Tipos de Apuestas de Hándicap: Todo lo que debes saber

|

07/08/2023

Si habéis llegado hasta aquí, es porque estáis buscando información sobre uno de los conceptos más buscados, seguidos y populares del sector del juego online: el hándicap en apuestas o las apuestas de handicap. Las cuotas con desventaja son, sin lugar a dudas, de las más jugadas por los usuarios, y también, uno de los tipos de apuestas más ‘propios’ dentro del mundo de las apuestas online. ¡No te pierdas todos los detalles y los consejos para utilizar estos mercados al jugar online!

¿Qué es y qué significa handicap?

Para empezar, comenzaremos explicando lo es el handicap en apuestas deportivas en base a la mera explicación de la palabra ‘handicap’. Si acudimos al diccionario de la RAE, handicap se define como «desventaja o circunstancia desfavorable». Y es justo eso. Cuando hacemos un hándicap en apuestas deportivas, le ‘añadimos’ una desventaja al marcador de uno de los equipos o los participantes en un determinado partido o evento.

Dicha desventaja, evidentemente, es sólo teórica, únicamente afecta al mercado de apuesta. Y de ese modo, tenemos que calcular que, si apostamos a favor de ese equipo, para salir victoriosos, necesitamos que gane por más diferencia respecto a esa desventaja virtual.

¿Cuándo apostar con handicap?

Este recurso se utiliza básicamente en deportes como el fútbol, baloncesto, tenis o hockey, y sobretodo son mercados que se pueden usar para eventos y/o partidos en los que hay un equipo o un jugador que son muy favoritos sobre su rival. Al aplicarlo logramos que las cuotas sean competitivas incluso apostando por el favorito, y así hacerlas más atractivas para el jugador.

Por lo tanto, las apuestas de handicap son ideales para partidos en los que hay un equipo o atleta excesivamente favorito. Por ejemplo, en un partido de tenis entre el tenista A, número 1 del mundo y el tenista B, número 230, la cuota a favor del triunfo del primero será bajísima, dado que tiene todas las de ganar.

Tipos de Apuestas de Hándicap

Tal y como ya explicamos, existen, básicamente, dos tipos de apuestas de hándicap: el europeo y el asiático, y dentro del asiático, éste puede ser de gol entero, de medio gol y mixto. El europeo es, obviamente, el más usado en Europa y también en España, y el asiático es uno de los mercados de apuesta que más son utilizados por jugadores más expertos, e incluso profesionales, ya que requiere de más experiencia y, sobre todo, más capacidad de análisis. ¡Aunque es igualmente emocionante!

Hándicap Europeo

Supongamos que queremos apostar en el derbi entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid que tiene lugar en la siguiente jornada de Liga. Echando un vistazo a las cuotas de Apuestas, éstas parecen dar como bastante favorito al equipo blanco: en el 1×2, el Madrid cotiza a 1.72 por ganar el partido, mientras que la victoria rojiblanca se paga a 5.00€ por Euro apostado. El empate se paga a 3.80.

Si nosotros queremos apostar a favor del Real Madrid, pero consideramos que la cuota por su victoria es baja, y deseamos jugar con una cuota más alta, lo práctico es recurrir a los mercados de hándicap del partido. En ellos, observamos los siguientes guarismos:

Tipos de apuestas de hándicap

Tipos de apuestas de hándicap.

¿Qué es el hándicap 1?

Como ya sabéis (y si no os acordáis, os refrescamos la memoria), los paréntesis con los números después de los nombres de los equipos, significan la ventaja o la desventaja virtual (el hándicap) que le aplicaremos a nuestra apuesta. Por ejemplo: si apostamos a favor del Real Madrid con hándicap -1 (Real Madrid (-1) en la imagen), el derbi, a efectos de nuestra apuesta y de manera ‘virtual’, empezaría con 0-1 a favor del Atlético, por lo que el Real Madrid tendría que ganar por 2 o más goles de diferencia (2-0, 3-0, 3-1…) para que nuestra apuesta sea ganadora.

¿Cual es el hándicap 2.0?

Del mismo modo, si apostamos por el Atlético de Madrid con hándicap +2 (Atlético de Madrid (+2) en la imagen), estaremos diciendo que, virtualmente, el choque empieza 0-2, y por tanto, todo empate o resultado que no sea una victoria madridista por 3 o más goles de diferencia nos haría ganar la apuesta. Incluso una derrota por 1-0 del Atlético nos haría ganarla. Como es lógico, las cuotas fluctúan en función del grado de dificultad del hándicap al que queramos apostar.

¿Qué es el Hándicap Asiático?

