Apuestas de caballos: Cómo disfrutar aprendiendo sus trucos

Apuestas de caballos

Creo que ya os he contado en algunas ocasiones (si son muchas, corregidme, que últimamente parezco el abuelo cebolleta) que hace algunos años tuve la inmensa fortuna de vivir durante un tiempo en Londres. A la pérfida Albion me llevó el hecho de no tener trabajo, como muchos españoles ‘hijos de la crisis’, y también mi conocimiento y pasión por los deportes. En la Gran Bretaña, como no podía ser de otra forma, aprendí, me aficioné y también empecé a trabajar en el maravilloso mundo de las apuestas deportivas y el juego online. Pero también me abrieron la mente a un mundo al que nunca antes le había prestado atención: las apuestas de caballos.

Bono 200€

Las carreras de caballos son toda una religión en Inglaterra. Y aunque no podáis creerlo, incluso en España, representan uno de los volúmenes de apuestas más grandes después del fútbol. ¿Qué por qué? Pues porque las apuestas de caballos, como las carreras, son algo apasionante, divertido y siempre emocionante hasta el último suspiro. No, para nada os estoy vendiendo la moto. Yo también fui muy escéptico hasta que mis primeros colegas ingleses me llevaron a un hipódromo. Allí aprendí a agobiarme con cada apuesta en vivo, relacionarme con los ‘Gentlemans’ vestidos de etiqueta y sentir la pasión que los ingleses destilan con cada cabalgada de sus Jockeys.

Pero cuidado, que las apuestas de caballos son todo un mundo. Normalmente no son atractivas al principio pero cuando empiezas a entender (y a ganar), ya no puedes parar. Y no todo se reduce a ‘ganador de una carrera’. Hay mercados y combinaciones por doquier, así que nunca está de más que las conozcáis, por si alguna vez os apetece salir un poco de la monotonía de las apuestas de fútbol.

Ganador… y Colocado

Vale, ya repasamos estos conceptos alguna vez, pero conviene que los tengas en mente. Además de saber qué condiciones hay que tener en cuenta a la hora de escoger un vencedor en una carrera, cosa que te explicamos aquí, elegir mercado es importante para acotar opciones de éxito.

Básicamente, la explicación a la apuesta a ganador de una carrera no requiere de mayores explicaciones. Ahora bien, como una apuesta a ‘resultado exacto’ en fútbol, apostar a ganador hace que podamos obtener mucho beneficio, pero siempre es arriesgado al existir solo una única opción para poder acertar. Apostar a ‘Ganador colocado’, sin embargo, siempre viene bien cuando no estamos seguros de a qué caballo apostar, o bien lo tenemos claro pero no tanto el hecho de que vaya a ganar seguro. Apostando a colocado, estaremos escogiendo que nuestro caballo queda entre los primeros. Concretamente, entre los dos o los tres primeros, dependiendo de cada carrera y número de participantes. La cuota es más baja… pero hay más opciones.

Distancia entre ganador y la 2º Plaza

Este es un mercado muy interesante, sobre todo si ya tenemos algo de idea y experiencia en apuestas de caballos. Consiste en apostar a la distancia que habrá, como el propio nombre de dicho mercado indica, entre el caballo que se clasifica en primera posición y el segundo. Pero ojo, que la apuesta consiste en adivinar la distancia en todas y cada una de las carreras que componen un EVENTO de caballos.

Cheltenham, Ascot, el Grand National… la lista de grandes eventos en cuanto a carreras de caballos es enorme

Vale, no os pongáis nerviosos, que ya os veo preguntándoos que es eso de evento… veamos. Normalmente, los hipódromos más famosos de Inglaterra dan nombre a certámenes consistentes en varias carreras que se disputan en uno o varios días. Por tanto, si por ejemplo un evento consta de 7 carreras, tendremos que determinar la distancia total entre primero y segundo sumando las distancias de todas esas carreras. Esta distancia se mide en ‘Cuerpos’. Pongamos un ejemplo práctico:

Dentro de esas siete carreras que componen el evento, el mercado ‘Distancia entre el ganador y la 2º Plaza’ nos ofrece las siguientes opciones:

  • Por debajo de 18 Cuerpos
  • Entre 18 y 27 Cuerpos (Inclusive)
  • Por encima de 27 Cuerpos

Un ‘cuerpo’ es la medida de un caballo de hocico a cola (2 metros y 40 centímetros, aproximadamente). Son los hipódromos van facilitando los cuerpos de distancia que van habiendo al final de cada carrera. Si la distancia entre primero y segundo ha sido de menos de un cuerpo, se establecen las siguientes medidas:

  • Corta Cabeza: equivale a 0.1 Cuerpos
  • Cabeza: equivale a 0.2 Cuerpos
  • Cuello: equivale a 0.3 Cuerpos
  • Medio Cuerpo: equivale a 0.5 Cuerpos
  • Tres Cuartos de Cuerpo: equivale a 0.75 Cuerpos

Así pues, si en el ejemplo que estábamos comentando, los resultados de las distintas carreras ofrecen distancias de 4, 0,5, 6, 5, 3, 4,5 y 1, la distancia total será de 24 cuerpos. Si hubiésemos apostado a entre 18 y 27 cuerpos, nos llevaríamos la apuesta.

Gemelas y Tríos

Llegados a este punto, si aún seguís conmigo no sé si llamaros valientes o parapetarme detrás de un paraguas para evitar reproches. Los ingleses son un poco peculiares, ¿verdad? ¿Estáis ya hechos un lío? Bueno, acabaremos con dos breves descripciones de otros dos tipos de mercados de apuesta que no son tan complejos: las ‘Gemelas’ y los ‘Tríos’.

En ambos casos, es una apuesta directa para adivinar qué caballos coparán las dos o las tres primeras plazas de una carrera. Si hablamos de ‘Gemelas’, se tratará de adivinar a los dos primeros, y si es un ‘Trío’, los tres primeros.

Hasta ahí, todo perfecto, pero se requiere una matización: las ‘Gemelas’ y los ‘Tríos’ pueden ser reversibles y no reversibles. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si no escogemos esta modalidad en ninguno de los dos casos, tendremos que adivinar de forma exacta qué caballo quedará primero, cuál quedará segundo… y si es un ‘Trío’, quién quedará en tercera posición. Si añadimos el factor reversible a nuestra apuesta, nos dará igual en qué orden queden los dos o los tres caballos, siempre que sean los que hemos escogido y estén en las dos, o en las tres primeras posiciones de una carrera. Algo así como la opción ‘colocado’. Cuota menos ambiciosa… pero menor riesgo.

¿Todo controlado? Ya, supongo que todavía no… pero paciencia. Las apuestas de caballos son interés, práctica, constancia y aprendizaje. Y seguro que en un tiempo, sois los auténticos Reyes del hipódromo. ¡Adelante!