Buenas dosis de ilusión antes del gran reto de la Roja

La Roja

Tengo el teléfono desconectado en casa. Dentro de semana y media llega el Clásico y ya voy visualizando al caudal de gente que me va a llamar pidiéndome pronósticos para el partido, pero no pienso volver a ser el ‘pringao’ que piensa por todos cuando nadie se acuerda de él el resto de año. Además, ha parado la Liga, sí, pero esta semana tenemos doble sesión de fútbol de la Roja. Y eso son palabras mayores. Ya sabéis que yo, cuando juega la selección, me enfundo mi casaca colorada y me ilusiono como nadie. Sí, soy de esos seres extraños en peligro de extinción que incluso antes de que ganáramos Eurocopas y Mundiales ya vibraban con las penurias de nuestro equipo nacional.

Y es que estamos a 80 días de que empiece la Eurocopa, uno de esos eventos que harán que abandone mi condición de ser vivo social para encerrarme en casa y ver todos los partidos. El fútbol de selecciones es distinto, original, siempre sorpresivo… ¡adictivo! Y me da pena que la gente no lo vea así. De modo que, hasta la semana que viene, ‘moving al Clásico’. He dicho. Importa la Roja y sus compromisos en Italia y contra Rumanía.

Sólo he aceptado descolgarle el teléfono a un amigo que me ha preguntado lo que preguntan todos: “Tío, ¿cómo puedes disfrutar con estos partidos que rompen la rutina a mitad de temporada?”. De acuerdo, la planificación y el calendario no son lo mejor, pero le he puesto un ejemplo ilustrativo que creo que será contundente para que lo entienda. Tenemos ante nosotros el reto histórico de ganar nuestra tercera Eurocopa seguida. Y para ello hay que tener todo bien claro antes de empezar el torneo. Porque una tercera Euro sería… ¿cómo describirlo? ¿Sabéis ese terremoto que hubo hace unos cuantos días en Leicester por un gol de su equipo, que está a punto de dejar a todos con la boca abierta en la Premier? Pues algo así. La Roja volvería a levantar a toda España. Y qué mejor que no empezar esta misma semana.

Las opciones de la Roja ante Italia

Visitar el país de la bota nunca se nos ha dado bien. En nuestro último amistoso caímos por 2-1, y eso que estábamos en un momento bastante más definido que ahora (2011). Del mismo modo, España empató en otras dos visitas recientes en sendos encuentros amistosos. Además, nuestras últimas experiencias en partidos de este tipo fuera de casa no fueron demasiado buenas, y hay que tener en cuenta el momento de la temporada, dónde tendrán la cabeza los nuestros, el ‘carrusel’ de cambios que tendrá el partido y lo poco definido que está ahora mismo el conjunto de Vicente del Bosque.

España perdió 3 de sus últimos 4 amistosos fuera de casa contra Holanda, Francia y Sudáfrica, además de otro en casa contra Alemania. Tres derrotas ante tres selecciones ‘Top’

Esto nos da una idea de que, al menos, el encuentro puede ser más bien aburrido, austero… poco vistoso. Hay que tener en cuenta que Italia tampoco está para tirar cohetes. Perdió con Bélgica y empató con Rumanía en sus dos últimas comparecencias, y su registro en amistosos es demoledor: sólo 3 victorias en encuentros de este tipo en sus últimos 21 duelos desde 2011, que se dice pronto.

Si apuestas 10€ a que hay entre 2 y 3 goles en el Italia – España, puedes ganar 20€

Si apuestas 10€ a que España gana a Italia sin encajar goles, puedes ganar 36€

Ante esto, podemos apostar a marcadores bajos. Con todo, nosotros hemos mostrado una leve mejoría en los últimos tiempos y llevamos 7 victorias consecutivas, en las que sólo en dos ocasiones se superaron los dos tantos anotados. Si hay entre 2 y 3 goles, la cuota es de 2.00; por otro lado, si ambos equipos marcan, algo típico de partidos de este tipo y entre equipos que están en fase de pruebas, la cuota es también de 2.00; Apostando a favor de España, un triunfo visitante sin encajar goles cotiza a 3.60 y puede ser una apuesta valiosa si queremos jugar por la Roja, que últimamente necesita dejar su portería a cero para ganar estos choques.

Mercados de goles en el Italia - España

Mercados de goles en el Italia – España.

Rumanía, más peligrosa de lo que parece

Ojo con el cuadro balcánico, que no pierde un partido desde 2014 y acumula 15 sin perder. Su empate ante Italia ilustró muy bien que es un conjunto duro de batir y que, además, recibe pocos goles (5 en contra en esa racha de 15 partidos). Cinco de sus últimos seis duelos acabaron en empate, tres de ellos a cero, por lo que sabemos que puede ser otro duelo típico de la Roja, con los nuestros monopolizando la posesión e intentando abrir la lata en un encuentro con pocos goles.

A Rumanía se le da bien España en amistosos: Tres victorias y un empate en sus últimos 5 enfrentamientos, ganando a la Roja dos veces en casa y empatando otra. Nuestro último triunfo sobre los rumanos data de 1986

12 de los últimos 13 partidos que Rumanía jugó en casa siguieron el mismo patrón, con dos o menos goles totales. Por tanto, seguimos destacando el mercado de número de goles a 2-3, aunque quizá este sea también buen partido para apostar a una doble oportunidad para los locales si queremos arriesgar un poco, o al empate al descanso, en otro ejercicio de pruebas para ambos conjuntos antes de la Eurocopa.