POL ESPARGARÓ: AL ASALTO DEL TRONO DE MÁRQUEZ

ENTREVISTA EXCLUSIVA SPORTIUM NEWS: POL ESPARGARÓ

“MI SUEÑO ES GANAR ALGÚN DÍA EL MUNDIAL DE MOTO GP”

 “MI OBJETIVO ESTE AÑO ES QUEDAR ENTRE LOS CINCO PRIMEROS EN LA GENERAL. MÁRQUEZ ESTÁ EN EL MEJOR MOMENTO DE SU CARRERA, PERO NADIE ES IMBATIBLE. ES MUY DIFÍCIL QUE UNO DE TUS PRINCIPALES ENEMIGOS SEA AMIGO TUYO”

“EL PROBLEMA DE LORENZO Y PEDROSA ES QUE MÁRQUEZ ESTÁ INTRATABLE. NO ES FÁCIL ASIMILAR QUE EL LÍDER APENAS TIENE SÍNTOMAS DE DEBILIDAD. ROSSI SIGUE DEMOSTRANDO QUE, DE MOMENTO, NO LE APETECE ENVEJECER”

“LLEVO MAL NO LLEGAR HASTA DONDE SÉ QUE PUEDO LLEGAR. LA PRESIÓN ME LA PONGO YO MISMO. ME EXIJO MUCHO PORQUE HE NACIDO CON UNA MENTALIDAD GANADORA”

Llega el ecuador del Mundial de motociclismo. El momento más importante de la temporada. Las próximas citas serán el Gran Premio de Indianápolis, la República Checa, Gran Bretaña y San Marino. Pol Espargaró quiere seguir en las primeras posiciones de Moto GP. Es el vigente campeón del mundo de Moto2 (6 victorias, 10 podios y 6 poles) y está demostrando que va muy en serio en su primera campaña en la categoría reina como miembro del equipo Yamaha. Nació en Granollers (Barcelona) el 10 de junio de 1991. Con 14 años se convirtió en el segundo piloto más joven de la historia en proclamarse campeón de España. En los Mundiales ha conseguido, desde su debut en 2006, 15 victorias, 44 podios, 17 pole positions y 15 vueltas rápidas. Tiene el récord de ser el más precoz que puntúa en un Gran Premio con sólo 15 años y 8 días. No es conformista. Amenaza con desbancar al mismísimo Marc Márquez del trono mundial a corto plazo. Un reto solo al alcance de los mejores. Lorenzo, Pedrosa y Rossi tiemblan igualmente. Saben que un fuera de serie pide paso por detrás a toda velocidad… ¡Polyccio!

 

-Ya estamos a mitad de camino en el Mundial, ¿cuál es tu balance hasta ahora?

Muy positivo. Me he adaptado mejor de lo que esperaba. Este año he dado el salto a MotoGP y cada día tengo mejores sensaciones. Estoy en pleno proceso de aprendizaje. Mi objetivo es quedar entre los cinco primeros en la clasificación general y estar muy arriba en cada carrera. El nivel es altísimo. Es fundamental mantener la regularidad durante toda la temporada, que no sea una montaña rusa. Soy un “rookie”. En este primer año no pretendo ganar el título sino puntuar en todas las pruebas. La progresión está siendo buena, pero siempre quieres más. Es un poco frustrante ver distanciados en la general a los más poderosos.

-¿Notas muchas diferencias respecto a Moto2?

Fue peor el cambio de 125 a Moto2. Me costó bastante. Llegué a desesperarme. El salto a Moto GP ha sido más sencillo. La moto tiene mucha potencia. Cuando el neumático se pone blando a final de carrera es muy complicado dar el cien por cien. Patina, pesa más y tienes que ser muy fino. A veces cuesta controlar la moto, pero es cierto que pensaba que iba a tener más dificultades. Lo que no cambia es la ambición por ganar.

-¿Aburre el dominio abrumador de Marc Márquez?, ¿es imbatible?

Es un piloto espectacular. Muy completo. Tiene un talento innato, calidad y experiencia. Está en el mejor momento de su carrera, pero nadie es imbatible. Lo que tiene se lo ha ganado a pulso. Trabaja muchísimo. Puede batir todos los récords del motociclismo. Sentimos una mutua admiración.

-¿Es el rival más duro que te has encontrado?

Sin duda. Hemos tenido peleas muy bonitas en la moto. Llevo muchos años corriendo contra él y siempre ha sido el rival a batir. Le respeto muchísimo por todo lo que está consiguiendo.

-¿Sois amigos?

Nos saludamos fuera de la pista, pero es muy difícil que uno de tus principales rivales sea al mismo tiempo amigo tuyo. Hay mucha rivalidad y eso crea distancia en las relaciones personales. Todos queremos ganar. Cada uno defiende lo suyo de la mejor forma posible.

-¿Cómo ves a Lorenzo y Pedrosa?

Su problema es que Márquez está intratable. Están peleando por quitarle protagonismo y acercarse lo máximo posible, pero no es fácil asimilar que el líder apenas tiene síntomas de debilidad. Son dos pilotos completísimos. Tiene mucho mérito luchar siempre por la victoria en cada Gran Premio. Es un privilegio verles competir porque forman parte de la elite del motociclismo.

-¿Y a Valentino Rossi?

Es un referente para todos. Está a un gran nivel y sigue demostrando que, de momento, no le apetece envejecer. Sus resultados esta temporada son magníficos.

-Yamaha ha apostado claramente por ti para las dos próximas temporadas…

Hay mucha gente detrás que merece lo mejor de ti en cada carrera. Yamaha me ha dado la oportunidad de competir en Moto GP para ganar a los mejores del mundo. Me encanta corresponder a esa confianza con buenas actuaciones. En las carreras hay que pensar rápido y tomar decisiones propias, pero durante el fin de semana tu rendimiento depende un ochenta por ciento del trabajo en equipo. Cuando ganamos, ganamos todos. Cuando perdemos, perdemos todos. Es así. La clave del éxito es el grupo.

-¿Notas la presión por ganar desde el principio?

La presión me la pongo yo mismo. Me exijo mucho porque he nacido con una mentalidad ganadora. Si las cosas no marchan como quiero intento atajar rápidamente los problemas y volver a empezar.

-¿Y cómo atajas esos problemas?

Haciendo deporte. Mi mejor forma de quitarme el estrés de encima es coger la bicicleta, hacer kilómetros y desconectar del mundo. Me relaja mucho.

-¿Te da muchos consejos tu hermano Aleix?

Ser hermanos y compartir la misma pasión por las motos me ha beneficiado mucho. Técnicamente es de los mejores pilotos del circuito. Se fija en cosas que otros no ven. Me gusta observarle para aprender. Es mi hermano mayor y claro que me da consejos cuando alguna cosilla no le ha gustado. Valoro mucho lo que me dice antes de las carreras, cuando entro en el box o en la parrilla de salida. Uno de los mejores momentos de mi vida fue cuando nos abrazamos nada más cruzar la línea de meta como campeón del mundo de Moto2. No paraba de llorar. Me emocioné mucho viéndole. Estaba todavía más feliz que yo por lo que había conseguido. Se me pone la piel de gallina cuando recuerdo ese momento. Me entregó emocionado la bandera de campeón. Fue increíble. Nos llevamos muy bien y nos queremos mucho, aunque también discutimos. Es raro competir contra él en Moto GP, pero te acabas acostumbrando.

-¿Repasas las carreras cuando llegas a casa?

Siempre las miro. Analizo mi actuación y todo lo que pasa detrás de mí en plena carrera. Cuando compites vas tan concentrado que hay muchos detalles que se te escapan.

-¿Qué no soportas?

Perder en la última vuelta. Me fastidia muchísimo. Lo bueno, dentro de lo malo, es que me sirve de estímulo para reaccionar e intentar que no se repita en la próxima carrera. Llevo mal no llegar hasta donde sé que puedo llegar. Siento impotencia.

-¿Tu mayor virtud?

No rendirme nunca y estar siempre contento. Tengo el mismo gen ganador que el Barça… je, je, je.

-¿Lo peor del Mundial o un Gran Premio?

Pasar tanto tiempo fuera de casa. Se echa mucho de menos a la familia y a los amigos. Tener tu propio hogar es muy importante. No hay nada como estar en casa rodeado del cariño de los tuyos.

-¿Cómo te calificarías como piloto?

Me gusta ser agresivo. Lo mejor de mi pilotaje quizá sean las frenadas. Suelo hacerlas con seguridad. Lo peor es correr en pistas mojadas. Me han comparado muchas veces con Casey Stoner. Cada piloto tiene sus puntos fuertes y débiles. Es fundamental tener personalidad encima de la moto.

-¿Pasas miedo en la moto?

Siempre hay momentos complicados, pero soy un privilegiado. Mi trabajo es mi hobby. Cuando compites no piensas en desgracias. Le tengo mucho respeto a las caídas porque una lesión te puede fastidiar toda la temporada, pero nunca he sentido miedo.

-¿La mejor carrera de tu vida?

La que hice en Phillip Island, en el Gran Premio de Australia. Ganamos por solo diecisiete segundos. Me gusta mucho ese circuito. Es rápido, técnico y los pilotos pueden marcar diferencias. También recuerdo con orgullo mi primer podio en un Mundial. Fue en Portugal. Luego hay circuitos, como Montmeló, Cheste y Jerez, donde el ambiente es muy especial. Disputar el GP de Catalunya tiene un significado muy emotivo para mi familia. De pequeños veníamos a verlo mi hermano y yo. Es emocionante verte rodeado, unos años después, de los mejores pilotos del mundo en ese mismo circuito.

-¿Un sueño por cumplir?

Ser campeón del mundo de Moto GP. Soy muy joven y he cumplido muchos objetivos en la vida. Jamás imaginé que a estas alturas de mi carrera habría conseguido tantas cosas importantes, pero soy muy ambicioso. Nunca deberíamos dejar de soñar y tener ilusiones por llegar a lo más alto. Mi reto es ganar algún día el Mundial en la máxima cilindrada. Lo intentaré con todas mis fuerzas. Tengo mucho tiempo por delante. Ahora estoy en plena fase de adaptación a Moto GP. Estoy cogiendo mucha experiencia y me anima estar cada vez más cerca de los mejores en la general.

-¿Ídolo del motociclismo?

El brasileño Alex Barros. Tenía un talento impresionante. Siempre he admirado su agresividad, técnica y lucha constante. Era un peleón. Llevaba el dorsal número 4 y gracias a él empecé a usar el doble 4. Mi número de la suerte.

-¿Una manía?

Dar cuatro besos a la moto justo antes de salir al pit lane.

-Poca gente sabe que diseñas tu propio casco…

Me gusta hacerlo porque es algo muy personal. Lo pinto y le pongo los colores que más me gustan. Luego compruebo si estoy cómodo con el tono que le dan. También cuido personalmente otros detalles como los guantes o las botas. La imagen de un deportista es importante.

-¿Cómo fueron tus inicios en las motos?

A mi padre le encantaban las motos y nos inculcó esa pasión tanto a mi hermano como a mí. Con tres o cuatro añitos me subí por primera vez a una moto. Era muy pequeña. Una “Polini”. Nos la regalaron en Navidad. Competía en Catalunya junto a un adulto. Siempre me gustó la velocidad. Viví muchos años en L´Ametlla. Me encantaba ir a la montaña. Allí comenzó todo.

-¿De donde surgió tu apodo de “Polyccio”?

Surgió de forma accidental, como una broma. Me gustan los nombres italianos. Un día mi amigo Oriol Gené “italianizó” el mío y, de repente, sin darnos cuenta, se convirtió en mi apodo.

¿Qué otros deportes practicas o sigues con interés?

Me encanta seguir la Liga de fútbol. Dentro del circuito hay muchos piques entre los pilotos por la rivalidad entre el Real Madrid y el Barcelona. Nos gusta comentar los partidos y bromear. Practico el surf, snowboard, boxeo, pádel, ciclismo, karting y, por supuesto, todos los que tienen que ver con una moto.

-¿Cuáles son las claves para triunfar en la vida?

Esfuerzo, sacrificio y mucho trabajo.

-¿Un deseo de aquí hasta el final del Mundial?

¡Que todo vaya bien!

 

ROCK Y “HARDCORE”: MÚSICA CAÑERA PARA UN ICONO PUBLICITARIO Y GRAN SEGUIDOR DEL BARÇA

 Es un gran seguidor del Barça. La temporada pasada lo pasó mal por la sequía de títulos, pero apuesta por un cambio radical para bien a las órdenes de Luis Enrique. Presume orgulloso de su “gen culé” y asegura que “el Barça volverá a ganar todo”. Se crió en una familia marcada por la simpatía al equipo azulgrana y ha presenciado en directo varios partidos en el Camp Nou. Su hermano Aleix es todavía más forofo. Siente predilección por Puyol, que este año ha puesto punto y final a su etapa en la Ciudad Condal. Le considera un símbolo del club por sus valores humanos y profesionales. Un ejemplo como deportista. Otro de sus favoritos es el argentino Leo Messi. Antes de dedicarse a las motos jugaba al fútbol de portero. Le tiraba más el balón que las dos ruedas, pero se decantó por el motor gracias a su hermano. Compitieron juntos en Moto2 y recuerda con cariño el primer podio de Aleix en Montmeló en 2011. Practica motocross, supermotard, trial y enduro (a cubierto y al aire libre). Fue campeón de Catalunya de badmington. Es un gran profesional. Cuida todos los detalles. Suele entrenar aproximadamente dos horas diarias.

Minutos antes de las carreras se concentra escuchando música. Nada de baladas. Temas cañeros para ganar tensión y salir a tope desde el principio. Sus estilos preferidos son el rock y el “hardcore” (punk duro, extremista y radical surgido en Norteamérica y el Reino Unido a finales de 1970). Le encantaba el grupo “El Canto del Loco”. Lleva mal pasar tantas horas muertas en los aeropuertos y hoteles. Duerme durante los viajes en avión. Acude con frecuencia al gimnasio cuando no hay carreras. Buen lector. Disfrutó mucho leyendo “El método”. Habitual de las redes sociales. Tiene su propia página web y cuenta personal en Facebook. En apenas unos días superó los 150.000 seguidores. Le gusta el contacto con los aficionados. Valora las críticas respetuosas. Icono publicitario. Ha participado, por ejemplo, en distintos actos de moda y diseño. Gusta su imagen de deportista joven, ambicioso, divertido y ganador. Su color preferido es el rojo. Lo identifica con la velocidad y su vena competitiva. Verde y amarillo son los siguientes en la lista. Siente debilidad por los relojes. Es habitual verle con una americana, tejanos y botas altas. Nunca falta un bote de colonia en su equipaje.

Gran corazón. Presta su imagen continuamente para apoyar causas solidarias. Rechaza el racismo (animó recientemente al brasileño Dani Alves tras un episodio lamentable que sufrió durante un partido de Liga) y muestra su lado más humano contribuyendo a recaudar fondos para el estudio de las enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer, parkinson o esclerosis múltiple. Ha participado en el Karting solidario de Michelín para la recogida de juguetes destinados a varios proyectos de la Cruz Roja. Alegre, divertido, educado, simpático, extrovertido, valiente, noble y con muy buen cartel entre sus compañeros. Su dieta principal consiste en carne, pescado y pasta al mediodía. La bollería industrial no la toca. Apenas desayuna. Le gusta cocinar, dormir y los animales. Tiene una gatita llamada “Minnie”. Gran aficionado a los videojuegos. Su favorito es “Call of Duty”. Le interesan los últimos estrenos de cine. El canguro que lleva en sus camisetas y gorros, a modo de mascota, surgió por la impresión que le dio conocer por primera vez el circuito australiano de Albert Park. Tiene un colgante de plata que simboliza a este animal. Fue un regalo de la peña que comparte con su hermano en Granollers.