NOTA INFORMATIVA: En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto 958/2020, de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, toda alusión a bonos o promociones de bienvenida en los contenidos de este blog dejan de tener validez. Para más información de las promociones disponibles entra en www.sportium.es.
¿Qué es el yield en apuestas y como se calcula?

¿Qué es el yield en apuestas y como se calcula?

|

22/09/2021

“Yield” es una palabra inglesa que significa “rendimiento”. Acuñando yield en las apuestas deportivas, hace referencia al provecho obtenido por las mismas. Cuando se habla de la importancia de evaluar los resultados de las apuestas a largo plazo, tener claro qué significa el yield en las apuestas y como usarlo es fundamental.

¿Qué es el yield en apuestas? El ‘yield’ es el concepto que pretende calcular esa rentabilidad a partir del beneficio obtenido (neto) y el dinero total apostado. Concretamente, el ‘yield’ es un porcentaje que nos expresa cuanto beneficio hemos obtenido por cada euro (o unidad de apuesta) en juego.

¿Cómo calcular el yield en apuestas? La fórmula para calcular la rentabilidad es la siguiente: Yield= (beneficio neto / cantidad apostada) x100. De ello, obtendremos un porcentaje que es el beneficio obtenido por unidad apostada. Aquellos grandes apostadores tendrán un yield más alto en sus apuestas, mientras que tienes que evitar un yield negativo a toda costa.

Yield en apuestas: ¿qué debo saber?

Para calcular el yield de tus apuestas, solo tienes que conocer dos conceptos, pero es importante que no haya confusión en ellos si quieres tener resultados precisos.

  • Beneficio: Es importante no confundir con ingresos. Con beneficio nos referimos a la resta de total de dinero ingresado con nuestros resultados con lo que hemos gastado. Si, por ejemplo, hemos gastado 10 unidades de apuesta o 10€ en una cuota de @5.00 y la ganamos, tendríamos un beneficio neto de 40 (unidades de apuesta o €).
  • Dinero total apostado: En el ejemplo anterior, el dinero total apostado sería 10€. Si quieres mirar tu yield más global en tus apuestas, deberás sumar todas las apuestas. Obviamente, no solo deberás tener en cuenta aquellas que son ganadoras.

Básicamente, necesitas tener tres conceptos para calcular el yield en apuestas (en un periodo de tiempo determinado). Dinero ingresado, dinero ganado y beneficio obtenido (como resultado de los otros dos).

¡PONLO EN PRÁTICA!

Ejemplo de yield en apuestas

¡Vamos con un ejemplo de cálculo de rentabilidad! Si en una jornada apostamos a 10 unidades a cuatro eventos distintos con las cuotas de @3.00, @3.50, @4.20 y @6.00, y ganamos las de @3.00 y @6.00, habríamos ingresado un total de 90 unidades de apuesta. También tendríamos un gasto de 40, lo que nos da un beneficio de 50.

¿Cómo aplicaría la fórmula de yield para las apuestas? Yield = (50/40)x100 = 125%. Eso significaría unos resultados impresionantes de 125 unidades de apuestas obtenidas de beneficio por cada 100 apostadas. Un yield más realista sería acertar solamente las cuotas más bajas, las de @3.00 y @3.50. En este caso la fórmula sería así: Yield = (25/40)x100 = 62,5% de rentabilidad, siendo aún buenísima.

¿Qué pasaría si perdiéramos 3 apuestas? En caso de ganar solo la de @4.20 o la de @6.00, seguiríamos teniendo una rentabilidad positiva, aunque más modesta. Sería un yield de (2/40)x100 = 5% y (20/40)x100 = 50%, respectivamente. Si solamente ganáramos la de @3.00 o @3.50, tendríamos un beneficio negativo, con una rentabilidad también negativa. (-10/40)x100 = -25% y (-5/40)x100 = -12,5%, respectivamente. Un yield negativo es algo que puede suceder, y debemos estar preparados para poner solución.

¿Cómo aplicar el yield en nuestras apuestas?

La aplicabilidad práctica del yield en nuestras apuestas puede servir no solamente para saber qué estamos ganando, sino que también podemos utilizarlo para ganar más. Podemos conocer nuestro yield total en nuestra carrera como apostadores, y luego agrupar datos por mes, semana, jornada o incluso para cada apuesta para ver la evolución.

Pero además, podemos filtrar esa rentabilidad mucho más allá: por tipo de mercado, por deporte, e incluso por apuestas deportivas o por casino. ¿Qué lograremos de este modo? Tener una imagen perfecta de qué mercados nos están sirviendo más y cuales menos. Podemos saber si las apuestas a hándicap nos están sirviendo más o menos que las de marcador exacto o las de línea de gol, por ejemplo.

En estos casos mencionados, por ejemplo, puede que ganes solamente 1 de cada 5 apuestas a marcado exacto, mientras que ganas 4 de cada 6 a línea de dinero. Con ello, puedes pensar que son más rentables las de ganador/perdedor, pero con un registro del yield en tus apuestas puedes ver que las de marcador pueden ser mucho más rentables a largo plazo.

Máxima racionalidad, mejores resultados

Para obtener máximos resultados a largo plazo es importante aplicar una metodología objetiva en tus apuestas, e intentar apartar las emociones o la intuición. ¡La emotividad tiene otros campos reservados en el deporte! En el caso anterior, por ejemplo, hacer 5 apuestas a marcador exacto cuota @8.00 y acertar 1, supone fallar el 80% de las apuestas. Paralelamente, acertar 4 de 6 a cuota @1.50 a Money-Line supone un 66% de efectividad. Intuitivamente, puedes pensar que las segundas te funcionan mejor, ¿pero qué está pasando realmente?

  • (8/5)x100 = 160% de rentabilidad en las de marcado exacto
  • (6/6)x100 = 100% de yield en 1X2

Estas estadísticas, a largo plazo, junto con una correcta gestión del stake y tu bankroll, son la receta perfecta para triunfar con un juego seguro a largo plazo.

¡PONLO EN PRÁTICA!

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies