La Liga entra en barrena: Quien no pueda seguir, que se aparte

Os escribo confesando que aún me tiemblan las manos. Estoy en un estado de nervios tremendo. Mis ojos advierten unas ojeras terribles. ¿Estoy constipado? Para nada. Esta semana me invitó un amigo al Bernabéu y estuve en el partido entre el Real Madrid y el Villarreal, un miércoles a las diez de la noche. Imaginaos. Llegando a casa a la una y media y pensando en que hoy tenía que dar el callo en la oficina. Pero lo que doy es auténtica pena. Sobre todo porque tengo una montaña de papeles y cosas que hacer encima del ordenador y no sé por cuál empezar. Pero voy a intentar calmarme y a pensar en lo que está por venir.

Porque ojo, los nervios no son sólo por el trabajo, también los tuve ayer hasta que el árbitro pitó el final del partido en San Mamés. Lo de Riazor no tuvo historia, pero al Atlético le costó sangre, sudor y lágrimas sacar una victoria del campo del Athletic y seguir en la brecha por la Liga. Ya avisamos de que esto iba a ser un auténtico final de Liga de infarto y así está siendo. Tanto, que en una jornada en la que pensábamos que podía seguir la sorpresa con alguno de los de arriba, los tres grandes nos han regalado otra jornada de emoción y nervios. A este paso, mis maltrechas uñas se van a convertir en muñones.

¿Y lo del Real Madrid? Lo cierto es que la gente nunca estuvo cómoda hasta el 3-0. Si os soy sincero, tengo muchísimas ganas de comparar la situación en la Liga ahora mismo con una de las escenas más impactantes que jamás vi en el cine cuando era pequeño: la pelea en la que Marlon Brando se lleva una auténtica paliza en la película ‘La Jauría humana’, que por cierto os recomiendo encarecidamente. Si en la jornada anterior comparábamos lo que nos queda de Liga con una carrera de fondo, ahora esto se trata de aguantar envites y golpes hasta que sólo quede uno en pie. A ver quién da más. Si acabáis de los nervios después de ver la escena en la que el pobre Marlon se queda tieso (pero se levanta, ojo), pensad en mí y en cómo estoy un jueves a las ocho de la mañana después de haber dormido muy poco.

Rayo – Real Madrid

Visitar Vallecas siempre ha sido un ejercicio de paciencia y puesta a prueba de los nervios del Real Madrid. El equipo de Paco Jémez puede ganar o perder, pero a valentía no le gana nadie y menos jugando en casa y frente a los blancos, un rival ante el que siempre dan lo mejor. El juego de posesión del Rayo y el tipo de terreno de juego cerrado y pequeño pueden dificultar muchísimo a un equipo de Zidane que sigue siendo vulnerable cuando sale lejos del Bernabéu y le juegan a tumba abierta.

El Rayo ha marcado en sus 9 últimos partidos en casa; En las últimas 8 salidas ligueras del Madrid, marcaron ambos equipos

Los datos nos dan a entender que puede haber nichos de mercado favorables al Rayo, aunque el equipo blanco haya ganado en sus últimas 8 visitas a Vallecas. El Madrid ha marcado más de 1 gol en sus 4 últimas salidas ligueras, de modo que una primera apuesta factible y que ya nos dio beneficios ante el Getafe es que haya más de un gol en el primer tiempo, algo que se paga a 1.83. Del mismo modo, si el Madrid gana y ambos equipos marcan, podemos ganar 2.10€ por Euro apostado.

Si apuestas 10€ por que haya más de un gol al descanso en el Rayo – Real Madrid, puedes ganar 18,30€

Si apuestas 10€ por que el Atlético de Madrid gane por 2 goles de diferencia al Málaga, puedes ganar 40€

Atlético de Madrid – Málaga

Parece un partido sencillo el de los rojiblancos en el Calderón, pero el Málaga mantiene unos números como para pensar que el duelo puede tener un desenlace complejo para los locales. 8 de los últimos 10 choques de los andaluces dejaron 2 o menos goles, de modo que estamos hablando de un posible partido cerrado ya que la capacidad de gol del Atlético tampoco es excesiva si Griezmann no está inspirado.

El Málaga sólo ha perdido en 1 de sus 7 últimas salidas

Nadie ha empatado sin goles más que el Málaga en la Liga, así que si el resultado al descanso es de empate, la cuota es de 2.37. Sin embargo, es verdad que la forma de los rojiblancos en casa es muy buena. El Atlético ha ganado 3-0 en 3 de sus 4 últimos partidos en casa y sin abusar, arriesgando un poco, si los rojiblancos vencen por dos goles de diferencia, podemos ganar 4.00€ por Euro apostado.

Dani Ceballos y Rubén Castro, una sociedad letal en el Betis.

Dani Ceballos y Rubén Castro, una sociedad letal en el Betis.

Sevilla – Betis

El derbi pierde algo de emoción con un Betis prácticamente salvado y un Sevilla que todavía tiene algo lejos los puestos europeos. No obstante, la tensión siempre es alta en la ciudad andaluza cuando se juega este partido y los últimos duelos entre los dos rivales acérrimos nos dejan datos curiosos que pueden orientarnos hacia apuestas algo arriesgadas pero con valor.

En 5 de los últimos 6 duelos entre Sevilla y Betis, el equipo local no marcó goles

A este dato añadimos otro que precisamente viene de ahí: En los últimos 7 derbis sevillanos, uno de los dos equipos se quedó sin marcar. De modo que si uno de los dos equipos no marca en el encuentro, la cuota es de 2.25. Por otro lado, ponemos la nota sobre Rubén Castro. El goleador verdiblanco ha marcado en 4 de las últimas 6 salidas del Betis. Si lo hace en este partido puede haber bastantes goles. La cuota por que haya más de 3 es de 2.25.

Barcelona – Sporting

El rival asturiano no debería suponer un problema para el Barça, que sigue manteniendo una media muy alta de efectividad goleadora en el Camp Nou. Los culés marcan 3,29 goles de media por partido en casa, y teniendo en cuenta que el Sporting perdió en sus visitas al coliseo culé en los últimos diez años, sería muy extraño ver otro tropiezo del equipo local.

El Sporting se ha quedado a cero en 9 salidas esta temporada

Apostaremos por mercados muy favorables a los de casa. Si el Barça se va al descanso ganando por más de 1 gol, la cuota es de 2.05. Y si logra ir venciendo a los 15 minutos, podemos ganar 2.50€ por Euro apostado.

Mercados de hándicap al descanso en el Barcelona - Sporting.

Mercados de hándicap al descanso en el Barcelona – Sporting.