La pizarra del maestro de las apuestas Liga Endesa

Apuestas Liga Endesa

Siempre he dicho que mi deporte favorito es el fútbol, que eso de darle patadas a un balón me apasiona como a nadie. Pero tengo que reconocer una cosa: a la hora de la verdad soy un auténtico ‘manta’ cuando me toca ejercer de futbolista. Si vas a salir a la calle y estoy de por medio con una pelota, mejor que te apartes. Eso sí, hay una actividad en la que todavía no he encontrado un rival a mi altura. Cuando llega el fin de semana y como en casa con mis padres -ya sabéis, mi madre prepara una remesa más copiosa de lo habitual- lo normal es que después les ayude a recoger la mesa. Qué menos. Entonces, cuando llego a la cocina con los platos y las servilletas de papel arrugadas, cruzo una mirada cómplice con mi señor padre. Él ya se conoce la rutina. Pone el pie en el pedal que abre el cubo de la basura, y desde el otro lado de la cocina yo voy lanzando todo lo que tengo a mano: las servilletas, las mondas de mandarina… todo vuela entre cacharros, encimera y fogones, pero no armo ni un solo desastre. Todo va dentro. Aunque a mi madre le sigue pareciendo fatal, pese a que mi padre y yo nos reímos mucho.

Lo mismo pasa cuando salgo a dar una vuelta con mis colegas, o si por ejemplo me toca hacer la colada en casa aprovechando que tengo una lavadora de esas que se abren por arriba. Pañuelos a la papelera o camisetas al cesto, me es igual con qué factores repita la fórmula. Lo mío es el baloncesto. Y es que me lo dicen muchos. De haber nacido más alto, seguramente le hubiese podido cantar las cuarenta al Felipe Reyes de turno.

Y es que el baloncesto es un deporte mucho más agradecido que el fútbol en su vertiente amateur. A todos nos gusta eso de lanzar cosas a una canasta improvisada, y es una actividad que puede realizarse de forma mucho más ‘callejera’ y menos preparada que el deporte Rey. ¡Y además es adictivo y emocionante! En España tenemos la mejor Liga del mundo después de la NBA. Pero pocos conocen las apuestas deportivas a esta disciplina, así que, al igual que ya os dimos los mejores consejos para apostar en la NBA, aprovecho esta anécdota para enseñaros las interioridades del mundo de la Liga Endesa y las apuestas deportivas.

La Liga Endesa, cosa “casi” de dos

Si uno analiza los números, en los últimos nueve años sólo una vez salió un equipo campeón de la Liga Endesa distinto al Real Madrid o al FC Barcelona Lassa, y fue el Baskonia (2010). Del mismo modo, sólo en nueve temporadas del total de 59 (este año serán 60) en las que se disputó la antigua Liga Nacional de Baloncesto o el formato actual de competición, ganó un equipo distinto a los dos grandes que, como se puede ver, también lo son en baloncesto como en fútbol. El basket y, concretamente, la Liga Endesa, son competiciones donde pese a que hay un elevado nivel de espectáculo los favoritos suelen imponerse casi siempre con escaso margen de error.

Divina Seguros Joventut (1967, 1978, 1991, 1992), Baskonia (2002, 2008, 2010), Unicaja (2006) e ICL Manresa (1998) son los únicos 4 equipos que han ganado la Liga aparte de Real Madrid y FC Barcelona Lassa

Quizá por eso, apostar por los favoritos en el mercado de ‘Ganador’ (el homólogo al 1×2 del fútbol) no suele ser rentable, al ser las cuotas bastante bajas si queremos apostar por el equipo fuerte. Alguna sorpresa fuera de casa en temporada regular, donde los favoritos a veces se confían sabiendo que la hora de la verdad llega con los Playoff, pero poco más. Salvo que tengamos una auténtica corazonada en algún duelo concreto debido al momento puntual de ambos equipos, a alguna racha ganadora del conjunto no favorito o a una mala temporada de un grande, no es un mercado que nos vaya a dar excesivas alegrías. Pero tranquilos, que hay alternativas.

Jugando en ataque y en defensa

Sin duda, la mejor si queremos jugárnosla por un bando u otro en un partido de la Liga Endesa es el mercado de hándicap, o lo que es lo mismo, apuestas con diferencia de puntos. Aquí entrará en juego nuestra sabiduría baloncestística. Y ojo, que el baloncesto es un deporte en el que, a diferencia de otros, es sencillo descifrar los puntos fuertes de unos u otros. Por la composición de las plantillas y los tipos de jugadores sabemos qué equipo es tendente a puntuar desde el perímetro o la pintura, quiénes son especialistas en los tiros de tres o juegan a marcadores bajos usando defensas férreas para luego correr y anotar en el poste bajo. Eso nos da mucha ventaja.

Así que, si por ejemplo quieres apostar por un FC Barcelona Lassa cuyas cuotas están muy bajas en un partido determinado, siempre puedes acudir al mercado de hándicap y jugártela a una diferencia de ocho, diez o más puntos. Eso te dará el beneficio extra que buscas en un juego de posibilidades en el que la probabilidad de que los favoritos caigan es bastante menor que en otros deportes.

Un breve repaso a la historia de la Liga Endesa.

Un breve repaso a la historia de la Liga Endesa.

La clásica ‘carrera de puntos’

Sin embargo, puedes ser aficionado a apostar en partidos de pronóstico mucho más complicado. O simplemente no quieres tomar partido por nadie porque no lo tienes claro. En ese caso, tu mercado en la Liga Endesa es el mercado de puntos totales. De ese modo apuestas, pero te dará igual el resultado del partido en sí. Lo que buscamos es adivinar si sumando los puntos de uno y otro equipo superaremos una determinada marca. En este sentido, vuelve a ser fundamental conocer bien a los equipos.

Conjuntos con hombres especialistas en el lanzamiento de tres o que basen sus victorias en rachas de parciales de mucha anotación nos llevarán a encuentros de marcador alto

Y, por el contrario, encuentros con equipos que basan sus puntos fuertes en defender bien podrían hacer que los marcadores sean bajos. Es cuestión de analizar, ver quién es favorito y adivinar por qué derroteros irá el partido.

Mercados de intervalos

Para terminar, una modalidad propia de deportes como el baloncesto y, por ello, bastante singular y original. ¿Sabes que tu equipo suele salir dormido a los encuentros? ¿Estás convencido de que los tuyos son capaces de levantar diferencias de hasta 20 unidades? Entonces, las apuestas de intervalos son las tuyas. Se trata de la misma mecánica que en los mercados de hándicap o de puntos totales, pero apostando a un cuarto o a una mitad. Seguramente, los aficionados del Real Madrid de Pablo Laso en los últimos tiempos serán aficionados a estos mercados, puesto que el conjunto blanco suele ser una montaña rusa que tan pronto recibe muchos puntos como hace parciales auténticamente demoledores. Podemos jugar con ello.

En cualquier caso, para apostar a la Liga Endesa sólo tienes que tener claras tres cosas: Pasión por el baloncesto y sus momentos de infarto; conocer un poco el perfil de los distintos equipos y jugadores, y tener clara una estrategia a seguir a largo plazo con tus apuestas. Con eso y un poco de paciencia, el parquet será tuyo. Porque, como dijo el sabio, “¡la vida puede ser maravillosa!”