David Ferrer: “Federer es el mejor tenista de la historia”

 

Tiene 33 años. El tiempo pasa muy deprisa, pero sigue estando entre los mejores del mundo. Su nombre aparece en lo más alto del ranking ATP junto al de estrellas como Djokovic, Federer, Murray o Wawrinka. Justo reconocimiento a un gigante de la raqueta que ha ganado 24 títulos individuales durante su carrera profesional y tres en lo que va de temporada: Doha, Río de Janeiro y Acapulco. Es el mejor jugador español de 2015 y promete seguir dando mucha guerra en los próximos torneos. Juego, set y partido. Así es la vida de Ferrer. Intensa. Apasionante. Un “match ball” continuo. Sin red. “Te lleva al límite”. Son palabras de Rafa Nadal. 

NADAL ES ÚNICO EN EL TENIS MUNDIAL. GRACIAS A ÉL HE EVOLUCIONADO MUCHO. ES EL MEJOR TENISTA ESPAÑOL DE LA HISTORIA Y UNO DE LOS MEJORES JUGADORES DE TODOS LOS TIEMPOS

ME CONSIDERO UN PRIVILEGIADO. HE CONSEGUIDO MUCHÍSIMO MÁS DE LO QUE PODÍA IMAGINAR. GANAR TÍTULOS Y ESTAR ENTRE LOS MEJORES DEL MUNDO ES DIFÍCIL DE ASIMILAR

NO SE PUEDE GANAR SIN ANTES PERDER. LA VIDA TE DA LECCIONES. HAY QUE EQUIVOCARSE PARA APRENDER. ME APASIONA MI PROFESIÓN Y COMPETIR

 

¿Cómo te encuentras en esta etapa de tu vida?

Bastante bien. Me veo competitivo. El año pasado hubo momentos complicados, pero he recuperado la ilusión y motivación. Estoy más tranquilo en el aspecto mental. Cuando ves que las cosas salen bien todo es mucho más fácil. Hay jugadores jóvenes que vienen muy fuertes físicamente. Hay que evolucionar. Disfruto mucho más jugando al tenis que cuando era joven.

Define a Nadal…

Es el mejor tenista español de la historia y uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Se merece todo lo que ha conseguido. Para mí es un honor haber coincidido con él. Le admiro como jugador y como persona. Es único en el tenis mundial. Un líder. Rafa solo hay uno. Nunca he visto a un jugador con una fuerza mental como la suya. Gracias a él he evolucionado mucho.

¿Ves a Djokovic mucho tiempo como número uno?

Lo que ha conseguido es increíble. Está al nivel de leyendas del tenis como Federer o Nadal. Si mantiene ese ritmo será muy difícil desbancarle.

¿Quién es el mejor tenista al que te has enfrentado?

Roger Federer. Un genio. Verle jugar es un placer. Además es un caballero en la pista. Para mí es el mejor tenista de la historia.

¿Tienes amigos dentro del circuito?

Claro. Pasas muchas horas en el circuito y coincides con gente que merece la pena.

¿Ídolo del tenis?

Andre Agassi. Tuve la oportunidad de jugar contra él y cuando coincidimos en el vestuario no sabía si calentar o pedirle un autógrafo. También me gustaban mucho Sergi Bruguera, Carlos Costa, Ivan Lendl y Marcelo Ríos.

¿Victoria inolvidable?

El Masters 1.000 de París-Bercy. Gané en la final a Janowicz. También recuerdo con mucho cariño el partido que jugué contra Del Potro en la final de la Copa Davis en Sevilla o contra Stepanek en la final de Barcelona 2009.

¿Lo peor en la vida de un tenista profesional?

Viajar tanto es duro. Cuesta estar cada semana en un aeropuerto distinto. Pasas mucho tiempo fuera de casa. Me gusta estar con los míos. Echas de menos tu hogar y la gente que te quiere.

¿Soñaste de niño con llegar tan lejos?

He conseguido muchísimo más de lo que podía imaginar. Ganar títulos y estar entre los mejores del mundo es difícil de asimilar.

¿Qué te motiva a seguir compitiendo al máximo nivel?

Me apasiona mi profesión y competir aunque sé que hay cosas mucho más importantes. Mantengo el compromiso de dar lo máximo en cada partido. Es muy gratificante enfrentarte a los mejores jugadores del mundo. Eso significa que estás cerca de los objetivos. Cuando estás arriba ya no quieres bajarte. Huyo del conformismo. Caer en la rutina y no buscar soluciones. He aprendido a pasarlo bien. Disfruto más del camino hacia el éxito que del minuto concreto en el que ganas un torneo. Es una sensación extraña.

¿Has renunciado a muchas cosas?

Renuncias a tener una juventud como el resto de tus amigos, pero todo compensa. Me considero un privilegiado. Tengo la suerte de vivir de lo que más me gusta.

¿Qué sientes justo antes de saltar a la pista?

Nervios. Te juegas mucho en cada partido. No puedes salir relajado.

¿Has llegado a tu límite?

Nunca conocemos el límite de las personas, pero seguramente estoy muy cerca del mío. He aprendido a evolucionar aceptándome como soy. Me gusta vivir el presente, el día a día, sin preocuparme de lo que no puedo controlar.

¿Cómo es posible aguantar horas y horas físicamente en la pista?

