VILLA MERECE OTRO TRIBUTO

Se terminó el Mundial para España. Al menos nos vamos con un triunfo frente a Australia y con una sensación menos desastrosa de la que habíamos dado en los dos primeros partidos. Nada, absolutamente nada, nos salió como hubiéramos querido. Y, por supuesto, como esta Selección aún sabe hacer.

En la despedida de España de este Mundial se nos quedará la imagen de Villa desesperado por el cambio. Una sustitución que aparentemente le impide llegar a los 60 goles. “El Guaje” ha defendido en 97 encuentros la camiseta y ha marcado 59 goles, que le han convertido en el máximo goleador de la Selección, desde que el 9 de febrero de 2005 contra San Marino, se pusiera la camiseta por primera vez . Un récord que tardarán en arrebatarle al “7” de España porque el siguiente, Torres, lleva 38 y más lejos está David Silva con 20 tantos.

Nos ha dado tantas alegrías en momentos difíciles que siempre le estaremos agradecido. En la Eurocopa del 2008 sus goles contra Rusia o Suecia. En Sudáfrica contra Portugal o el gol a Chile que nos llevó en volandas hacia la Copa del Mundo. Villa se puso el “7” que durante mucho tiempo lució otro ilustre como Raúl. Se lo “arrebató” y ya siempre será suyo. Y un poco nuestro también, por las satisfacciones que nos dio.

A David Villa le dejamos la puerta de la selección entreabierta por si en unos meses su estado de forma en la MLS le trae de nuevo al equipo de todos. No puede marcharse así de la Selección. Se merece un homenaje oficial delante de la afición española. Un reconocimiento público en partido oficial y no en una “pachanga”. Una ovación de reconocimiento y un “último” gol que redondee su historia. De momento y desde aquí, gracias David por lo que nos has dado. Te esperamos ver de nuevo cantando goles con la Selección.

Autor: Iñaki Cano @ICano7