Claves de la jornada de Champions del miércoles (sin los equipos españoles)

Al igual que hacíamos este martes, repasamos algunos puntos de interés en los partidos de la UEFA Champions League que se disputan este miércoles, con especial atención al resto de conjuntos no españoles, a los que ya analizamos en nuestra previa semanal, de cara a encontrar mercados de valor que podamos usar en nuestras apuestas deportivas. Hay auténticos partidazos, como el PSG-Bayern de Múnich en el Parque de los Príncipes, y otros cinco duelos más que pasamos a analizar.

En el grupo C, tras su empate de la primera jornada ante el Atlético de Madrid en casa, la AS Roma visita a la cenicienta del grupo, el Qarabag de Azerbaiyán, que se llevó seis goles en contra de Stamford Bridge en la primera jornada. Todo apunta, como es lógico, a una victoria clara por parte de los italianos, que deben vencer si quieren tener opciones de plantar cara a rojiblancos y ‘Blues’ en la lucha por los dos primeros puestos de acceso a octavos de final. El conjunto local, eso sí, no ha perdido, ojo, un sólo encuentro de Champions en casa desde 2014, y estamos hablando de nueve comparecencias. En seis de ellas, ni siquiera encajó goles. La Roma sólo ganó uno de sus últimos 16 partidos en esta competición desde ese mismo año, 2014, y no logra una victoria lejos de Italia en la máxima competición Continental desde 2010. Apostar por un pinchazo romano es, pues, arriesgado pero quizás no tan descabellado. La doble oportunidad para el Qarabag cotiza a 2.70.

En el grupo A, asistiremos a un Basilea-Benfica y a un CSKA de Moscú – Manchester United. Los Diablos Rojos vencieron en su debut al equipo suizo por 3-0, mientras que los rusos lograron derrotar al Benfica a domicilio por 1-2, y remontando en la última media hora. No será fácil, por tanto, para un United que no perdió en sus últimos 4 enfrentamientos frente al equipo ruso, pero que juega en un estadio en el que los locales sólo han perdido dos de sus últimos doce partidos de Champions League. Al igual que en el caso anterior, apostar por una doble oportunidad a favor del equipo local no es tan descabellado y se paga a 2.20. aunque un triunfo inglés cotiza a 1.61. En cuanto al duelo entre Basilea y Benfica, hablamos de un equipo, el local, que no gana un partido en esta competición desde 2015, contra otro, el visitante, que encajó goles en nueve de sus últimas diez salidas. Si marcan ambos equipos, la cuota es de 1.75.

En el grupo B, el duelo estelar entre el PSG y el Bayern estará acompañado por un choque entre Anderlecht y Celtic que se jugarán parte de sus aspiraciones para ser, en principio, terceros, después de haber perdido (como era lógico) en su debut en esta competición. Sólo el Barcelona ha conseguido vencer en el Parque de los Príncipes desde el año 2012 en la Champions League, de modo que los de Ancelotti lo tienen complicado. De hecho, pincharon en seis de sus últimas ocho salidas en este torneo y encajaron 15 goles en esta racha de partidos. Si hay más de tres goles totales, la cuota es de 2.05. Y de cara al enfrentamiento entre belgas y escoceses, el Anderlecht tiene malos números como local en la competición, con siete derrotas en sus últimos ocho partidos, pero el Celtic no es tampoco un buen visitante en Europa. En cualquier caso, si anotan ambos conjuntos, la cuota es de 1.61.

Y terminamos con el duelo entre Juventus y Olympiakos en el grupo D, en el que los italianos deben vencer sí o sí después de caer contundentemente en Barcelona por 3-0 en la primera jornada. Olympiakos perdió en casa por 2-3 ante el Sporting de Lisboa, y aunque ha logrado alguna que otra victoria meritoria fuera de casa en esta competición últimamente, no creemos que vaya a suponer un escollo para todo un campeón italiano en apuros. La victoria de la Juve por más de dos goles de diferencia cotiza a 2.05.