Estoy acostumbrado a hacer kilómetros desde pequeño. He mejorado la coordinación para no correr tanto. Mi juego se basa mucho en el aspecto físico por lo que tengo que concentrarme mucho mentalmente. Soy un jugador de lucha, y pelear al máximo cada punto. Es un premio estar todas las semanas jugando. Afronto mi vida en el circuito con otros ojos. Soy más positivo. Veo el vaso medio lleno.

¿Qué plan tienes para estar siempre en forma?

Intento dosificarme para ser competitivo. He tenido la suerte de no tener nunca una lesión importante ni estar más de un mes parado. Me gusta cuidarme y evolucionar en la preparación física. Con el paso del tiempo te das cuenta que es fundamental recuperarte bien. El calendario es muy exigente. No tienes casi tiempo para descansar.

¿Cuál es tu superficie preferida?

Me gusta mucho jugar en tierra batida y en pista rápida. En Roland Garros disputé mi primera final de un Grand Slam.

¿Tres cualidades que te gustaría tener?

La garra y la mentalidad de Nadal, la derecha de Federer y el saque de Raonic.

¿El torneo más difícil de ganar?

Wimbledon. Me cuesta adaptarme a la hierba porque jugamos muy pocos torneos al año.

¿Objetivos a corto plazo?

Seguir entre los ocho mejores jugadores del mundo, no lesionarme y hacer el mejor tenis posible.

¿Qué le dirías a los niños que te ven como un ejemplo a seguir?

Practicar deporte siempre es bueno. Lo más importante es disfrutar. Divertirse. Hacer grupo. Fomentar los valores. Para llegar lejos intervienen otros factores como el talento, suerte o compromiso. Hay que tener mucha vocación y ser fuerte mentalmente.

¿Cuesta asimilar una derrota?

Ya no me enfado tanto. Trato de entenderlas para digerirlas mejor. El pasado es pasado. Lo bueno del tenis es que siempre tienes la posibilidad de una revancha. No se puede ganar sin antes perder. Hay que equivocarse para aprender. La vida te da lecciones.

¿Piensas en la retirada?

Ahora mismo ni me lo planteo. Cuando no me divierta en la pista será el momento de irse. Quiero estar por lo menos dos años más ofreciendo mi mejor tenis y tener la conciencia tranquila por haber dado todo hasta el final.

¿Qué te gustaría hacer cuando llegue ese momento?

Algo relacionado con el tenis, como intentar aportar como entrenador todo lo que he vivido en la pista. Lo que tengo claro es que no viajaré tanto como ahora.

¿Molesta la fama?

No. Hay que ser agradecido. Cuando eres famoso la gente quiere estar a tu lado. Diferencio muy bien entre las personas que me quieren de verdad y los que se acercan simplemente por interés. No me considero ejemplo de nada. Fuera de la pista somos gente muy normal.

¿A qué te hubieras dedicado de no ser tenista?

Quizá habría sido fisioterapeuta. Me gusta mucho todo lo que tiene que ver con la preparación física.

David Ferrer_02

Admirador de Gandhi y Mandela, gran lector y apasionado de la historia. La cara B del “Tiburón”

Devora los libros. Le interesa todo lo relacionado con la cultura. Apasionado de la historia. Podría pasar horas y horas hablando de la II Guerra Mundial o la Transición. Se declara un admirador de Mahatma Gandhi, abogado, pensador y figura central del movimiento de independencia indio para erradicar la violencia activa. Otro referente en su vida es Nelson Mandela, líder activista sudafricano involucrado en la lucha contra el apartheid y Premio Nobel de la Paz en 1993. Gran aficionado a los libros de autoayuda y superación para enfocar la vida. También lee muchas autobiografías. Disfruta con las novelas y manuales de filosofía. En una gira de dos semanas puede leer tres libros.

Sigue con interés el fútbol. De pequeño jugaba mucho de centrocampista con sus amigos en la calle. Se fijaba en Romario y Laudrup. Su equipo es el Valencia, pero reconoce igualmente su simpatía por el Barcelona. Siempre dispuesto a las tertulias deportivas. Tiene una calle con su nombre en El Arenal, en Jávea. Allí se crió desde los tres años. Le gusta entrenarse en la playa, hacer turismo y los videojuegos. Utiliza las redes sociales con frecuencia. Su entorno más cercano le conoce como el “tiburón” por su competitividad en la pista. Es hijo de un contable y una profesora. Su padre jugaba al tenis en el equipo de su pueblo. Cuida su imagen. Viste bien. Icono publicitario.

 

Muy personal

Me gusta… escuchar a la gente

Disfruto… de mi familia y mis amigos

Plan perfecto: un domingo en la playa con la familia y amigos

Familia: fundamental

Soy… sensible

¿Supersticioso? No

Valoro… la palabra de una persona

Me preocupa… que los niños pasen hambre

Empecé en el tenis… por diversión, con 7 u 8 años

Torneo favorito: Roland Garros

Torneo especial: Valencia, Godó y Madrid

Sueño deportivo: participar en otros Juegos Olímpicos

Copa Davis: un honor

Virtud: fallar menos que los demás

Defecto: desordenado

Otros deportes: fútbol, pádel y ciclismo

Un lugar: Jávea

Ciudad para visitar: Nueva York, Tokio y París

Desayuno: fruta, tostadas con jamón york y un café con leche

Comida: paella valenciana

Canción: “Lo más lejos a tu lado”, de Fito y Fitipaldis

Película: La vida es bella

Color: azul

Personaje histórico: Napoleón