Las claves de la jornada 8 del Pro6 Sportium. ¡A por el pleno!

Pro6

Es posible que, para las jornadas de las distintas Ligas europeas, incluyendo la Liga Santander, que tienen lugar el próximo fin de semana, no andes con ganas de apostar siempre a lo mismo: mismos mercados, mismo tipo de apuestas… pues para eso, como ya te venimos contando desde hace tiempo, Sportium ha sacado un nuevo producto que está revolucionando el mercado y la forma de entender las apuestas deportivas: el Sportium Pro6.

Con Sportium Pro6, se da una vuelta de tuerca al concepto tradicional de apuestas deportivas. ¿Crees que eres un experto en fútbol? Te consideras un crack a la hora de pronosticar resultados? ¡Vamos a verlo! Ya sabes que en este juego debes acertar seis marcadores exactos en seis partidos que escogemos cada semana. Y si haces pleno puedes llevarte… ¡Hasta 25.000€! ¡Ah! Y participar no cuesta nada, es totalmente gratis. Cualquier usuario, ya sea nada más darse de alta o que lleve ya un tiempo en Sportium, puede jugar.

Esa es, realmente, la gran ventaja de Sportium Pro6: que es gratis participar. Demuestra que eres capaz de darle una vuelta de tuerca a tus apuestas deportivas tradicionales; pasa del 1×2 o los mercados de goles y adéntrate en este nuevo reto, con el que podrás obtener grandes beneficios. Estás a seis clics de ser el Rey de las apuestas deportivas. Y si no sabes muy bien cómo hacerlo, nosotros te damos algunos consejos de los partidos de esta semana para que puedas tener una idea de qué apostar. ¡Vamos allá!

Chelsea – Manchester City

El primer gran duelo de la temporada en la Premier League, entre dos aspirantes al título. Se enfrentan tercero contra primero, con permiso del Manchester United, y sus enfrentamientos directos demuestran que puede ser un choque de marcador alto, de bastantes goles. En los últimos cinco partidos entre Chelsea y Manchester City se marcaron, como poco, tres goles. Y dado que los Citizens golearon al Liverpool por 5-0 hace tres jornadas en casa, vencieron después por 0-6 al Watford y en la última jornada volvieron a brindar una ‘manita’ a su afición con otro 5-0 al Crystal Palace, desde luego que, al menos en la Premier League, están en racha.

Dos de los tres máximos goleadores de la Liga inglesa hasta ahora, Álvaro Morata y Sergio Agüero, frente a frente: sinónimo de goles

Dicho todo esto, es verdad que el Chelsea ha dado alguna muestra más de debilidad esta temporada y que suele ser más conservador en este tipo de partidos, merced al marcado estilo que impone Antonio Conte (el empate en casa 0-0 ante el Arsenal de hace dos jornadas fue el mejor ejemplo).  No obstante, el Chelsea sólo perdió tres de sus últimos 20 partidos de Premier League en casa, y para ver una victoria del City en Stamford Bridge debemos remontarnos al año 2010.

Valencia – Athletic Club

Uno de los partidos más atractivos e interesantes de la jornada en la Liga Santander, marcado por varios aspectos. El primero, que el Athletic Club llegará a Mestalla tras haber disputado jornada europea, lo cual siempre es un Plus de cansancio y provoca rotaciones. Y además, hay que tener en cuenta tanto la racha del Valencia en casa y en lo que llevamos de Liga (los de Marcelino no han perdido y tampoco han encajado goles), y la racha, en el mal sentido, que el cuadro vasco tiene registrada en el estadio valencianista. Es un feudo que se le da realmente mal a los Leones.

El Athletic sólo ganó en dos de sus últimas veinticinco visitas a Mestalla

Pese a que el Valencia le endosó una ‘manita’ al Málaga en su último partido en casa, con el técnico asturiano no se está caracterizando precisamente por ser un equipo excesivamente goleador. Sí efectivo tanto atrás como arriba. Por otro lado, el equipo che sólo perdió tres de sus últimos diecisiete partidos de Liga en casa, y hablando de nuevo del Athletic Club, en lo que llevamos de campeonato, los bilbaínos han tenido que dejar su portería a cero para ganar encuentros. Todo esto nos da un cóctel bastante difícil de descifrar, pero que en cualquier caso apunta a un partido de marcador apretado y sin excesivos goles.

Sevilla – Málaga

El Sevilla sufrió su primera derrota de la temporada en la Liga a manos del Atlético de Madrid la pasada jornada, pero se presenta como favorito más que claro ante el Málaga de Míchel, que, ojo, en un arrebato de orgullo logró levantar un 1-3 en casa jugando con diez hace unos días, pero que sigue siendo penúltimo de la clasificación, todavía sin sumar una sola victoria en su casillero. Además, para ver un triunfo del equipo malaguista en un derbi en el Ramón Sánchez Pizjuán tenemos que remontarnos a 2012.

Seis de los últimos ocho enfrentamientos entre Sevilla y Málaga dejaron un saldo de tres o más goles

Sólo el Barcelona fue capaz de ganar el el estadio sevillista y en Liga la temporada pasada, pero es cierto que los hispalenses dejan su portería a cero como locales más o menos en la mitad de encuentros que disputan en la Liga. Y la necesidad del Málaga de sumar puntos puede hacer que ofrezca más resistencia de la esperada en un derbi que es bastante engañoso.

Leganés – Atlético de Madrid

Un derbi madrileño con claro color rojiblanco si nos atenemos a los favoritismos, pero que animará bastante el hecho de que el Leganés está cuajando un magnífico inicio de campaña. Los pepineros han sumado ya diez puntos, y todavía tienen la asignatura pendiente de ganar en casa, algo que aún no ha sucedido en lo que llevamos de Liga. No obstante, se enfrentan a la racha histórica que el Atlético arrastra como visitante.

Los de Simeone suman ya 15 partidos de Liga sin perder fuera de casa; pese a ello, encajaron gol en tres de sus cuatro salidas en esta Liga

En los últimos cinco enfrentamientos entre el Leganés y el Atlético no marcaron ambos equipos, y los partidos del equipo local en casa suelen dejar un saldo de muy pocos goles. Por tanto, tampoco esperemos un triunfo con goleada de los rojiblancos, aunque es cierto que, tal y como está el equipo, es complicado esperar alguna sorpresa en forma de pinchazo, así que hay que tener en cuenta su estado de forma de cara al marcador final.

Barcelona – Las Palmas

A simple vista, un encuentro que pinta en azulgrana de principio a fin, con todos los respetos para la Unión Deportiva Las Palmas. Este Barça ha tomado el camino directo hacia el liderazgo desde que comenzó la liga y, ahora mismo, parece intratable. Sobre todo gracias a Messi, que está en un estado de forma excepcional. De hecho, tomando como referencia la última derrota en Liga que sufrió el conjunto culé, la temporada pasada ante el Málaga y allá por abril, tenemos una idea de la magnitud a la que llega su racha.

El FC Barcelona acumula trece victorias consecutivas en la Liga. En esa racha, ha marcado un total de cuarenta y ocho goles y ha encajado once

La media de goles totales anotados en esta racha de partidos del equipo blaugrana es de más de cuatro y medio por encuentro. Esto, unido al hecho de que la Unión Deportiva lleva más de una Liga entera sin dejar su portería a cero como visitante, no nos hace sino pensar en un marcador abultado de cara al cuadro local, con bastante diferencia de goles. De hecho, en su última visita al Camp Nou el pasado año, el cuadro canario se llevó una ‘manita’.

Real Madrid – Espanyol

Un partido trampa, pues después de tres pinchazos consecutivos del equipo blanco en el Santiago Bernabéu, ¿quién nos dice que ganará con contundencia al Espanyol, algo que sin duda dirán las cuotas de apuestas? Las estadísticas entre ambos equipos también respaldan esta teoría, pero ante el Alavés volvimos a ver que este Real Madrid no anda precisamente sobrado de fuerzas. O, como el mismo Zidane dice, no está en un momento brillante.

El Espanyol no marcó en siete de sus últimas ocho visitas al Santiago Bernabéu

De hecho, el Real Madrid acumula nada menos que diez victorias consecutivas contra los pericos, ocho de ellas sin encajar goles. Los últimos marcadores que reflejaron sus enfrentamientos dan una idea de la diferencia. Cuanto más se retrasa la primera victoria blanca en casa, más crecen las posibilidades de ver a un equipo local salir al terreno de juego con ganas de arrasar a su rival para brindar una noche de alegría al público. Habrá que esperar también rotaciones, así que entre unas cosas y otras, puede que todo camine hacia una victoria local pero no tan abultada como algunos creen.