Si jugamos al hándicap asiático tradicional, nos valdrá la misma explicación que en el hándicap europeo, con sólo una variante: en el hándicap asiático, como ya explicamos, se eliminan los empates. Esto quiere decir que, si después del resultado final, y con el hándicap aplicado, hay un empate, nos devuelven el importe de nuestra apuesta. Siguiendo con los ejemplos anteriores, si jugamos a favor del Real Madrid con hándicap asiático -1, y el partido acaba 1-0, en nuestra apuesta habrá acabado 1-1, y por tanto, se nos devolvería el importe apostado.

¿Cuál es la gran pega? Que, evidentemente, esta ventaja para el apostador se traduce en que el hándicap asiático ofrece cuotas ligeramente menos atractivas. Sacrificamos beneficios por seguridad.

Hándicap asiático de medio gol

El primer hándicap asiático que hemos analizado es el de gol entero, en el que no hay decimales. Sin embargo, éstos pueden aparecer. La modalidad de hándicap asiático de medio gol, nos ofrece mercados como, por ejemplo, apostar a que el Real Madrid gana con hándicap de -1,5. Esto modifica un poco los supuestos en los que ganamos la apuesta o la perdemos, y termina por eliminar definitivamente las posibilidades de empate (por ejemplo, si el Real Madrid gana el partido en este supuesto, no empatamos, sino que seguimos perdiendo nuestra apuesta al ser el resultado final de 1-1,5).

Hándicap asiático mixto

Por rizar el rizo, los más ‘frikis’ juegan a este tipo de hándicap, que ‘parte’ el importe de nuestra apuesta en dos apuestas diferentes. Por ejemplo, apostar a que el Real Madrid gana al Atlético con hándicap de -0,5 & -1, supondrá que, si apostamos 5€, 2,50€ serán jugados al hándicap -0,5, y otros 2,50€ serán jugados al hándicap -1, y las apuestas se resolverán de manera independiente. Si apostamos 10€, se destinarían 5€ a cada supuesto, y así sucesivamente.

 

5 consejos sobre las Apuestas de Hándicap

Terminamos este repaso enumerando una serie de claves que, a nuestro juicio, deberíamos tener en cuenta siempre que nos liemos la manta a la cabeza, y vayamos a usar las apuestas de hándicap, sobre todo, si es por primera vez. No son mercados fáciles de entender, y por ello, son consejos que, como poco, tendríais que escuchar:

  1. Aprende primero. Repasa este tutorial todas las veces que lo necesites, y practica con lápiz y papel si es necesario, antes de hacer tu primera apuesta de hándicap. Crees que lo has interiorizado, pero luego, cuando pierdas alguna apuesta, podrías preguntarte: «¿Pero con este resultado no ganaba mi apuesta?» Creernos, son muchísimos los jugadores que creen haberlo entendido, y después tardan en aprender de verdad la mecánica. Estad muy seguros de cómo funciona el hándicap antes de usarlo.
  2. Estudia a tus favoritos.Directamente relacionado con el primer punto, está el comprender cuándo los mercados de hándicap son valiosos, y cuándo no. No tiene sentido usarlos en un partido igualado, o al menos, no si pretendemos ir a asegurar nuestras apuestas. En uno teóricamente muy desnivelado, sin embargo, sí. Cuando sepas cuándo una apuesta de hándicap merece la pena y cuándo no, entonces, ya habréis interiorizado la mecánica.
  3. Observa las cuotas. No suele haber mucho desnivel entre las cuotas que exhiben los mercados de hándicap, y las probabilidades que estima la Casa de Apuestas sobre que se produzca un resultado determinado. Por tanto, si ves una cuota de 4.00 o de 5.00 en un mercado de hándicap que considerabas muy factible, piénsalo dos veces antes de apostar… o al menos, apuesta sabiendo que estás arriesgando mucho. No hay que volverse loco. Para eso está el repaso a los últimos resultados de los dos equipos, para ver si concuerdan con lo que estamos apostando.
  4. Revisa tus fallos. Seguramente, no empieces ganando, o no mucho, si nunca has hecho una apuesta de hándicap. Así que sé muy metódico a la hora de analizar por qué pierdes, y revisar los resultados de tu equipo o tu jugador escogido.
  5. No te obsesiones… y no abuses. Haber aprendido los tipos de apuestas de hándicap, o que te gusten mucho, no significa que ahora tengas que jugar siempre a esos mercados. Insistimos: aprende a identificar cuándo un evento los requiere y cuándo no.

NOTA INFORMATIVA: En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto 958/2020, de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, toda alusión a bonos o promociones de bienvenida en los contenidos de este blog dejan de tener validez. Para más información de las promociones disponibles entra en www.sportium.es.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies