Orden de manos del póker: Chuleta y mejores combos

|

28/10/2022

Si has jugado al póker presencial, siempre hay alguien que pregunta por el orden de las manos del póker. Está el amigo que pide una chuleta, el que pregunta a cada jugada… En este artículo, encontrarás esta explicación de la jerarquía de las jugadas de póker, y una guía con las mejores manos en tu estrategia de póker.

Con este listado, evitarás cometer errores con el orden de las manos de poker, pero también aprenderás a jugar mejor. No querrás estar celebrando una victoria con tu doble pareja ante el trío del rival, pero tampoco querrás saber si las dos cartas que te han dado forman parte de una buena estrategia o no.

Antes de ir a por la guía… ¿Cómo se gana en el póker? Para llevarte el bote, deberás ser el último jugador en apostar, es decir, que nadie siga tu apuesta. De no ser así, se llevará el bote quien tenga una mejor combinación, que puede ir desde la carta más alta hasta la escalera de color, pasando por la pareja más alta o la escalera.

¿Cuál es el orden de las cartas de póker?

Empezamos con lo peor, pues es lo más frecuente… Recuerda que en el orden de manos de póker se tienen en cuenta las mejores cinco cartas entre las cinco comunes y las dos de cada mano de cada jugador. ¿YA TE LAS SABES TODAS? ENTONCES… ¡BAJA A LA ARENA A JUGAR!

  • Carta alta: Si nadie tiene ninguna combinación, se va a llevar el bote la carta más alta. En pocas ocasiones ganarás algo con carta alta. ¿Qué pasa si dos jugadores tienen la misma carta alta? Se seguirá de forma correlativa hasta que uno de los dos tenga una más alta.
  • Pareja: Tienes pareja cuando entre las cinco cartas comunes de la mesa y las dos de tu mano dos son iguales. Si dos jugadores tienen pareja, gana la más alta. Si ambos tienen pareja de K, por ejemplo, se desempataría por la 3ª carta alta, y si sigue siendo la misma, a por la 4ª y así sucesivamente
  • Doble pareja: Dos parejas a la vez entre las 7 cartas. En caso de empate, gana la pareja más alta, si es la misma, la segunda pareja. Si las dos parejas están compartidas, la 5ª carta alta.
  • Trío: Dos cartas iguales. En caso de empate, se sigue la lógica anterior (valor del trío y valor de las otras dos mejores cartas). Recuerda que en el orden de las manos de póker nunca importará la sexta carta. 
  • Escalera: Cinco cartas consecutivas, siendo indiferente su color. Importante: Si van del 2 al 6, será indiferente que alguien tenga un A en su mano, pues no importa la sexta carta. Pero si alguien tiene el 7 sí, porque tendría una escalera más alta (3-7 vs 2-6)
  • Color: Cinco cartas del mismo palo. En caso de empate, carta alta.
  • Full House: Una pareja y un trío. En caso de empate gana el trío, y si es el mismo, la pareja. Si tanto el trío como la pareja son iguales, se empate, pues solo se juega con 5 cartas. 
  • Póker: Cuatro cartas del mismo valor. Si se cumple el extraño caso que las 4 están en la zona común, desempataría la primera carta alta.
  • Escalera de color: Escalera y color a la vez. La combinación más fuerte en el orden de manos de póker sería la escalera real de color, no porqué sea mágica, sino porqué sería la escalera de color más alta posible.
orden-manos-poker

 

Así… ¿Quién gana póker o escalera? El póker es muy superior a la escalera. De hecho, color y full house ya son combinaciones mejores que la escalera, aún siendo peores que el póker. la escalera solamente logra ventaja ante el trío y otras combinaciones menores, aún siendo muy infrecuente.

¿Qué vale más en póker?

Lo que más vale en póker son la escalera de color, el póker o el full House en este orden, pero son manos poco frecuentes. En la mayoría de los casos, con una combinación superior al trío o la doble pareja ya tendrás suficiente para ganar. Teniendo en cuenta esto… ¿Qué cartas ganan en el póker? En la gran mayoría de mesas, la pareja más alta te permitirá jugar con cierta fuerza, siempre mirando la mesa y las jugadas de tus rivales. A partir de la doble pareja o el trío (sobretodo) puedes apostar con cierta seguridad, mientras que cualquier combinación superior a la escalera será ganadora casi siempre. Eso sí, ten en cuenta siempre como están las cartas comunes y tu ‘kicker’.

¿Cuáles son las mejores cartas en el póker? En este sentido, las mejores manos son aquellas con cartas más altas, las combinaciones con cartas aparejadas o bien las cartas del mismo color o consecutivas. Son las que te dan opciones de tener ya ventaja (parejas en mano) o ligar monstruos como trío, full o póker, así como que las combinaciones que logres tengan ventaja (cartas altas). Obviamente, cartas consecutivas y del mismo color te abren la puerta a escaleras o colores.

Las mejores manos de póker

Si quieres dominar la estrategia para jugar preflop, con solo dos cartas en juego, en este artículo sobre los rangos de manos de póker, lo tienes detallado. Más allá de esto, estas son algunas de las mejores duos que puedes encontrar en tu día a día de juego.

  • AA: La mejor mano de poker Hold’em no podía quedar huérfana de apodos. “Los cohetes” o “las vocales” son alguno de ellos. Pero sobre todo “las American Airlines” como referencia a las siglas de la compañía aérea norteamericana.
  • AK: Los americanos la llaman “big slick”, algo así como el “gran resbalón”. Debido a que es una mano muy buena (la 4ª mejor preflop) pero que nos puede dar grandes disgustos. También se conoce como “Anna Kournikova”, en referencia a la guapa tenista porque dice el pueblo malicioso que es muy bonita pero nunca gana nada. Manos como AQ o AJ tienen un poder similar pero inferior.
  • QK: Viendo este tipo de manos de póker compuesta por una reina y un rey era casi inevitable que alguien la bautizase como “el matrimonio” pero sin duda uno de los apodos popularizados y extendidos por Juan Manuel Pastor, referente de las retransmisiones de poker en nuestro país, ha sido el de “los mejillones”. En alusión a CUCA, la famosa marca de conservas.

Manos de póker traicioneras

Estas son manos de póker Holdem aparentemente buenas, pero que te pueden jugar una mala pasada. Son manos del póker jugables, no son cartas que deberías descartar sí o sí, pero cada una en su contexto y momento.

  • A+Carta baja: Una mano de póker Holdem que incluya la carta más poderosa implica una gran responsabilidad. Un jugador novato esta mano, porqué va a resultar impresionado de entrada al ver el as. No hay que demonizar esa mano, pues se puede jugar en determinados contextos, pero no hay que tratarla como un AK o un AQ. Los principales peligros de esta mano de póker son enfrentarnos a un rival con un A más alto. Es buena cuando tenemos buena posición, poco stack o en situaciones avanzadas de la partida, como el heads-up.
  • Los ganchos (JJ): Es una mano buena, de las mejores manos de poker que normalmente jugaremos y ganaremos, pero si tenemos en cuenta como se desenvuelven los demás jugadores. Es una mano de póker Holdem muy poderosa preflop, pero que se vuelve más débil a medida que salen más cartas a flote. Si vemos un A, una K o una Q entre las cartas comunes y se está desarrollando un juego con grandes apuestas, debemos ser capaces de salir a tiempo del berenjenal.
  • QK: ¿Esta no era buena? La mano QK conlleva un peligro similar a cualquier mano que incluya dos figuras (sin A) distintas: JQ o JK. Sobretodo si son del mismo color. Son un tipo de manos muy buenas, pero el hecho de ver dos letras nos puede sobreemocionar y llevarnos a pensar que llevamos una mano invencible, y no es así. Si te resuben preflop (sobretodo jugadores conservadores con muchas fichas de margen), tírate. De lo contrario, un AA, AK, KK o incluso QQ te harán mucho daño.

Analiza cada mano de póker en su momento

¿Y más allá de esto? Con la experiencia, se constata que un 2-7 es mucho peor que un 4-5. Un 2-7 gana por carta alta, pero un 4-5 (ya ni hablamos de si son del mismo color) te abren la posibilidad de una escalera, por ejemplo. Esto también explica que las parejas inferiores se puedan jugar si no se paga una cantidad alta. No porqué creas que un 2-2 es una mano ganadora, sino porque puede acercarte a un trío , o puedes ocultar bien una doble pareja si se dobla una carta común. Ahora bien, si ves 5 cartas que no te combinan, probablemente esos patitos te valgan de poco

Esto explica el poder de un A-K o A-Q también. Aunque no sean parejas firmes, estarás en una clara ventaja ante tu rival. Si los dos ligáis lo mismo, ganarás siempre. Si nadie liga, ganas por carta alta, si los dos tenéis pareja, tendrás la pareja más alta. Si hay color, tu color será vencedor. Ahora bien, jugar un A-K si no ligas, no es lo más deseable. Pero esto ya no te lo enseñaremos en esta guía, esto lo aprenderás con estrategias avanzadas de póker y bajando a la arena.

Archivado en:

NOTA INFORMATIVA: En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto 958/2020, de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, toda alusión a bonos o promociones de bienvenida en los contenidos de este blog dejan de tener validez. Para más información de las promociones disponibles entra en www.sportium.es.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación, así como para mostrar publicidad en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies