Dossier Especial Boxeo Amateur: “De cada 50 personas, como mucho 3 llegan al boxeo de competición”

Conocer a su boxeador mejor que él mismo. Encontrar las palabras exactas para canalizar los nervios y transformarlos en concentración. Analizar los puntos débiles del rival para acentuar las ventajas estratégicas de su pupilo. Estas son solo algunas de las facetas que José Miguel Hidalgo realiza en su tutelaje a Issac Farré. Aunque si algo ha quedado claro tras esta entrevista es que José no solo es su entrenador, es su amigo.

No hace demasiado era él quien se ponía los guantes y se subía al cuadrilátero. Hoy vierte ese caudal de experiencias y conocimientos en sus alumnos en el Club de Boxa de Sant Adrià. Uno de ellos es Isaac y no puede ocultar que tiene muchas expectativas depositadas en él. Quiere que llegue lo más lejos posible. Y para que eso suceda, le entrena y le construye una carrera pugilística con criterio, sin prisas. Issac está en las mejores manos posibles.

 

Sportium: ¿Quién es Issac Farré?

José: Issac Farré es uno de los mejores boxeadores welters que hay en Cataluña y España. Lleva unos 50 combates amateurs. Ha sido varias veces campeón de Cataluña y participó en un campeonato de España el año pasado, donde le eliminó en tercera ronda el actual campeón de España, Youba Sissokho. Podríamos decir que ha peleado con todos los welters de España.

Sportium: ¿Hay algo por lo que destaque Isaac del resto?

José: Destaca por su envergadura y por su forma de boxear: con un gran juego de piernas y distancia de pegada. Todo esto le hace un rival peligroso porque él llega y no le llegan. Se puede enfrentar a cualquier rival, ya sea de su estatura o más bajo. Hemos potenciado siempre su boxeo: un boxeo de distancia, de contra y de piernas. Y a la vez hemos intentado mejorar algunos aspectos que le pueden fallar, como que le entren por dentro y luchar ante rivales más bajos.

Sportium: ¿De qué tienes miedo de arrepentirte como entrenador?

José: Que justo en un día de combate no haya sido capaz de transmitirle los consejos o las armas necesarias para que pueda sacar adelante una pelea.

Sportium: ¿Es en el combate cuando más importancia tiene un entrenador?

José: Desde el punto de vista del entrenador, en el combate tienes que intentar transmitir al boxeador lo que estás viendo desde la esquina. Los fallos del otro, los errores propios, por dónde le está atacando el rival y lo que debe intentar hacer. Hay que explicarlo todo en un minuto para que luego él pueda desarrollar estas instrucciones durante el combate.

Sportium: ¿Por qué la gente no persigue sus sueños?

José: Primero por miedo a fracasar y luego por las circunstancias personales de cada uno. En el boxeo como en la vida cada persona es un mundo y tiene sus propias dificultades. Incluso el miedo a hacer el ridículo y fracasar. A veces sientes que el camino por el que estás atravesando para conseguir tu sueño, se está llenando de obstáculos y no te quedan fuerzas para seguir.

Sportium: ¿Por qué engancha el  boxeo?

José: El boxeo es un deporte muy estético y visual. Verlo en la televisión ya transmite mucho, pero cuando lo ves en vivo una velada te pega un subidón brutal. Y piensas ¿por qué no voy a hacerlo yo? Hay que tener en cuenta que el boxeo lo puede practicar cualquier persona, ya que está el boxeo de competición pero también el de sala. Esa plasticidad del boxeo es lo que engancha. Y luego, como hay tantos gimnasios, tantas veladas y practicantes hace que la gente quiera probarlo.

Sportium: ¿Todo el mundo vale para el boxeo?

José: Todos pueden practicarlo, pero el deporte de competición es otra cosa. De cada 50 personas, como mucho llegan 3. Pasar del entrenamiento a la pelea es algo complicado. Hay unas reglas. Son 3 minutos en las que tienes que aguantar sí o sí, debes tener un gran fondo físico, tienes que saber si encajas bien los golpes, etc… Hay muchas variantes que te demostrarán si sirves o no para el boxeo de competición.

 

 

Sportium: ¿El boxeador está solo contra el mundo?

José: Sin duda, cuando el boxeador está encima del ring, está solo contra el mundo. Unas semanas antes durante la fase del entrenamiento no hay problema. Estás entrenando con tu gente. Pero cuando queda solo un par de días antes de la pelea, empiezan los nervios y los miedos. Empiezan a invadirte dudas sobre si estarás capacitado, si estarás bien de fondo físico, si has entrenado lo suficiente. En definitiva, si vales para el boxeo.

Luego el día del combate, subes al ring y te entra el efecto túnel. Puede haber 1000 personas de público, el árbitro, el entrenador, pero solo ves a tu rival. Ni ves ni escuchas nada más que ese tipo que te está lanzando golpes. Es una sensación muy fea. Eso dura unos segundos hasta que empiezan los primeros golpes. Y eso pasa a todos en los primeros combates. Y si alguien dice que no, miente.

Sportium: ¿Qué motiva a alguien a subirse al ring?

José: La superación, sin duda. Empiezas en el boxeo entrenando y ves que mejoras. Te notas mejor con la técnica y te mueves mejor. Llega un punto que lo que quieres realmente es ponerlo en práctica. Es como en el fútbol: tu entrenas durante la semana pero lo que quieres realmente es jugar el partido. En un par de meses ya estás enfrascado en combates del boxeo.

Sportium: ¿Qué te gustaría que pensaran de Issac?

José: Es un tío excelente. Siempre está ayudando a los compañeros y con una muy buena predisposición. Es muy humilde. Como boxeador, no hay más que verlo. Boxea muy bonito y espero que la gente le apoye porque se lo merece. Siempre está evolucionando y fijándose en otros boxeadores para mejorar aspectos de su boxeo.

Sportium: ¿Qué clase de relación mantienes con Isaac?

José: La conexión que tienes con el boxeador se logra con el día a día. Nada más verle entrar en el gimnasio ya sé cómo está. Debes leerle a través de su forma de caminar o de hablar. Pero especialmente en el día del combate. Tienes que hacer un trabajo psicológico para que pueda demostrar todo lo que sabe en el ring. Tranquilizarle en los momentos en los que está más nervioso.

Sportium: ¿Cómo empezó en vuestro club?

José: Issac llego al club hace 5 o 6 años. Ya había hecho algo en otro gimnasio. Vino con ganas de combatir desde el primer día, pero le dije que se tranquilizara, que tenía que entrenar un tiempo y no le hice mucho caso. Poco a poco vi que prestaba mucha atención y entrenaba con mucho interés. Venía todos los días. Pero aun tenia esa parte de su vida, normal en un joven, en la que los fines de semana salía con sus amigos y regresaba los lunes un poco cansado. Entonces, llegó un momento en que le dije que si quería combatir tenía que dejar eso. Le costó un poco pero en poco tiempo venía los lunes a tope y se centró en el boxeo. Luego, en los primeros combates demostró su calidad y empezamos a cuidar su carrera para que evolucionara con rivales cada vez más complicados.

Sportium: ¿Cómo se transforma el dolor de la derrota en una victoria?

José: En el boxeo sucede algo extraordinario. El boxeador que acaba de perder ya está pidiendo de forma inmediata la revancha. Esto significa que tiene ganas de volver a superarse y quiere ganar. Este chico que ha perdido lo tendrás el lunes clavado en el gimnasio para entrenarse más fuerte. Esta es una de las grandezas del boxeo.

Sportium: ¿Qué demonios internos tiene un boxeador?

José: Minutos antes de la pelea te invaden los nervios y los miedos. Te tiemblan las piernas, sientes un hormigueo y te entra el famoso efecto túnel. En esos instantes previos lo único que quieres es que empiece la pelea ya o marcharte corriendo a casa. Hay que tranquilizarlos, decirles que el rival tiene dos manos y dos pies como tú. Que solo vas a practicar este deporte que tanto te gusta. Entonces cambian el chip, suben al ring, reciben el primer golpe y vuelven a tranquilizarse y a disfrutar. Cuando subes al cuadrilátero debes disfrutar. Si en algún momento dejas de disfrutar boxeando, debes dejarlo.

Sportium: ¿Por qué se para ese estado de miedo?

José: Creo que es algo humano. Es un miedo hormonal, cerebral. Una suma de todo: al fracaso, a hacer el ridículo, a que me tumben. Pero es algo que tienes que superar. Hay chavales que llevan 6 meses entrenando y quieren pelear, pero les digo que no. Y cuando les digo que sí, es cuando llega el momento de responsabilidad y empiezan a ser conscientes de que ahora sí van a subirse a un ring delante de público y ante un rival que ha entrenado tanto o más que ellos mismos.

Sportium: ¿Cada golpe dado es el más importante?

José: La pelea va a una velocidad tan rápida que no te da tiempo a analizar qué golpe vas a lanzar. Sobre lo que tú has entrenado, una técnica entrenada mil veces, cuando estás en un combate todo fluye de forma natural. Los golpes salen solos, las fintas también, etc.. En milésimas de segundo has de analizar a tu rival y entonces trabajas en torno a esa información que has cogido unos instantes antes. Pero está claro que cada golpe que lanzas lo haces con la esperanza de que sea el definitivo.

Sportium: ¿Quién escribe esta historia de Isaac?

José: La historia la escribes él. Las metas,  las estableces él y nosotros estamos para ayudarle. Pero influyen muchas cosas desde lesiones a su momento familiar particular. Incluso puede ser que llegue un momento en el que el boxeo y sus sacrificios acaben agobiándole.

Sportium: ¿Cuál es la mejor versión de Issac?

José: Creo que entrenando. Entrena menos de lo que él querría por su trabajo, pero lo hace de forma muy intensa. Y en el combate, cuando no tiene elementos externos que le desestabilicen, tiene un boxeo muy bonito.  Da gusto verle boxear. Siempre habrán combates complicados en los que no te salen como quieres, pero si él está inspirado, saca su mejor repertorio.

Sportium: ¿Cómo te gustaría que se acordaran de Issac?

JoséEs un tío fabuloso y buena persona. Siempre está ayudando. Tiene una voluntad de hierro. Compaginar con trabajo lo hace difícil. Y como boxeador, como amateur es uno de los mejores que hemos tenido y la gente siempre espera el máximo de Isaac y cuando no lo puede demostrar, la gente lo comenta que no ha boxeado tan bonito.

Sportium: ¿Y cómo te gustaría que Issac se acordara de ti?

José: Primero de todo como un amigo, y luego como entrenador. Tanto Miguel, mi socio, como yo, hemos intentado transmitirle todo lo que sabemos. Y le hemos recordar que ha de ser humilde porque cualquier rival puede vencerte. Trabajando con él en el día a día y que hemos intentando ayudarle al máximo, nunca le hemos engañado. Siempre hemos estado mirando por el, por su salud y luego por su carrera deportiva.

Sportium: ¿Qué significa para ti ser entrenador?

José: Es mi vida. Era mi hobby y ahora es mi profesión . Es un poco más costoso porque ahora es una obligación. Es cierto que te llevas bastantes decepciones por algunas situaciones del boxeo pero me vale la pena por el reconocimiento de los chavales de aquí. El paso de los años te hace ver las cosas con perspectiva y te sientes orgulloso de los campeonatos ganados y de los chavales que van subiendo en el boxeo. La sensación que tienes cuando uno de nuestros boxeadores gana es incomparable.

Sportium: ¿Te ves reflejado en ellos?

José: Si, por supuesto. Cuando yo boxeaba pasé por las mismas situaciones difíciles que ellos. Por ejemplos, en momentos de bloqueo, en los que no te sale nada. Como son momentos que ya has experimentado, intentas transmitirles consejos. Y cuando hacen las cosas que tu le has dicho y ganan, el trabajo está hecho.

Sportium: ¿Un boxeador piensa en tirar la toalla?

José: Hay situaciones en las que puedes llegar a planteártelo. Por ejemplo, cuando te implicas mucho en el boxeo, entrenas duro cada día, y no se hace la pelea por algún motivo. En ese instante piensas que todo el esfuerzo realizado no valió para nada. Te derrumbas, como mínimo por unos días.

Sportium: ¿Por qué el boxeo aun tiene mala prensa?

José: Por las películas que mostraban el boxeo como un mundo sórdido controlado por la mafia. En muchas películas los boxeadores son personas que no tienen recursos y que se pegan para poder comer. Ahora el boxeo no tiene nada que ver. Todos los gimnasios están llenos de niños boxeando. En nuestro club tenemos niños de 8 y 9 años. Esto ha sido posible por que los padres han visto alguna velada y les ha gustado el deporte. Han podido comprobar que no es para nada peligroso, que está muy reglamentado y que es 100% seguro con los cascos protectores . Es un deporte muy completo.

Sportium: Cuando se acerca un combate, ¿cómo lo afrontas como entrenador?

José: Lo primero es controlar que el boxeador esté en el peso. Después del peso, hay que analizar al rival. Aunque en el boxeo amateur normalmente no se hace, creo que es importante saber qué tipo de boxeo hace tu rival para trabajar específicamente durante la semana. Y luego centrarte en tu boxeador, en que esté lo mejor preparado posible. Es cuando se realiza un trabajo especifico para el combate como busca varios sparrings parecidos a tu rival.

Si te gusta el boxeo, en Sportium podrás apostar a los combates más destacados de la actualidad.