El Infiltrado: Iniciamos la Ofensiva del Tet

Infiltrado

El 30 de enero de 1968, más de 80.000 combatientes norvietnamitas entre los que había, tanto tropas del ejército, como miembros del Vietcong, atacaron de forma masiva varios cuarteles norteamericanos y edificios gubernamentales en Saigón, Hué y otras 36 capitales de provincia, en la que fue la mayor ofensiva de las fuerzas comunistas en la Guerra de Vietnam. A pesar de que el ejército norteamericano reaccionó y consiguió mantener bajo su control todos los enclaves importantes atacados, sufrió más de 4.000 bajas, lo que propició un rechazo total a la guerra en la sociedad estadounidense, y un giro total en la estrategia militar de los americanos, que comenzaron a darse cuenta de que estaban involucrados en una guerra que no iban a poder ganar.

En efecto, la maquinaria de guerra norteamericana era muy superior a la vietnamita, pero la presión interna se hizo insoportable para los políticos estadounidenses. A pesar de su victoria militar, las pérdidas humanas que dejó la ofensiva en uno y otro bando, provocó que las críticas y las protestas sociales arreciaran en todo EEUU y, a la larga, provocaron la salida progresiva de sus tropas de Vietnam.

Este fin de semana será cuando, como infiltrado, realice mi particular Ofensiva del Tet. Toda la atención de La Bestia está puesta en el Barça – Madrid, y quiero aprovechar esta situación para centrarme en seguir golpeando a la división española de la empresa, y más después de nuestro doble éxito en el Llagostera – Alcorcón. Como hicieron los vietnamitas en su día, no daré señales de mis intenciones hasta el último momento. No he contactado con mis informadores, ni he utilizado mis buenas relaciones con algunos traders. Esta vez he cogido el mando y he identificado cada objetivo por mi cuenta. Me baso en mi instinto… Espero que la ofensiva haga que nuestro adversario se sienta aún más vulnerable ante la amenaza del infiltrado.

Las Palmas – Valencia 

Apenas 2 horas antes de que empiece el Clásico, el Valencia visitará a una UD Las Palmas en alza. Los canarios han ganado 4 de sus últimos 5 partidos, y fueron superiores al Madrid en su única derrota en dichos encuentros. El Valencia, por su parte, encadena 3 derrotas consecutivas y acaba de destituir a su entrenador, Gary Neville, por lo que todo apunta a un triunfo local… o eso cree la Bestia.

Y es que, entre las vacaciones y el Barça – Madrid. los traders no se han molestado en pensar ni 5 minutos en poner las cuotas. El Valencia está haciendo una campaña nefasta, pero una derrota en Gran Canaria les metería de lleno en la lucha por la permanencia, y la calidad de los de ahora Paco Ayestarán, tendrán que aflorar tarde o temprano.

Por otra parte, los locales tienen problemas de cara al gol, y sólo 4 equipos de Primera han marcado menos tantos en lo que va de liga, por lo que su buen juego, a menudo no obtiene recompensa y, si a todo esto le unimos que las cuotas favorables a los valencianistas están por encima de 2.70, tengo claro que estamos ante una oportunidad perfecta para seguir golpeando a nuestro adversario donde más le duele…

Celta – Deportivo

No puedo obviar el derbi gallego este fin de semana. El Celta vuelve a soñar con la Champions y recibe a un Deportivo que pasa por su peor momento de la temporada y que en la última jornada pasó muchos apuros para doblegar al Levante. Respecto a los locales, los de Berizzo mostraron lo mejor y lo peor de su personalidad en Mestalla. Fueron superiores al Valencia, pero fallaron infinidad de ocasiones a pesar de que finalmente se hicieron con el triunfo.
Preveo un Celta muy ofensivo y, si esta vez Nolito, Orellana, Aspas y compañía, están acertados en el remate, el derbi puede convertirse en una fiesta celeste.Los traders se han relajado también con este partido. Meter la victoria del Celta a 1.72 me hace pensar  que alguien ha cometido un error, y debo aprovecharlo, aunque para sacar rendimiento en este partido, tendré que arriesgar al máximo. Por cierto, he detectado 2 bunkers… o dejo a vuestra elección el que queráis tomar.

Rayo – Getafe

El Getafe está en puestos de descenso, ha sumado 2 puntos en las 10 últimas jornada y ha perdido en sus 5 últimas salidas, con un balance de 19 goles en contra y sólo 2 a favor en dichos 5 encuentros. De hecho, no ha marcado en sus últimos 4 desplazamientos… Con estos datos, confiar en los azulones se convierte en un acto de fe complicado de explicar.
La Bestia lo ve así, y quizá por eso ha inflado las cuotas para su posible victoria en Vallecas. El sentido común me dice que el Rayo va a ganar, pero la debilidad defensiva de los locales y el hecho de que no hay racha que dure para siempre, me hace confiar en una reacción visitante. Confío en mi instinto para afrontar el ataque al objetivo más complicado de nuestra particular Ofensiva del Tet.
Mercado 1x2 con goles por parte de ambos equipos en el Rayo - Getafe.

Mercado 1×2 con goles por parte de ambos equipos en el Rayo – Getafe.

Nástic – Córdoba

El Gran Hermano no tuvo nada que hacer el pasado fin de semana. Los informes de Segunda División son casi imposibles de conseguir por la presión que se vive en la oficina, pero el doble éxito logrado en el Llagostera – Alcorcón me ha confirmado que puedo seguir actuando por mi cuenta en la Categoría de Plata. Este domingo vi con mucha atención el Córdoba – Alavés. El conjunto andaluz se ha desinflado, y sólo ha ganado 1 de sus últimos 5 partidos. La información me llega a cuentagotas, y lo que me dicen es que hay una plantilla corta y cansada… mal asunto.
Sin embargo, este domingo no hay opción para el error. Si el Córdoba pierde en Tarragona, verá como el tren del ascenso directo se alejará casi de forma definitiva, y es posible que el lunes despierte fuera de los puestos de playoff. La Bestia no confía en la reacción andaluza, pero yo sí voy a hacerlo. La forma en la que los jugadores celebraron el gol del empate ante el Alavés, me dice que el equipo puede estar cansado, pero de ninguna manera está rendido…
Mi instinto me sirvió con el Llagostera, y no olvido que hace 2 semanas, todo se vino abajo con un gol del Numancia en el último minuto de la primera parte, así que me siento con fuerza y con argumentos para seguir confiando en mi capacidad.