Apostar en las semifinales de la Europa League es seguir con la feria del campeón

Ejemplo_Sevillania

Llegan las semifinales de la Europa League, y como siempre, me toca preguntarle a mis amigos que son hinchas del Sevilla qué pensamientos tienen sobre la eliminatoria contra la Fiorentina. Si hay algo que caracterice a los andaluces y más concretamente a los sevillanos con respecto a todo, es su permanente optimismo. Y no es para menos. El equipo hispalense se ha convertido en el Rey de esta competición, y lleva su alegría allá por donde va en Europa. Además, el idilio tiene unas connotaciones que pegan muchísimo con la mentalidad que respira la ciudad estos días, rezumando alegría después de la semana de Feria, el escaparate por antonomasia de Sevilla y, en cierto modo, de Andalucía y de España.

¡Qué noches europeas nos dan los de Emery! La eliminatoria contra el Zenit volvió a ser de infarto y no se resolvió hasta el final, y es que así saben mejor las victorias. Y mis amigos no pararon de decirme que les daba igual el hecho de que su equipo esté peleando por entrar en la Champions. Muchos no cambian estas semanas, ya tradicionales por su combinación de fiestas, sevillanía y fútbol, por nada del mundo. Ver al equipo partirse la cara y salir victorioso en un torneo que domina a las mil maravillas es como disfrutar de la feria sintiéndote el campeón de la noche, Rey de sevillanas y conquistas amorosas nocturnas.

Eso prometen las semifinales de la Europa League, también este año para el Sevilla. La Fiore, con el ex bético Joaquín a la cabeza promete ser un rival duro de pelar, y quizás espera más adelante una final con el gran Nápoles de Benítez. Pero decir eso es aventurarnos mucho. De momento toca ‘bailar’ con otra muy fea antes, algo que el Sevilla sabe hacer mejor que nadie.

Sevilla – Fiorentina

El Sánchez Pizjuán quiere vibrar con otra noche europea

El Sánchez Pizjuán quiere vibrar con otra noche europea

El Sevilla debe afrontar su eliminatoria contra la Fiorentina muy concentrado en no repetir errores de su anterior envite contra el Zenit. Esto pasa por no conceder tanto en defensa, aunque los números y la entidad de los dos rivales nos invitan a pensar en un choque muy igualado: Cinco de los últimos seis duelos en Europa protagonizados por los hispaleneses dejaron goles por parte de ambos equipos y la Fiorentina ha marcado en sus 8 últimas salidas europeas, pero el Sevilla ha marcado en sus últimos ocho encuentros de esta competición en casa y ganó esos ocho partidos.

El Pizjuán sueña con vivir otra de esas noches mágicas en Europa en la que, a pesar de posibles contratiempos, el empuje de la grada y la fe del equipo den como resultado otro triunfo.

Apostamos por un resultado favorable al Sevilla, aunque pensamos que la eliminatoria se resolverá en 180 minutos y no en 90. Por ello, ofrecemos tres posibilidades: Atendiendo a los números de los dos contendientes, que ambos marquen se paga a 1.90; Pensando en otra noche de locura en la que los de Emery se lleven ventaja a tierras transalpinas, una victoria sevillista con goles por parte de los dos equipos se paga a 3.90. Y si el duelo es igualado y sucede como en las tres últimas eliminatorias, en la que a los hispalenses les cuesta encontrar la fórmula para llevar el choque a su terreno en su propio estadio pero al final lo consiguen, la fórmula de empate/Sevilla al descanso/final del encuentro cotiza a 4.60.

Nápoles – Dnipro

Será difícil que el partido de ida se le escape al Nápoles

Será difícil que el partido de ida se le escape al Nápoles

La otra eliminatoria de la que saldrá un finalista parece ser la más desequilibrada en favor del Nápoles. Los italianos son más que favoritos ante el sorprendente Dnipro ucraniano, aunque en este caso podemos hablar de un precedente que deja mínimas esperanzas para ver un doble choque igualado: En la Europa League de hace dos temporadas, ambos equipos ya se vieron las caras y los italianos vencieron en casa por 4-2 tras ir perdiendo y cayeron por 3-1 en Ucrania.

En cualquier caso, todo apunta a un duelo de ida en el que el Nápoles hará valer su mejor virtud: Su capacidad goleadora, demostrada sobradamente en esta Europa League.

Muchos pensaban que los de Benítez caerían ante el Wolfsburgo o, al menos, sufrirían lo indecible y, sin embargo, el 1-4 de la ida en Alemania fue un puñetazo en la mesa por su parte. El Nápoles ha marcado más de 1 gol en 5 de los 6 partidos que ha jugado en casa en la Europa League y si vence por más de un gol de diferencia en esta ida en San Paolo, podemos ganar 1.95€ por euro apostado. Para quienes piensen en una salida en tromba de los italianos buscando solventar cuanto antes su pase a una final muy esperada, si llegan a la primera media hora con ventaja, la cuota es de 2.37; Y buscando apostar en algún mercado de riesgo pero con posibilidades, una victoria napolitana final con empate al descanso se paga a 3.90. El Dnipro no se fue perdiendo al descanso en ninguna de sus salidas europeas esta temporada.