La Roja, contra sus fantasmas rumbo a Rusia 2018

la roja

Este lunes está siendo eso, lunes. Más lunes que nunca en la oficina, donde la colonia madridista (que no es mayoría, pero sí una muchedumbre ruidosa) anda con el ceño fruncido. Hoy es mejor no sentarse al lado del compi merengón y menos aún tener la osadía de preguntar qué tal el fin de semana o cómo lleva el madrugar por el colegio de sus hijos. Los madridistas de la oficina y del mundo, este lunes, están oficialmente enfadados con todos. Cabreados con el mundo. Es normal. Después de tirar por la borda una ventaja de tres y cuatro puntos sobre Barça y Atlético que pudieron ser cinco y seis, y tras cuatro empates seguidos y un partido malo malo contra el Eibar que nadie se esperaba, lo que menos puedes esperar es que lleguen risueños y rezumando buen rollo al curro.

En fin, que mientras ellos despotrican diciendo que esto “es lo de todos los años” al resto nos está tocando tirar un poco más del carro esta semana. Semana que, pese a que muchos me digan que acarrea menos trabajo porque no hay Liga, va a ser igual de intensa. Juega la Roja y encima, como los madridistas que este lunes se acuerdan de cómo estaban hace justo un año y tienen la desagradable sensación de estar viviendo un ‘Deja vu’, España se enfrenta a sus fantasmas: Vamos a Italia a empezar a jugarnos (seriamente) la clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Casi nada.

La Roja salió escaldada de la Eurocopa y empezó ilusionando contra Bélgica y Liechtenstein, con Lopetegui en el banquillo. El nuevo seleccionador promete, pero para que esto no se parezca al Real Madrid (al menos, al Madrid de estas semanas) habrá que atarse al asiento y sufrir, que Italia siempre será Italia. Y si no, pensemos en la Euro. Pero claro, este discurso no se lo puedo soltar yo ni hoy ni mañana a los madridistas de la oficina, que si no me muerden y encima no les motivo para el partido.

Italia – España

Seamos honestos: jugar en Italia, siendo la Roja, supone que seguramente no nos llevemos los tres puntos del país transalpino. Al menos, eso es lo que marcan las estadísticas. De hecho, no les ganamos a domicilio desde los años 70. Eso sí, ellos han perdido algo de carácter competitivo porque han perdido a Antonio Conte en el banquillo, pero en esencia siguen siendo el bloque ordenado, compacto y con las ideas claras que nos derrotó por ambición y físico en los octavos de la Eurocopa.

La Roja logró marcar en sus cuatro últimas visitas a Italia

Parece que con Lopetegui España pretende recuperar sobre todo el vigor y la rapidez en la circulación ofensiva de la pelota, así como una mayor presión alta y orden sin balón, algo que el equipo, en los últimos coletazos de la era Del Bosque, había perdido. Italia arrancó con una victoria por 1-3 en Israel esta fase de clasificación. Por tanto, el partido es clave para ambas escuadras, que se juegan buena parte de su futuro en el grupo para evitar ir a remolque.

Esperamos un encuentro cerrado, con fases de mucho dominio español y salidas fulgurantes a la contra de los italianos, y con alternativas para ambas escuadras. Las dos defensas sufrirán pero eso no quiere decir necesariamente que haya muchos goles.

La Roja es favorita en las apuestas, y si queremos apostar ciegamente por alguno de los dos equipos, las cuotas en el mercado de 1×2 están muy altas: la victoria española cotiza a 2.37 y la italiana, a 3.10. Pero si queremos arriesgar algo menos, si marcan ambos equipos, podemos ganar 2.10€ por Euro apostado. Y arriesgando a favor de España, si el resultado al descanso / final del partido es de empate / España, la cuota es de 5.00. Por último, si hay empate con goles, la cuota es de 4.50.

Albania – España

Las apuestas que podamos hacer en el Albania – España dependerán en buena parte del resultado cosechado en Italia. Pero eso no quita que la salida al país balcánico no sea, probablemente, la más difícil junto con la de este jueves. Albania demostró ser un equipo tremendamente correoso en la Eurocopa. Le sacó una victoria a Rumanía y a punto estuvo de empatar con Francia. Ha empezado ganando en esta fase de clasificación y su baza serán los partidos de casa, donde intentarán hacerse fuertes.

España ganó siempre a Albania marcando, como poco, dos goles en cada enfrentamiento

Pese a todo, la Roja debería ser superior a los albaneses, pero prevemos un choque también cerrado y donde podría costar abrir la lata. Por tanto, los mercados menos arriesgados pasan por un triunfo español al descanso y al final del partido o por más de un gol de diferencia, pero tampoco estaremos arriesgando de forma alocada si apostamos al empate al descanso y triunfo español al final del encuentro, o a una victoria por la mínima de los de Lopetegui.

Si apuestas 10€ a que marcan ambos equipos en el Italia – España, puedes ganar 21€

Si apuestas 10€ a que España empata al descanso y gana a Italia al final del partido, puedes ganar 50€

Alemania – República Checa

Si algún otro partido potable podemos rescatar de esta segunda fecha de partidos internacionales con vistas al Mundial de Rusia 2018, ese es el Alemania – República Checa. Un clásico de selecciones en Europa entre dos históricas que siempre intentan dar espectáculo. Y ojo a la Manschafft, que suele tener más problemas de los previstos en este tipo de duelos. Cuatro de los últimos cinco enfrentamientos entre ambas escuadras terminaron con victoria visitante, incluyendo dos de fases clasificatorias.

Tanto Alemania como los checos suelen marcar en fases de clasificación, en casa y fuera

Por tanto, puede ser un buen partido para esperar goles. Si marcan ambos equipos, la cuota es de 2.20 y si hay más de tres en total en el choque, de 2.37. Si Alemania vence y anotan ambos equipos, la cuota es de 3.00. Y si los checos no pierden, podemos ganar 4.33€ por Euro apostado.

Austria – Gales

Uno de los partidos que abrirá la jornada de clasificación este jueves. Gales está siendo la sorpresa en cuanto a selecciones europeas aunque ya no lo es tanto, visto su potencial como equipo ordenado más allá de tener a Gareth Bale. Enfrente una selección austriaca que decepcionó en la Eurocopa, y que por tanto pierde el cartel de favoritismo que pudiera llevar para este partido.

Gales marcó en 7 de sus últimos 8 partidos oficiales, perdiendo únicamente 2 de ellos

Las apuestas están con Austria, pero viendo lo fiable que fue Gales en la fase de clasificación para la Euro, ganando tres partidos, empatando uno y perdiendo únicamente uno lejos de su país, podemos aventurar que arriesgar con los visitantes podría salirnos bien en este partido. Si gana Gales la cuota ya es de 3.25€ por Euro apostado, pero además, si ambos equipos marcan la cuota es de 2.00, y si hay empate con goles, podemos ganar 4.50€ por Euro apostado.

Holanda – Francia

El otro gran partido de esta jornada de clasificación. Los franceses parten como favoritos en las apuestas, pero Holanda suele mantener el tipo en este tipo de rondas clasificatorias para grandes torneos así que no será tan fácil para los ‘Blues’.

Holanda no pierde un partido de clasificación para un Mundial en casa desde el año 2000

Francia suele bajar enteros fuera de casa. De hecho, ambas selecciones llegan a esta cita igualadas en cuanto a rumbo: empataron fuera y ganaron en casa en sus dos primeros partidos. Eso sí, el potencial goleador holandés como local es grande y el galo lo es en cualquier campo, de modo que si marcan los dos equipos, la cuota es de 1.85.