Top 5 de manos de póker traicioneras

Top 5 de manos de póker traicioneras

|

10/04/2019

Si ya has superado la etapa de pensar que el póker es un juego de puro azar, te damos la bienvenida. A continuación, te ofrecemos los mejores consejos para jugar manos de póker Holdem aparentemente buenas, pero que te pueden jugar una mala pasada. Son manos del póker jugables, no son cartas que deberías descartar sí o sí, pero cada una en su contexto.

Debes estudiar tu posición, como juegan los demás jugadores y analizar sus jugadas previas, pues no dispones necesariamente de manos Premium de póker. Pueden ser jugables e incluso manos de póker ganadoras, pero teniendo en cuenta situaciones de riesgo.

Casino Online España

Top 1 Manos de poker traicioneras: A+Carta baja

Un as es tan bueno como su acompañante. Así de claro. Una mano de póker Holdem que incluya la carta más poderosa implica una gran responsabilidad. Un jugador novato esta mano, porqué va a resultar impresionado de entrada al ver el as. No hay que demonizar esa mano, pues se puede jugar en determinados contextos, pero no hay que tratarla como un AK o un AQ.

Los principales peligros de esta mano de póker son enfrentarnos a un rival con un A más alto. Si ligamos la pareja y nos creemos ganadores, estamos hundidos. Hay que saber poner en cuarentena esta mano: es solamente algo mejor que unos conectores ‘suited’, y no es un AK. En el mejor de los casos, habrá cartas cruzadas. ¿Como se puede jugar un A-carta baja?

  • Cuando tenemos poco stack: Deberemos comprometer nuestras fichas a corto plazo, y si las ciegas presionan, probablemente es la mejor mano que veremos.
  • En un ‘heads-up’: Si solo quedamos dos jugadores, es probable que la jugada del rival sea peor aún.
  • Desde el dealer o cutoff (si no ha entrado nadie a la mano): Un A mal acompañado no es una mano que nos va a hacer ganar de forma aplastante, pero tampoco es mala en términos generales. Como menos jugadores queden, más difícil es que la superen. Sobretodo si son del mismo palo, se pude jugar.

Top 2: JJ

Los ganchos, JJ. Es una mano buena, de las mejores manos de poker que normalmente jugaremos y ganaremos, pero si tenemos en cuenta como se desenvuelven los demás jugadores. Es una mano de póker Holdem muy poderosa preflop, pero que se vuelve más débil a medida que salen más cartas a flote. Si vemos un A, una K o una Q entre las cartas comunes y se está desarrollando un juego con grandes apuestas, debemos ser capaces de salir a tiempo del berenjenal.

Del mismo modo, debemos mosquearnos si un jugador ‘tight’ con un stack considerable juega fuerte preflop, pues probablemente nos suponga un peligro grave. ¿El consejo definitivo? ¡No hagas overplay con las JJ!

Top 3: QK

La mano QK conlleva un peligro similar a cualquier mano que incluya dos figuras (sin A) distintas: JQ o JK. Sobretodo si son del mismo color. Son un tipo de manos muy buenas, pero el hecho de ver dos letras nos puede sobreemocionar y llevarnos a pensar que llevamos una mano invencible, y no es así. Si te resuben preflop (sobretodo jugadores conservadores con muchas fichas de margen), tírate. De lo contrario, un AA, AK, KK o incluso QQ te harán mucho daño.

La directriz básica con esta mano es muy simple: juégala, pero mantén el bote muy lejos de tu ‘stack’, a diferencia de las mejores manos de póker.

Top 4: A10

En cierto punto es similar al A-carta baja, pero realmente es una mano decente. Muchas más veces será una de las manos de póker ganadoras. La probabilidad de cartas cruzadas es inferior, pues el 10 ya empieza a ser una carta considerable y es complicado que las dos cartas del rival medo sean superiores. Ahora bien, el gran peligro vuelve a ser jugar un A10 como si fuera un AK.

Jugar A10 es muy peligroso desde el UTG o primeras posiciones en general, y deberíamos foldearla si un rival con ‘stack’ medio no agresivo empieza subiendo. Ante una pareja de figuras o un A mejor acompañado estamos vendidos, y es lo que muy probablemente tendrá alguien que suba en primeras posiciones (si no es muy agresivo).

Top 5: AK

¡Benditas manos de póker peligrosas! Realmente, un AK es una muy buena mano, con la que sin ningún lugar a dudas podremos ir hasta el final, independientemente de nuestro ‘stack’ y/o estilo de juego. Un ‘all-in’ sin ver el flop con esta mano de póker está bien. Ahora bien, hay dos tipos de errores muy comunes con AK:

  • Foldear si no nos sale la pareja en el flop: Menos de la mitad de las veces tendrás pareja en el flop. Es muy frecuente apostar parte importante de tus fichas antes de las tres primeras cartas, pero no suficientes para quedarte solo, y frenar al no ver la pareja. El póker es un juego de información: apuesta al ver al flop (y en el turn si no te resuben) para preguntarle a tus rivales qué tienen.
  • Pensar que juegas solo: Ligas una de las dos cartas en el flop. El rival pasa, subes y te resube. O te iguala la subida en flop y turn de forma consecutiva. ¿Qué más necesitas que te diga? Sobretodo ante un rival conservador que te juegue así, plantéate si tiene una mano muy superior a tu pareja. No la recordarás como una mano gloriosa, pero te salvará muchas fichas.

Ahora bien, esto sucederá en pocos casos. Si ves AK deberías jugar: ¡tienes una de las manos de póker ganadoras!

A pesar de todos estos consejos, seremos claros. Sin experiencia, nunca serás bueno jugando a póker, a pesar de todos tus conocimientos teóricos. Y te vas a equivocar y fallar mil veces. Ahora bien, para practicar… ¡hazlo con los bonos de bienvenida de Sportium!

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies