Un US Open cargado de sorpresas en la pista… y las apuestas

Cuando afrontamos la segunda semana de partidos en el US Open de tenis, es momento para hacer balance de lo que han sido los primeros días de partidos. Afrontar el último Grand Slam de la temporada nunca es fácil, ni siquiera para las grandes raquetas del tenis mundial. Siempre hay sorpresas y bajas notables, como sucedió en esta edición con Novak Djokovic y Andy Murray. Y, como sucede con el Abierto de Australia por ser el primer grande del curso, el US Open tiene una tradición en los últimos años de ir variando bastante respecto al campeón, y a los jugadores que alcanzan las últimas rondas.

Sin embargo, lo que estamos observando en esta edición del US Open se sale un poco de lo normal en términos de igualdad. Nadie parece estar a salvo de una eliminación sorpresa, y hemos asistido a marcadores y resultados sorprendentes prácticamente desde el primer día.

En la primera ronda se jugaron 64 partidos, de los cuales 11 dejaron un total de cinco mangas, 22 se fueron a cuatro sets, y 28 terminaron en tres envites. En total, de esos 64 encuentros, 33 no se acabaron en tres sets, lo que supone un poco más del 50 por ciento del total. En esa primera ronda ya cayeron Simona Halep y Angelique Kerber, dos de las favoritas en chicas, y también Nick Kyrgios, el polémico australiano, que presentaba maneras después de destacar en Cincinnati hacía apenas una semana.

Ese porcentaje de partidos largos, luego disputados, subió incluso más en la segunda ronda. Se jugaron 32 encuentros. Ocho fueron a cinco sets y otros nueve a cuatro. En total, 17 partidos a más de tres sets por 14 a sólo tres mangas. En esta ronda cayeron hombres como Berdych, Dimitrov, Gilles Muller o Alexandr Zverev, que llegaba como tercer favorito para levantar el título. Ya en la tercera ronda, la cantidad de partidos que se resolvieron por la vía más rápida (9) superaron con creces a los que no lo hicieron (5). Pero, en términos generales, el porcentaje de partidos que se alargaron hasta más de tres sets está siendo superior al 51 por ciento, lo cual refleja una gran igualdad en los encuentros, más allá de favoritismos.

Rafael Nadal y Roger Federer, los dos primeros favoritos en el cuadro masculino, han tenido que sudar más de la cuenta para alcanzar la segunda semana de competición. El suizo sorprendió de forma especial, yéndose a las cinco mangas en sus dos primeros partidos en el torneo ante Frances Tiafoe y Mikhail Youzhny. Nadal ha necesitado de cuatro mangas en sus partidos de segunda y tercera ronda ante el japonés Taro Daniel y el argentino Leonardo Mayer. Y en el cuadro femenino, la eliminación de Garbiñe Muguruza en octavos de final abre todavía más el abanico de posibilidades.

Vemos, por tanto, que las sorpresas están a flor de piel, y que los mercados relacionados con partidos largos están siendo rentables en estos primeros días de competición; aunque la tendencia debería ser, de forma natural, a ir viendo mejoría en los grandes favoritos conforme alcanzamos las últimas rondas del torneo. Nadal y Federer siguen siendo los principales candidatos a alzarse con el US Open en el cuadro masculino, y las cuotas por su victoria son de 2.62 y 2.87, respectivamente.