Espanyol y Real Madrid dejaron, como poco, cinco goles

Mención especial a Cristiano Ronaldo, por cierto, que marcó 11 de los últimos 16 goles que el Real Madrid le ha hecho al Espanyol en 3 partidos. De hecho, de 12 partidos de Liga jugados por el Espanyol en Cornellá en este 2016, 8 dejaron un saldo de, mínimo, 3 goles. Esto nos da pie a apostar por que haya más de 3 goles totales en el encuentro, algo que se paga a 2.20. Pero además, si gana el Madrid y marcan ambos equipos, la cuota es de 2.62, y si los blancos ganan por más de un gol al descanso, podemos ganar 3.75€ por Euro apostado como una de las apuestas más arriesgadas de la jornada.

Villarreal – Real Sociedad

Otro duelo con un anfitrión en horas bajas y de pronóstico algo incierto. Este Villarreal está sufriendo en sus inicios en la temporada por todos los vaivenes que ha soportado, y las estadísticas arrojan un dato ciertamente preocupante para los intereses del conjunto castellonense:

En los últimos 6 partidos de Liga del Villarreal en casa, los amarillos pincharon en cinco y solo marcaron 1 gol en los primeros 45 minutos

Además, hay que tener en cuenta que la Real sólo ha perdido 3 de sus últimos 8 partidos como visitante en la Liga, lo cual deja espacio para que el equipo donostiarra saque tajada del Madrigal. Aunque no lo aseguramos a conciencia, una buena medida de este pronóstico nos la da la cuota de 1.85 que se ofrece si la Real Sociedad no pierde el partido. Pero si no queremos irnos a la doble oportunidad, un partido con entre 2 y 3 goles se paga a 2.00, y si la Real gana alguna de las dos mitades, la cuota es de 2.50.

Mercados de goles en el Villarreal - Real Sociedad.

Mercados de goles en el Villarreal – Real Sociedad.

El rincón de las Ligas extranjeras

Esta semana ha sido especialmente divertida en mis encuentros con mis amigos extranjeros en el Pub. De hecho, estaban especialmente animados y les ha dado por recomendarme apuestas algo arriesgadas para los partidos de Ligas extranjeras. Con mucha cautela voy a hacerles caso, pero si la semana que viene he perdido ampliamente les tocará pagarme una o dos pintas.

Chelsea – Liverpool: El gran partido de la jornada en la Premier League. El Chelsea ha empezado de forma algo más fiable que el Liverpool, al que además le cuesta encontrar el camino fuera de casa. Sin embargo estos choques son distintos a cualquier otro partido y me recomiendan que juegue a la sorpresa. En 8 de los últimos 11 duelos entre ambos equipos, el conjunto que empezó ganando luego no logró vencer el choque. Si el Chelsea empieza perdiendo pero luego empata o gana, la cuota es de 4.50.

Inter – Juventus: Aunque sobre el papel parezca el partidazo de la jornada en Italia (que lo es) yo sólo veo dos colores: el blanco y el negro de una Juve que no suele fallar en estas citas desde hace mucho tiempo. Para ver una victoria del Inter sobre la Vecchia Signora en Serie A nos tenemos que remontar a 2012, y si hablamos de un triunfo en Milán, a 2010. Mis colegas piensan lo mismo y por eso, la cuota de 2.11 por el triunfo visitante ya nos parece más que interesante.

Bayern – Ingolstadt: Ya, ya sé que este partido no tiene demasiada historia y que todo apunta a un triunfo claro del Bayern, pero es que hay muchas ganas de ver en acción al equipo de Carlo Ancelotti. Eso, y que mis amigos guiris se han dado cuenta del valor de los mercados en estos partidos aparentemente tan sencillos para el anfitrión: si el Bayern gana al descanso por más de un gol, la cuota es de 2.20, y eso jugándose en el Allianz es oro puro.