La Liga Jornada 4: Previas de los partidos más destacados

header jornada 4

Getafe-Barça: El Barça líder visita al Getafe con la intención de continuar la progresión alcanzada tras la Supercopa que le ha permitido comenzar ganando todo en Liga y Champions y sin recibir un solo gol, mientras que los azulones buscarán una sorpresa mayúscula, quizás pensando en un posible desgaste de su rival por el choque intersemanal de Champions. Pepe Bordalás podría apostar por repetir ante el Barcelona el mismo once inicial que consiguió la victoria el pasado viernes en el derbi madrileño ante el Leganés en Butarque, para dar continuidad a un equipo que le funcionó a la perfección, consiguiendo una valiosa victoria a domicilio ante un rival con el que puede pelear al final de la temporada por eludir el descenso.En el Barça, Ernesto Valverde podría realizar rotaciones, aunque de momento ha apostado por un bloque bastante fijo, la proximidad del duelo de Champions jugado el martes frente a la Juventus y, sobretodo, el desgaste provocado por un partido de este calibre, provocará a buen seguro la entrada de nuevos futbolistas en el once culé.

Atlético-Málaga: El Atlético de Madrid recibe, en el estreno del Wanda Metropolitano, al Málaga. Los rojiblancos quieren comenzar la etapa en su nueva casa dedicándole un triunfo a su afición, que acudirá en masa. El Málaga, por su parte, tiene ante sí un difícil duelo para comenzar a levantar el vuelo y sumar los primeros puntos del curso. Los del Cholo Simeone llegan al partido tras el empate ante la Roma en la jornada europea intersemanal y después de empatar también sin goles en el último encuentro liguero en Mestalla ante el Valencia. El Málaga llega ya con ciertas urgencias después de acumular tres derrotas en los tres partidos de Liga disputados hasta la fecha. Además, Míchel tiene a muchos jugadores con problemas físicos para saltar al césped del Metropolitano.

Real Sociedad-Madrid: Y finalmente, el Real Madrid visita Anoeta, el feudo de una Real Sociedad que, como el Barça, cuenta sus partidos por victorias y ha empezado también como un tiro en la Europa League, arrollando al Rosenborg. Un prueba de auténtico fuego para los de Zidane, que llegan al partido habiendo cosechado ya dos empates en las tres primeras jornadas y sin haber despejado del todo las dudas en la previsible victoria el pasado miércoles frente al APOEL. Los blancos, además, empezarán su partido sabiendo el resultado del Barça, que disputa el suyo el día anterior y que, en caso de victoria culé, implicaría una desventaja de 7 puntos con el máximo rival a estas alturas de la temporada. Otro dolor de cabeza para Zidane es seguir teniendo la baja de Cristiano Ronaldo, ya cumpliendo su último partido de sanción, además de la de Marcelo, al que Competición le rebajó su sanción a un partido, ambos pilares fundamentales de los éxitos recientes de este equipo, que se suman a las ya conocidas de Benzema y Kovacic por lesiones de cierta gravedad. Por el lado donostiarra, veremos como puede afectar el hecho de disponer de un día menos de descanso, tras haber jugado el jueves en jornada europea, más teniendo en cuenta que dispone de menos profundidad de plantilla que su rival y menos experiencia en estos planteamientos.