Saca partido a las ciegas en póker: 4 usos prácticos

Saca partido a las ciegas en póker: 4 usos prácticos

|

10/07/2020

Las ciegas en póker texas Holdem dan pereza. Nadie quiere ser ciega grande en póker, pero ni tan solo pequeña. Eres ‘dealer’, una de las posiciones en la mesa de póker más divertidas, pero a partir de ahí todo va mal. Cada vez hay menos manos jugables, el listón sube, hasta que llegas a UTG y solo valen cartas altísimas… ¡y otra vez vuelven las ciegas!

Tienes una mano mediocre o directamente mala y te toca pagar. Depende del punto de la partida, te queda un stack de 1000 y te toca pagar 100 sí o sí con 3-7 de diferentes colores. Pero las ciegas en póker texas Holdem no siempre serán así. En algunos momentos, por no decir que en la mayoría, les podrás sacar partido. Pero antes de nada, si a nadie le gustan… ¿por qué hay ciegas en póker?

Básicamente, las ciegas sirven para garantizar que habrá juego en todas las manos, o como mínimo intentar maximizarlo. Míralo desde el otro lado. Cuando tengas tus AA, desearás que haya ciegas en póker texas Holdem para que alguien juegue contigo de forma obligatoria, no querrás que nadie intervenga, ¿no? Si no hubiera ciegas y antes, probablemente en muchas manos el juego se estancaría mucho. Por lo tanto, son un mal menor y necesario… ¿pero siempre son un mal?

1- Esconde tu monstruo con las ciegas de póker

En algunos contextos, ser ciega grande puede beneficiarte. Si tienes una mano premium y eres ciega grande en póker texas Holdem, el contexto te puede beneficiar. ¿Como? Fácil, es la mejor forma de esconderlo y tendrás información previa para decidir. Si eres UTG y tienes AA, tendrás que entrar pegando fuerte, con lo cual se te podrá encasillar fácilmente. 

Si embargo, si tienes esos AA y estás en ciega grande, el abanico es mucho más grande. Si la mano llega limpia, solo con algún ‘call’, una subida tuya puede ser interpretada como un intento de defender la ciega. Lo mismo pasaría con una subida previa. Tienes la opción de dar un ‘call’ escondiendo toda la información posible, o resubir sin que se te sitúe (necesariamente) en rangos grandes. 

En definitiva, ser ciega grande en póker Texas Holdem es una forma ideal de distorsionar la información sobre tu juego, lo cual te hará mucho más imprevisible. 

2- Mejora tus rangos de manos

Si una mano llega limpia (o relativamente limpia) a tus ciegas, el mano que podrás manejar es mucho más grande que en otras posiciones. En ocasiones, una pareja baja en mano es una buena idea para jugar, siempre y cuanto no comprometa más de un 10% de tu stack (idealmente). 

¿Sería buena idea igualar desde el UTG? Probablemente sí, pero siempre puede encontrarte con más jugadores de por medio que resuban. En cambio, si estás en la ciega, solamente tendrás que pasar o igualar en pequeña medida para ir a buscar tu jugada maestra, siempre con menos riesgos. Este es uno de los puntos en los cuales ser ciega en póker te puede beneficiar

3- Roba ciegas de póker con menos riesgo

A pocas personas en sus cabales se les ocurriría intentar robar una ciega (de 200 fichas más 100 de la pequeña) desde UTG, arriscando 400-600 fichas, con 5 o 6 jugadores de pro medio por hablar. Sin embargo, si eres ciega pequeña, puedes meter 300 fichas más en el caso anterior para intentar llevarte los 200 de la grande, si la mano llega limpia. O con algo más, puedes llevarte el ‘call’ de algún ‘fisher’.

Y lo mismo si juegas la ciega grande en póker. Puedes duplicarla o triplicarla (sin añadir mucho riesgo, pues ya pagabas la ciega”de base”) e intentar llevarte algun ‘call’ de novatillo o de la ciega pequeña. Y todo eso, quitando la opción de que algún rival tenga buena mano, como podría pasarte si eres UTG. Puedes hacerlo de cualquier forma, pero si intentas este robo con una mano ‘suited’ o conectores, algo decente en definitiva, aún sacarás algo. 

4- Fuérzate a jugar

Este último punto es sobretodo psicológico, pero no por ello es menos importante. Uno de los errores que cometen muchos novatos en el póker es desarrollar una juego muy pasivo, pensando que así se aseguran entrar en premios. Esta estrategia tiene las patas muy cortas, pues si quieres ganar dinero tendrás que ganártelo.

Es más, cada mano que estás en condiciones de ganar pero no juegas, es un coste de oportunidad enorme. No pienses como que ahorras fichas, cada mano que ganarías y no juegas estás perdiendo 100, 200 o 500 fichas. ¿Eres ‘dealer’ y ninguna de la ciegas te aguantaría un ‘raise pero ‘foldeas’? Acabas de perder 300 fichas. Si eres ciega, por bien o por mal, no te lo podrás permitir. En este sentido, los bonos de bienvenida son una gran herramienta para jugar a póker gratis y ganar rodaje y perder miedo a entrar en manos.

Archivado en:

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies